(Video: "¿Quién quiere ser millonario?", Telefe)

Noelia Garella, una joven con síndrome de Down, nos enseña que no existen limitaciones cuando se quiere cumplir un sueño. A pesar de tener que soportar los prejuicios, hoy cumple el sueño de enseñar. "Una vez en un colegio donde quise estudiar, la directora dijo 'en este colegio no aceptamos monstruos'", recordó con angustia ese momento donde, a pesar de todo, no bajó los brazos.

Ya en su infancia, Noe soñaba con convertirse en docente de niños porque le encantaba estar rodeada de chicos. Ahora, a sus 32 años, está a cargo de más de 150 niños en el jardín cordobés Capullitos. En ese centro le brindaron la oportunidad de ejercer su carrera desde el año 2012.

Vive con sus padres y su hermana, según contó durante su destacada participación en el programa ¿Quién quiere ser millonario?, que se vio este jueves en la pantalla de Telefe.

Desde muy chica supo que quería ser docente. Le daba clases a la hermana y le enseñaba cosas. Noelia hizo la primaria y secundaria con psicopedagoga en una escuela común. Cuando terminó, el profesorado a donde iba a asistir no podía contar con la profesional y decidió seguir adelante igual; haciéndolo sola, nunca recursó una materia y logro recibirse en cuatro años.

(Video: "¿Quién quiere ser millonario?", Telefe)

Al no tener ninguna ayuda, no permitió que le observen el título con su condición, y por eso hoy pudo trabajar: muchos docentes discapacitados no consiguen trabajo por tener el titulo observado. Está comprobado que quienes tienen esta condición pueden aprender, estudiar, tener un trabajo y ser tan responsables como cualquiera.

Noelia tuvo que hacer frente a la actitud de los padres de sus estudiantes, que la cuestionaban constantemente. Esto se debía a que no lograban entender cómo una persona con síndrome de Down podía ser la encargada de la educación de sus hijos.

Pese a todo lo anterior, ella perseveró. Y se encargó de demostrar que reunía las características necesarias para ejercer su profesión. En el jardín de infancia en el que trabaja, lee cuentos a los niños. Además, da apoyo en materias como la música y el dibujo.

"De chiquita me gustó maestra jardinera porque amo a los chicos. Les dije a mis papás, Delfor y Mercedes, que me gustaba y empecé a estudiar. Es un profesorado prestigioso acá", destacó.

Durante su participación en el ciclo que conduce Santiago Del Moro, Garella se mostró muy tranquila y fue respondiendo las preguntas que el conductor le fue realizando para llegar al premio final. Estuvo acompañada de su hermana y sus padres, que se mostraron más nerviosos que ella a la hora de arriesgar cada respuesta.

Las ganancias tenían que ver con dos sueños. Uno, poder viajar a Disney con los integrantes de su familia; y el otro, ayudar a una amiga que tiene un hijo con discapacidad. Su capacidad sorprendió a todos los televidentes y al propio Del Moro, que se mostró emocionado por el momento que estaba compartiendo con la participante. Y hasta se dieron el lujo de bailar un cuarteto juntos al ritmo de una canción de Rodrigo Bueno.

Llegado el momento en responder por los 750 mil pesos, Noe no dudó y quiso ir por más. Su aventura se estrelló con una inesperada pregunta que no supo resolver, a pesar de la ayuda de su padre.

"¿Cuál de las siguientes actrices se graduó en Psicología en la Universidad de Harvard?", preguntó Del Moro. Entre las cuatro opciones se encontraban Megan Fox, Emma Watson, Eva Longoria y Natalie Portman.

Garella se inclinó por Emma Watson y el conductor se tomó su tiempo para ponerle emoción al resultado final. Cuando llegó ese momento, su respuesta no fue la acertada porque Natalia Portman era la correcta. De todas maneras, se llevó 180 mil pesos, además, del cariño y la emoción de todos.

(Video: "¿Quién quiere ser millonario?", Telefe)

SEGUÍ LEYENDO