Es una de las artistas más queridas y admiradas de la Argentina. Por eso, era lógico que en el día de su cumpleaños Moria Casán recibiera el saludo de mucha gente en el comienzo de Incorrectas, el ciclo que conduce por la pantalla de América.

Sin embargo, seguramente el que más la sensibilizó fue uno en particular, el de su hija Sofía Gala y su nieta, Helenita.

Durante la charla, madre e hija se expresaron el afecto que las une y recordaron viejas anécdotas compartidas.

"Cuando era chiquita siempre le tuve pánico a la muerte, siempre fui muy fóbica, lo soy aún hoy, entonces siempre le tuve pánico a la muerte, a la muerte de mis seres queridos. Y me acuerdo de la primera vez que estuve como consciente de la muerte, que le pregunté a mi mamá: 'Mamá, ¿vos alguna vez te vas a morir?', y ella me dijo que sí. Y yo me puse mal, me puse a llorar, me puse como loca. Entonces, ella para tranquilizarme me dijo: 'Vos quedate tranquila que si al tercer día no resucito, al cuarto resucito seguro'", recordó entre risas, para luego contar una anécdota relacionada con la muerte de su padre, Mario Castiglione.

"Ese día me pasó algo increíble, fui a ver una película que protagonizó Jim Carrey, que es El mundo de Andy, sobre el famoso cómico que hacía 'Taxi'. En un momento hay una escena que él está acostado en una camilla y lo muestran muerto, y pensé en mi papá en ese momento, y fue más o menos la hora que se murió", relató, para luego destacar: "Por suerte hemos vivido y nos hemos caído juntas, separadas, y hemos vuelto a levantarnos y acá estamos".

"Este año que naciste vos, esta nueva nacida tuya, mataste a Aretha Franklin, y yo en mi cumpleaños anterior maté al cantante de The Fall, así que tenemos tanta energía que vamos naciendo nosotras y se van muriendo los demás. Y Elvis también se murió un 16 de agosto, el rey y la reina", concluyó la joven actriz.

"Bueno, como buenas artistas que somos Sofía Gala Castiglione Della Paolera Casanova, que te has puesto mi apellido también, te quiero decir que como somos artistas, nos llenan de energía y siguen. Están todos los grandes que siempre nos sobrevuelan y nos dan energía para seguir entreteniendo a la gente. Te quiero, te amo profundamente", la despidió Moria.

SEGUÍ LEYENDO