Todo indicaba que la noche arrancaba complicada para Laurita Fernández y Federico Bal. La bailarina pidió una tijera para cortar las cintas de sus zapatos de baile. Pero esto no impidió que lograran una coreografía correcta y obtenga una de los puntajes más altos de la noche al sumar 20 puntos. Antes de que la pareja abran la ronda del clásico, Marcelo Tinelli advirtió que en este ritmo les va a pedir a todos los participantes que se besen.

De Brito, que tiene durante este ritmo el voto secreto, argumento: "Me gustó mucho lo que hicieron. Es un ritmo muy difícil para todos".  Pampita (8) dijo: "Este ritmo es muy difícil. Me gusto el tema que estaban muy conectado. Estuvo muy prolijo".

Por su parte, Moria Casán (7) sostuvo: "Me pareció que después de la tempestad viene la calma. Están más motivados. Por supuesto que Laura es extraordinaria, pero Fede estuvo muy bien como partenaire", mientras que Marcelo Polino (5) cerró la ronda de calificaciones con sabor amargo. "Me muy marginal que la primera bailarina pida una tijera para cortarse las hilacha. Me gustó poco".

Después de que presentaron su coreografía y de las devoluciones del jurado, Marcelo les recordó que les debían la muestra de cariño. Los campeones del 2015 tomaron un traguito de gaseosa, se miraron a los ojos y finalmente se comieron la boca.

LEA MÁS