Flor Vigna (23) y su nuevo bailarín, Gonzalo Gerber, fueron salvados por el jurado del Bailando en el duelo del tango y lo festejaron como si fuese una verdadera final. Claro, no es para menos: falta tan solo un mes para la finalización del programa, con la posibilidad intacta de consagrarse por segunda vez consecutiva en el certamen conducido por Marcelo Tinelli (57).

 

A metros de la pista la miraba atentamente su pareja, Nicolás Occhiato, con quien se reconcilió recientemente. "Los dos tenemos que cambiar cosas, por supuesto. Somos una pareja sana y pudimos hablarnos desde el amor que nos tenemos y sin lastimarnos nunca", contaron a Teleshow.

Muy enamorada, tras el pedido del conductor, Flor Vigna salió corriendo a abrazar a su pareja. Y sin dudarlo, ¡le comió la boca! Él, sonriente, se mostró feliz por el logro de su pareja.

El beso de Vigna y Occhiato
El beso de Vigna y Occhiato

Luego mantuvo un breve diálogo con Mica Viciconte (28), quien, a pesar de la larga rivalidad entre ellas, aplaudió la decisión del jurado: "A algunos les convenía que la limpien pero me pareció que ella no quería renunciar así que tiene su lugar".


LEA MÁS: