Mirtha Legrand y Javier Calamaro
Mirtha Legrand y Javier Calamaro

Mirtha Legrand tuvo que manejar un momento incómodo en su programa de este domingo en la pantalla de El Trece. Javier Calamaro, uno de los invitados al ciclo, desafió a la conductora al contradecirla en varios momentos del programa.

Al propio músico, que -según reconoció- tomó "tres copas de vino", le molestaron algunas preguntas de la anfitriona. Primero fue cuando Mirtha le preguntó sobre su madre Esther Masel, de 98 años, y la Chiqui quiso saber a qué se dedicaba, algo que le molestó a Calamaro. "¿No la conociste vos? Te hablé de mi mamá alguna vez", le reprochó Javier. "No me pongas en evidencia que no me acuerdo", agregó.

Después, Mirtha le consultó sobre la polémica en torno a la autoría del popular tema "Color esperanza", disputado entre Diego Torres y Coti Sorokin. "Mirá que ya me tomé unos vinitos y puedo decir la verdad", disparó el cantante al escuchar la pregunta de la conductora. "Coti es mi amigo. Sacamos una canción juntos", continuó Calamaro, en un intento por esquivar la respuesta. Pero ante la insistencia de Mirtha, el cantante disparó: "Qué plomo, ¿no? Porque tenés que defender la posición de un amigo a costa del detrimento de otra persona que está todo bien, que hay buena onda".

"Hasta donde yo sé –Diego, no me odies-, tengo entendido que la canción es de Coti, pero no estaba ahí cuando la compuso", completó el artista para salir de la incómoda situación.

Mirtha intentó saber más sobre ese  tema, pero no pudo lograr su objetivo. "Bueno, te saco del tema… no te gusta hablar de esto". "¿Cuál fue el primer tango que cantaste?", siguió adelante la figura de El Trece, intentando descomprimir la situación. Pero Calamaro la interrumpió y le preguntó qué estaba tomando. "Agua… la otra (copa) es de vino blanco. Yo no tomo, solo me mojo los labios", le respondió la Legrand.

(Video: Almorzando con Mirtha Legrand, El Trece)

En ese entonces, el músico aprovechó la situación y propuso un brindis. "Un placer verlos de vuelta. Al que no me brinda, le choreo el salero", señaló, quitándole por unos segundos el control de la situación a Mirtha, que llegó a expresar: "¡Qué difícil esta mesa!".

El tema no pasó desapercibido en las redes, "Si algún día voy a lo de Mirtha, voy a hacer lo mismo. Tomar vino y comer", comentó una usuaria. "Tiene razón. Mirtha se jacta de su buena memoria e info sobre los invitados, pero se equivocó en muchas cosas con Javier", escribió otra televidente.

SEGUÍ LEYENDO