(Video: "La Noche de Mirtha" – El Trece)

Beatriz Salomón le dijo a Mirtha Legrand que su visita a su programa del sábado pasado fue la primera salida pública que realizó desde que le diagnosticaron cáncer de colon. Durante la cena en la mesa de la diva la reconocida actriz contó muy emocionada cómo lleva su lucha contra la enfermedad.

Al ser consultada por Mirtha sobre el cambio que significó en su vida, Salomón contó: "Fue tremendo, pero me agarré mucho de mis hijas. Son lo más importante y esa es la única manera de salir adelante. Fue difícil cuando me lo dijeron".

"Ese día los médicos me dijeron 'usted tiene esto' y yo tuve que contarles a mis hijas. Se lo dije a la más grande primero y me dijo: 'Ay, mamá, no me dejes sola'", relató, conmocionada y con lágrimas en los ojos.

 

"¿Eso te dijo?", le preguntó entonces la diva. "Sí. Pero bueno, son cosas de la vida…", le respondió ella.

"Qué duro, eh, difícil, muy difícil", afirmó Mirtha. Fue entonces que Juan Bautista Tata Yofre, otro de los invitados a la mesa, colaboró para cambiar de tema, al ver que a la actriz le estaba costando seguir con su relato, y le dijo que aún hoy sigue viendo sus sketches junto al Negro Olmedo.

"Yo vuelvo a los viejos programas. A Roldán, sí, sí, veo mucho a Roldán", le dijo el escritor y dirigente político. "Porque tu ex mujer estaba ahí también, Adriana Brodsky", acotó Mirtha.

"Era muy maravilloso trabajar con Olmedo, con El Manosanta está cargado, era bárbaro eso", reconoció ella, para luego reconocer que le gustaba verse: "Me río, me divierto y digo 'cómo puede ser que este hombre hacía estas cosas.' Era impresionante porque tenía una impronta, una calidad para salir de las cosas… Era único, y a mí me encanta verme".

(Video: "La Noche de Mirtha" – El Trece)

Luego, se refirió a su separación de su Alberto Ferriols y a las novedades en su relación en el último tiempo: "Yo lo odiaba, mucho rencor, me hizo mucho daño durante muchos años, pero lo perdoné. Aprendí a perdonarlo porque es parte de la vida esto, y por mis hijas".

"Cuando vi la grabación (de una cámara oculta) me quería morir, quería meterme 300 metros bajo tierra. No lo reconocí, le dije 'ese no sos vos, mi amor'. Y me decía que no era él. Después me dijo que sí, que era él. Le dije 'mañana te vas de mi casa, no te quiero ver mas en vida', reveló.

"Así fue, volvió a casa después de 14 años a hablar con mis hijas. Un poco a enderezarlas porque es difícil la adolescencia y yo sola y enferma no puedo. Siempre me dio la cuota alimentaria, aunque peleándola mucho con Ana Rosenfeld, y trabajando, porque salí a a trabajar para poder tener lo que me faltaba. Él me daba la miad de la plata que necesitaba para vivir, la otra mitad la buscaba yo con mi trabajo, cosa que ahora no puedo hacer", agregó, para luego concluir haciendo referencia a su actual situación económica.

"Más o menos, es difícil, pero voy a salir adelante, como he salido de todo. Va a pasar, voy a estar sana, voy a volver a trabajar y me voy a subir al escenario va a estar todo bien", cerró.

SEGUÍ LEYENDO