Series en un minuto: en "Trust", Donald Sutherland vuelve a brillar

Cada vez son más los actores y actrices que optan por cambiar la pantalla grande para desembarcar en las series televisivas

John Paul Getty III es el heredero de una gran fortuna que vive en una mansión con cinco amantes a las que les presta sus servicios sexuales con un calendario asignado. De gustos excéntricos (con un león de mascota) y deseos sexuales explícitos, el petrolero intenta resistirse al paso del tiempo y recurre a los mejores médicos para continuar con el vigor sexual de su juventud.

Sus hijos parecen ser aves de carroña que sólo quieren heredar la dirección de las empresas de los Getty. Uno de ellos, adicto a la heroína, intenta demostrarle que ya se ha curado y que está apto para asumir el desafío de dirigir las empresas. Pero el patriarca los considera inútiles a la función, y ahí es cuando irrumpe un nieto llegado desde Italia.

El peculiar John Paul Getty III y sus amantes
El peculiar John Paul Getty III y sus amantes

La trama se centra en el secuestro del nieto de Getty por parte de una mafia de Roma, y una solicitud de rescate que nadie decide pagar. Y el término trust remite tanto al concepto de fideicomiso como a la confianza, dos conceptos que atraviesan la serie a lo largo de los 10 episodios, que pueden verse en el canal Fox Premium.

Producida por Christian Colson, Simon Beaufoy (además, guionista) y Danny Boyle (también dirige la serie), Trust está protagonizada por Donald Sutherland. Lo acompañan Brendan Fraiser en un papel genial, interpretando al asesor y mano derecha del particular millonario, y Hillary Swank.

Sutherland, en una de las mejores interpretaciones de su carrera
Sutherland, en una de las mejores interpretaciones de su carrera

El caso de Donald (su hijo Kieffer Sutherland supo ser uno de los que inauguró la era dorada de las series con 24) es notorio. Es el alma de esta producción que lo muestra como un patriarca que hizo su fortuna con los pozos petroleros, y que gracias a sus millones de dólares forja una excéntrica personalidad.

El trabajo de Sutherland es un capítulo aparte. Brilla y despliega clases de actuación en cada segundo que está en la pantalla. Sus escenas regalan momentos inolvidables, y seguramente cosechará muchas nominaciones a los premios de la televisión que se entregarán este año.

SEGUÍ LEYENDO