Invitado a Cortá Por Lozano, el hijo mayor de Ricardo Darín, habló por primera vez de sus sentimientos sobre la acusación que la actriz, Valeria Bertuccelli hizo en el programa de Luis Novaresio. "Me gusta cómo vos saliste a bancar a tu papá", lo felicitó la conductora durante la entrevista.

"¿Cómo no lo voy a salir a bancar? No porque sea mi viejo, porque es una persona que conozco y sé cómo se maneja en la vida y que trabaja en esto… mi viejo una persona grande a esta altura, aunque le guste o no, no tengo problema. Y me parece que no soy el único que lo conoce, muchos lo conocemos bastante y salgo a bancarlo en cuanto a que sé la persona que es y cómo se maneja en la vida, y puede dar fe de infinidad de compañeros y compañeras, de arriba, de abajo, de infinidad de escalas y distintos roles y no lo dudo un segundo", dijo con mucha seguridad El Chino.

"Y tengo claro que un reclamo de estas características tiene que ser escuchado, pero llega un punto a esta altura donde digo bueh… Parece que fue algo hiriente… tirar algo y nunca más hacerse cargo de algo. También pasé por mi propio proceso, todos lo vivimos con mucha angustia, porque es una persona que queremos, y tenemos o teníamos vínculo pero a esta altura decís… ¿a dónde iba todo esto? No puede decir que desconocía porque a mi viejo lo conozco en profundidad uno se cruzas con gente todo el tiempo y no sabe su interior de qué está hecho", comentó el actor.

"Noto cierta intencionalidad en hacerlo público y después no hablar más, me suena un poco raro", dijo dando por terminado el tema, del cual reconoció que no le gusta hablar.

Encadenando el tema de las denuncias Verónica aprovechó para tocar el tema social: "Te veo como un chico comprometido con el colectivo de las mujeres, con el #niunamenos, es un momento muy sensible, donde saltan denuncias…".

"Por eso estoy vestido de verde -bromeó el actor- me parece que también uno si es una persona pública y tiene conciencia social, no significa que lo tengas que hacer, pero tenes esas herramientas. Ahí nos metemos en un tema con gente que piensa y también tiene sus particularidades y uno pone en tela de juicio su propia forma de ver las cosas. Me parece factible y razonable que alguien que esté convencido de algo, no tenga la necesidad de decirlo a voces, ante todo duda que tenga la verdad sobre eso, pero cuando estás muy convencido de un bien común está bien difundirlo y además romper ciertos esquemas y barreras de pensamientos arcaicos, o cosas que están arraigadas a la sociedad con cuestiones religiosas, o tradicionalistas y me parece que no están viendo cuál es el foco del problema. El debate siempre es nutritivo, en casa tenemos distintas opiniones sobre diferentes cosas", concluyó El Chino Darín.

SEGUÍ LEYENDO