Rulos y volumen: cómo será la nueva revolución de los peinados

Las melenas midi con ondas marcan tendencia este año (Shutterstock)
Las melenas midi con ondas marcan tendencia este año (Shutterstock)

Se acercan vientos de cambio en cuanto a fenómenos "trendy" de cabello se refiere. Vientos que despeinan. Y que dejan atrás el reinado del alisado y la planchita.

Y si de largos se habla, la llamada "melena midi" es la estrella de la temporada. Y cuánto más revuelta, mejor. Lo natural, el volumen y las ondas es la última de las corrientes que mejor se asentó entre los principales coiffures del mundo.

"La tendencia es llevar el pelo con mucho volumen y rulos u ondas naturales, incluso en los flequillos. La mejor forma de llevarlos es con un corte en capas, para evitar que se infle y lograr que los rulos caigan con un buen volumen, lo importante es no caer en un corte en bloque", apuntó a Infobae Sergio Lamensa, estilista exclusivo de Sedal.

La tendencia es llevar el pelo con mucho volumen y rulos u ondas naturales, incluso en los flequillos. ¿El largo? Melena midi

Respecto a la longitud del cabello, se espera una actual temporada con cortes a la altura de los hombros: es un poco más largo que el clásico "corte bob" y es otro aliciente a la nueva moda de los rulos. Pero, como si fuera poco, el retoque final para la cabellera son los flequillos con ondas. Es un peinado que se adapta a todo tipo de caras, ya que conduce la mirada hacia el pelo, sin marcar demasiado las facciones.

Chrissy Teigen y su pelazo, lleno de volumen (Shutterstock)
Chrissy Teigen y su pelazo, lleno de volumen (Shutterstock)

En ese sentido, Lamensa destacó que "lo más importante para llevar los rulos es mantener el pelo bien cuidado y nutrido. Hay que lavarlo con un shampoo y acondicionador específicos para rulos. Así se podrá definirlos y permitir que tomen forma y volumen sin que el pelo se encrespe, para controlar el frizz".

Sobre los cortes a seguir de cerca para el invierno 2016, Diego Impagliazzo, estilista exclusivo de TRESemmé, coincidió en que "esta temporada se viene un largo intermedio. La tendencia esta temporada es un corte más escalonado, no entero y con capas para sumarle movimiento al cabello".

"Los cortes irregulares se llevarán con ondas despeinadas, con un efecto desprolijo e irregular. El pelo se desestructura y el movimiento se vuelve protagonista", agregó.

Tras remarcar que "si bien la tendencia de los rulos pisa fuerte en el mundo, la Argentina trata de escaparle un poco", Impagliazzo invitó a sumarse a la tendencia de los rulos de manera más moderada. "Las que no se animan, pueden probar con ondas más o menos pronunciadas, pero no llegan a ser rulos en su máxima expresión. Lo más importante es que las mujeres se están animando a salir del lacio y el volumen y movimiento se están volviendo protagonistas".

Leandro Toscano es el director creativo y dueño de Toscano Hair y destacó que "con la llegada del invierno surgen las ganas de renovar el aspecto, de lucir un nuevo corte de pelo o un color diferente".

A la hora de tomar referencias, los estilistas locales apuestan a España e Italia. "Y dado que estamos perfectamente invertidos en las estaciones climáticas, ponemos como prioridad sus colecciones como inspiración para nuestras tendencias", parafraseó Toscano.

Y detalló uno a uno los cortes que marcan tendencia y que bien podrán inspirar a la hora de elegir un cambio.

El siempre vigente flequillo es la opción para cuando se busca un cambio no tan radical (Shutterstock)
El siempre vigente flequillo es la opción para cuando se busca un cambio no tan radical (Shutterstock)

1- Swag. Es muy sencillo porque es la evolución del bob, "es más largo, lleva capas prolongadas, ondas deshechas y flequillo". Es un peinado que reúne varias de las tendencias de este otoño y que en general favorece a todas las mujeres.

2- Melena midi. Es el corte de pelo más versátil, queda bien a cualquier edad y en casi a todos los rostros. Además, es cómodo y fácil de peinar. Esta temporada se lleva un poco más larga, del bob pasamos al "long bob", por los hombros, y con movimiento. "Midi con raya al medio, nunca para rostros redondos. Se debe aplicar a caras alargadas o con narices protuberantes".

3- Pixie. Los cortos son para mujeres valientes, no todas se atreven a lucir un look a lo garçon. La recomendación del pixie es "para chicas jóvenes y para mujeres mayores que se maquillen de forma habitual. Si no gustan de maquillarse a diario, es mejor lucir una media melena". Esta temporada el pixie se llevará algo más largo, con volumen y ondulado.

En todos los largos, incluso los más cortos, reina la asimetría y el movimiento, que se consigue a través de degradados, desfilados y capas

4- Melena años 70. Para las amantes del pelo largo, la tendencia son las melenas folk o años 70. Largo por el pecho, con capas largas, sinuosas, con movimiento. En cuanto al largo, el pecho se convierte en la referencia perfecta para limitar la melena y evitar caer en un largo excesivo que destruya el look y el estilo por completo. Un look bohemio y natural que puede ayudarte a rejuvenecer.

5- Ondas. Ya llevan varias temporadas y van a seguir. Las ondas se llevan en todas las longitudes. "Suaves y en melenas largas para mujeres con rostros redondos, para ayudar a estilizarlos. Más marcadas y en melenas medias para mujeres con rostros estrechos".

6- Capas. En todos los largos, incluso los más cortos, reina la asimetría y el movimiento, que se consigue a través de degradados, desfilados y capas. "En los rostros alargados tenemos que compensar los volúmenes para dar una sensación visual menos longitudinal. Podemos romper la geometría con volumen en los laterales, cortes degradados, informales y envolventes para redondear".

7- Flequillo. Siempre está ahí y esta temporada de nuevo se lleva; es perfecto para actualizar un peinado, si no se quiere un cambio radical, además el flequillo ayudará a parecer más joven.

La novedad en color: hair contouring

El hair contouring busca resaltar y corregir los rasgos con la colaboración del pelo (Shutterstock)
El hair contouring busca resaltar y corregir los rasgos con la colaboración del pelo (Shutterstock)

El concepto fue incorporado del make up, con sus técnicas de "contouring".

Igual que una mujer con la cara ovalada o redonda no se debe aplicar sombras, tampoco debe hacerse con la tintura o las mechas, ya que estará desperdiciando una oportunidad de realzar el rostro y conseguir un aspecto más favorecedor.

Hair contouring sería una suerte de contorneado del rostro a través de la coloración del cabello. Consiste en aplicar los tonos y tener en cuenta las formas, luces y sombras en el rostro de una mujer.

El hair contouring consiste aplicar los tonos teniendo en cuenta las formas, luces y sombras en el rostro de una mujer

Lo que se busca es resaltar y corregir los rasgos con la colaboración del pelo. Con diversidad de tonos, claros y oscuros, se consigue que la forma de la cara sea la que deseemos.

Va más allá de un color de moda; se trata de una nueva técnica aplicada al rostro que cada mujer tenga, por eso bien podría decirse que la tendencia llegó para quedarse.

Si la mujer tiene una cara redondita o cuadrada, lo ideal es utilizar la técnica con tonos más oscuros en los laterales frontales y más claros en la zona alta.

La modelo norteamericana Chrissy Teigen, cuyo rostro es redondo, contournea su melena rubia con mechas más oscuras en la zona de la cara y más clara en las puntas.

Sarah Jessica Parker y su magia para darle el rubio a la punta de sus mechas (Shutterstock)
Sarah Jessica Parker y su magia para darle el rubio a la punta de sus mechas (Shutterstock)

En rostros diamante, alargados y rectangulares se busca aportar horinzontalidad. En estos casos se usarán más oscuros en la zona alta y frontal para conseguir el efecto barrido de mechas más claras desde las sienes hasta la mandíbula. Para ampliar los rasgos faciales de la cara se mantendrán las raíces y la parte de abajo más oscuras. El único punto importante es mantener alrededor de la cara tonos más claros para enmarcar el rostro y mechas que iluminen ligeramente la zona de las orejas. Así, la cara alargada parecerá más ovalada.

La actriz Sarah Jessica Parker tiene un rostro alargado y contornea su melena potenciando los tonos rubios en puntas y alrededor del rostro.

La clave del hair contouring en rostros triangulares o corazón es conseguir la armonía. Con el fin de suavizar la forma de la barbilla sin ampliar la frente, se aplicará oscuras en la parte superior de las áreas de la cabeza hasta la altura de las orejas. La sección de alrededor de la cara también se enmarca en tonos claros para resaltar el rostro.

La socialité Kim Kadarshian, que cuenta con un rostro triangular y con barbilla pronunciada, contornea su melena y añade mechas más claras en capas inferiores para iluminar la melena de medios a puntas.

Te Recomendamos