Fue su último gran amor y quien lo acompañó en el tramo final de su vida. Por eso, más allá del recuerdo que Olga Garaventa tiene de Sandro, era lógico que en la entrevista que brindó para Incorrectas, el ciclo que conduce Moria Casán por la pantalla de América, apareciera el tema de Sandro de América, la serie que se hizo sobre la historia de El Gitano.

"¿Qué te pareció querida Olga la serie de Sandro, te gustó?", le preguntó La One.

"Mirá, la serie estuvo linda, era ficción, hubo parte de ficción como parte de realidad. A mí hubo partes que sabía que era ficción, entonces la tomaba tal cual. Las nenas les gustó pero algunas me decían 'ay Olguita, esto no fue así'. Mi amor, esto es ficción", expresó la viuda del recordado artista.

"Es un hecho artístico, un hecho artístico que se mezcla de acuerdo al vuelo de los productores, de los directores, que tratan de, siendo fieles a la historia, de adornarla, ponerle el condimento diríamos. Como está pasando ahora con la serie de Luis Miguel, la de Robledo Puch. No estamos de ninguna manera comparando con la vida de un asesino serial pero me refiero a cómo interesa, en un mundo virtual como el de ahora, cómo te das cuenta que la gente no se conecta, porque lo que interesa son las historias de pasado de cualquier tipo, no importa si es un asesino", reflexionó Moria.

"Mirá la necesidad de comunicarse que tendrá la gente y de ver algo que no sea un teléfono, una computadora, y hasta hacer un contacto visual a través de una pantalla, que se quedan hiptonizados ante un asesino serial. Pero cómo van por ahí, cómo se detienen ante la historia de tu marido, yo la serie de Sandro no me la perdí, me fascinó, lo quise más de lo que lo quería, porque me pareció siempre tierno, dulce, súper caballero, pero cómo pegan esas cosas, cómo pega la nostalgia y el amor. ¿Vos cómo sentís eso?", agregó.

"Yo también realmente, había momentos que me lloraba todo, porque realmente a veces venían mis hijos a acompañarme pero a veces por asuntos de trabajo no podían, y la veía sola, y me emocionaba mucho, realmente me emocionaba mucho, porque digo qué increíble ¿no?, desde el comienzo y después la parte que uno se acuerda de lo que fue viviendo, me emocionaba, me emocionaba mucho", concluyó Olga.

SEGUÍ LEYENDO: