Hay una frase del Indio Solari en Gualicho de olvidar, uno de los temas de  Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, que reza que "las despedidas son esos dolores dulces", y acaso sea la mejor definición para lo que fue la despedida de Denise Dumas de Infama.

"Ustedes saben que hoy es la despedida de Denise del programa. Como sabía que este momento iba a llegar, y me iba a costar mucho hablarte, éste es mi regalo para vos", le dijo Pía Shaw, su compañera en la conducción del ciclo, introduciendo un video que recopilaba momentos compartidos con su voz en off.

"Sé que una carta suena a despedida, pero en este caso es hasta la próxima. Este equipo que forma Infama hoy tiene que separarse, pero estoy segura que nuevos proyectos nos volverán a unir en alguna oportunidad. Éste no fue nuestro primer encuentro y seguro no será el último, pero sí recuerdo la primera vez que nos cruzamos en una nota. Vos te acordás? Me tocaba cubrir el back de Revista Gente, en el que nos pusimos a hablar como de casualidad y terminamos charlando de la vida durante todo el evento. Ese mismo verano sabático acompañaste a Martín a Mar del Plata de temporada, y una de esas tantas tardes me dejaste entrar a tu casa como periodista. Fue una gran nota. Recuerdo que llegué a revisar tu heladera, jugué con tus hijos, y entre tus salidas y tu espontaneidad nos reímos hasta el cansancio. Y ese día se empezó a construir nuestro camino donde más tarde nos convertiríamos en grandes compañeras de trabajo. Fue cuando Liliana Parodi me citó en su oficina para darme la noticia: Denise se incorpora a Infama, van a ser una gran dupla. Así, entre risas y llantos, supimos demostrar que en televisión se puede trabajar en equipo, se puede trabajar aprendiendo uno del otro, se puede organizar la vida de cuatro chicos en diez minutos antes de hacer un programa, se puede trabajar sin red y con confianza, reírse y emocionarse hasta las lágrimas. Y lo mejor de todo, el compartir nuestras vidas fuera de cámara. Hoy, esa gran compañera que conocí se convirtió con el tiempo en una gran amiga, te quiero y te voy a extrañar. Y en nombre de todo Infama te digo 'hasta la próxima'", fue el emotivo mensaje.

"No está bueno llorar en estos momentos, pero hay un montón de cosas que quisiera decir. Recién en el corte hacíamos una foto todo el equipo donde se nos ve a nosotros, pero hay un enorme equipo atrás que desde el primer día estuvimos remándola. Me citaron en un restaurant Liliana Parodi y Gustavo Hoyle, y cuando me propusieron hacer Infama yo dije ¿Infama?, y fue creo la idea más maravillosa que me pasó. Yo te lo digo y te lo dije siempre, es una gran compañera, se ha convertido en una gran amiga. No es fácil compartir un trabajo todos los días con la presión que hemos tenido. Cubrimos la noche, cambiamos horarios, cubrimos las tardes, hicimos alfombras rojas, temas más difíciles, más fáciles, y la verdad que fue un regalo tenerte al lado mío Pía, de verdad. Un regalo enorme venir a trabajar feliz. Este equipo es maravilloso, porque siempre hay donde apoyarse, cada uno con su personalidad. Cora que es un amor, así la ven seria que parece brava y es un amor, ni hablar de Nico, es mi hijito adoptivo de acá, maravilloso periodista. Guido, te quiero, y Sofi otro regalo conocerte. Luisito vos sos un monstruo, en el mejor sentido de la palabra, ojalá todos supieran lo que es tener en el equipo alguien como vos, y fuera del trabajo un gran disfrutador de la vida, un tipo que hace muchas cosas bien y que no las cuenta. Los quiero a todos con el alma, a la producción maravillosa de este programa. Yo no sé qué decir, estoy recontra feliz haciendo Infama. Nunca en la vida esperé…Generalmente me sorprende la vida, y fui muy feliz. Sinceramente me hubiera gustado tener Infama para rato, es un programa que yo hubiera hecho por el resto de mi vida tranquilamente. La tele es así, yo tengo que trabajar, como todos nosotros, tengo otro proyecto, y me hubiera gustado estar hasta el último día, pero estamos acomodando fechas y hay que laburar, y el otro proyecto es a largo plazo. Gracias chicos, de verdad. Recién nos reíamos con Pía porque decíamos que yo soy como el capitán del Costa Esperanza, que se va antes de que se hunda el barco, me hubiera gustado estar el último día y Dios quiera que pueda venir a estar acá con vos. Gracias de corazón, amo este programa, amé hacerlo, aprendí tanto en este canal. Hay productores y técnicos en este canal que dejan la vida, y eso está buenísimo, está bueno encontrarse con gente apasionada por su laburo, y la verdad que me encontré infinidad de buenas personas y apasionadas, gracias", se despidió ella de cada uno de los panelistas del programa, que luego tuvieron palabras afectuosas para con  ella.

"Yo no sé si tengo que estar fuerte, yo me emociono en este tipo de situaciones, pero me quiero poner fuerte en un sentido. Me emociona a lo mejor dejar una rutina, dejar una manera de convivir, pero en esto yo soy de los que miran para adelante, y cerrar un ciclo no significa terminar con la profesión, significa seguir viéndonos, seguirnos frecuentando y a lo mejor es un buen desafío para saber cuán fuerte era el vínculo, qué tan bueno éramos como amigos y compañeros. Me ha pasado todo el tiempo, yo me he ido de muchos lugares, pero en la medida que me iba dejaba amigos y descubría otros nuevos. Y ando por la vida reencontrándome con colegas, con amigos, compañeros. Yo creo, se lo dije recién a Denise, no me quiero emocionar, no me quiero despedir, porque esta profesión despedirse es cerrar un ciclo que para mí sigue abierto. Sigue abierto desde un lugar de una buena convivencia, de un gran compañerismo y de gente que se hace un barco para llegar a destino. Este barco sigue navegando y yo siempre digo, a mí me sacan con los pies para adelante, porque yo no me voy, yo me aferro, y en este caso insisto, Denise no se va, Denise se queda para mí. La discusión está buena cuando uno quiere, y debate. Yo en las mesas de mi familia y mis amigos discuto mucho, soy muy discutidor, muy apasionado, y con Denise tuve una contrincante aguerrida", le dijo Luis Ventura, con quien supo tener algunas discusiones fuertes, pero donde siempre prevaleció el respeto mutuo.

"Es difícil, pero una gran compañera, una mujer que se hizo querer enseguida, una madre que hacía malabarismo y a la vez estaba todo el tiempo acá presente con nosotros. Una familia hermosa, porque también conocimos a la familia de Denise, a tus hijos, a Campi. Una mujer muy fácil de tratar de entender, y yo también digo que no es un final, es un hasta luego. Lo bueno es que esto no termina acá porque lo que ustedes ven desde su casa todos los días continúa afuera, cosa que nos pone muy contentos a todos", le dedicó Cora Debarbieri.

"Yo quiero rescatar esa palabra que dijo recién Corita, la palabra mamá, porque Denise es buena compañera, buena persona. La gente que la ve del otro lado sabe lo que es ella, pero ella es mamá sobre todo, y es protectora. Yo soy nuevo en esto, y para mí esto de desarmar familia en la tele es una novedad, vengo de la gráfica, de años de estar con la misma gente. No verla todas las tardes a mí me parte al medio, el año pasado pasé el mejor año de mi vida, de mucho crecimiento profesional y personal, y un día que estaba triste, cuando terminamos el programa ella me mira y me dice Nico, vos no sos el mismo, qué te pasa? Y le digo no sé qué me pasa, me están pasando muchas cosas lindas y estoy triste. Y me dijo vení chiquito, y fuimos al camarín. Y ese día Denise me dio un abrazo y yo sentí que era una cebolla que se le caían las capas, y me abrazó, me habló, me aconsejó, y eso es un ejemplo de tantos otros que me voy a guardar para siempre. Te puedo decir muchas cosas más, pero para mí…Te quiero un montón", la elogió Nicolás Peralta.

"Bueno, qué decirte, esto es una familia, sos la mamá. Cada día que entrabas por ahí haciéndote la que te caías, nos hacías reír a todos, y te vamos a extrañar. Las familias no se desarman, por más que no estés acá todos los días la familia sigue", la halagó Sofía Macaggi.

"Fue mi primer contacto con Infama, porque yo iba a hacer otro programa cuando me fui de Ideas, y Denise me agarró en la escalera de Ideas del Sur y me dijo vos vení conmigo que vamos a hacer las cosas bien y me ayudó un poco a tomar la decisión. Una mujer con unas agallas enormes, como dijo Cora una madre invencible que siempre se preocupa por sus hijos, siempre presente. Me acuerdo cuando estabas de vacaciones y nos encontramos en el teatro y nos abrazamos con esa energía. Tenés una energía muy magnética Denise, sos hermosa persona y estoy orgulloso de haber aprendido con vos este tiempo, te agradezco infinitamente", la despidió Guido Záffora.

"Un beso enorme a Liliana, que la nombrábamos en todas las anécdotas, una loca podemos decir que nos convenció, y a Marta también. Fui muy feliz estos dos años con América, muy feliz sinceramente. Fueron dos años maravillosos que yo pasé en este canal. La vida da vueltas, Dios quiera que algún día vuelva porque somos poquitos y es muy chico, pero fui inmensamente feliz en este canal, sinceramente, y me llevo personas maravillosas, así que gracias Liliana y Marta eternamente", volvió a despedirse Denise.

"Escribí una carta para no pasar por esto, porque este programa teníamos dos personalidades muy marcadas. La verdad que hacer televisión es disfrutar, uno se apasiona y amo lo que hago, pero siempre es mucho más lindo transitar este camino con gente linda, hermosa, buena compañera, y sobre todo cuando uno arranca en este camino de ponerse al frente de lo que era para mí ser conductora. Tuve la posibilidad, la pasé genial con Rodrigo, pero te voy a extrañar, porque la pasamos bien de verdad y demostramos que en la tele se puede, que se puede trabajar en televisión, dos mujeres lo pueden hacer ayudándonos con lo bueno y lo malo que tiene cada una, y me hiciste inmensamente feliz", concluyó Pía, intentando que no le gane la emoción.

SEGUÍ LEYENDO