"Quiero hacer divertir a la gente", dijo Silvia Süller a 24 horas de haber sido intervenida quirúrgicamente tras sufrir un infarto agudo de miocardio. A la actriz le colocaron un stent en un procedimiento que se llevó a cabo en el Hospital Argerich pero luego fue trasladada al Ramos Mejía, en donde se recupera favorablemente.

Desde allí, publicó en las redes sociales algunas selfies y fotos de su habitación y este viernes, en diálogo con Maju Lozano en Todas las tardes, mostró más imágenes de su internación y contó que antes de este episodio había adelgazado 17 kilos.

La actriz también contó que se emocionó al recibir la especial visita de su hija Marilyn, con quien hace años no tenía relación por una fuerte interna familiar. Según había contado su hermano Guido, a la actriz "le explotó el corazón por una tristeza profunda".

"Yo necesito trabajar porque a mí no me mantiene nadie. Yo soy una mujer sola. Estoy para trabajar, no sé por qué no trabajo. Eso me tiene mal", contó Silvia, y agregó que le gustaría hacer un ciclo a la medianoche.

"Me gustaría conducir un programa que no tenga panelistas y en el que pueda divertir a la gente y que se vaya a dormir con una sonrisa", agregó la actriz, que también aseguró que cuando reciba el alta se irá a vivir a la casa de sus padres ya que ella vivía en un hotel. "La vida es corta. Yo podría estar muerta ahora", lanzó sobre el episodio cardíaco que sufrió.

SEGUÍ LEYENDO