Del modelaje a su noviazgo con el actor que hace de su padre: la vida de Michelle Salas, la hija que Luis Miguel negó por años

La nueva temporada de la serie sobre el cantante abordará su conflictiva relación con la joven, fruto de un romance con la actriz mexicana Stephanie Salas. Su vínculo sentimental con Diego Boneta y aquel que mantuvo con uno de sus representantes

Juntos, pero no tanto... Luis Miguel y Michelle Salas
Juntos, pero no tanto... Luis Miguel y Michelle Salas

Quienes sigan la serie de Netflix deberán esperar hasta el próximo domingo -con el estreno del segundo capítulo, titulado Noche de paz- para empezar a interiorizase sobre el vínculo, cargado de sinsabores y contradicciones, de Luis Miguel con Michelle Salas. Al menos, desde la visión de la biopic. Y aquí, en esta nota, ya no se escribirá una palabra sobre lo que vendrá en la ficción de la vida del cantante: se sabe que el spoiler es imperdonable.

En cambio, a partir de estas líneas se buscará echar luz sobre la historia de Michelle, quien en la pantalla chica será interpretada por la argentina Macarena Achaga.

Macarena Achaga (izquierda), la actriz argentina que interpreta a Michelle Salas en la serie de Luis Miguel
Macarena Achaga (izquierda), la actriz argentina que interpreta a Michelle Salas en la serie de Luis Miguel

Un Luis Miguel adolescente mantuvo un amorío de casi dos años con la actriz Stephanie Salas, nieta de la reconocida artista Sylvia Pasquel. El 13 de junio de 1989, en el Hospital Español de la Ciudad de México, nacería Michelle. Su madre decidirá criarla en soledad: el músico -por entonces de 18- le daría la espalda. La negación de ese vínculo se extendería durante 11 años; los resabios y las consecuencias de esa actitud, mucho más.

“La verdad: fue algo inesperado -declaró Stephanie sobre su maternidad cuando se emitió la primera temporada de la serie-. Como cualquier jovencita en una circunstancia así, sentí miedo, incertidumbre. ‘¿Qué va a decir mi madre?’; mi padre ya había fallecido. ‘¿Qué voy a hacer? ¿Qué va a decir Luis Miguel? ¡Qué va a decir el mundo de que llevo en mi vientre un bebé de él!’. Porque además él ya era una figura muy importante en esos momentos, y yo, una joven normal con una vida de adolescente. ‘¿Qué iba a ser de mí?’”.

Luis Miguel (Diego Boneta) y Stephanie Salas (Pilar Santacruz), en una escena de la serie
Luis Miguel (Diego Boneta) y Stephanie Salas (Pilar Santacruz), en una escena de la serie

De acuerdo al relato de Stephanie, quien admitió que nunca fueron “novios”, Luis Miguel le respondió con una pregunta cuando le contó que estaba embarazada: “¿Cómo es posible?”. Luego calló por 10 minutos, para interrumpir esa extensa introspección con una onomatopeya: “Uff...”. Y después volvió a callar, perdiéndose en el hermetismo que también sería público: a partir de ahí, Michelle se convertiría casi en un tabú. “Para él, fue un cubetazo de agua fría”, describe Sophie sobre aquella conversación con el músico.

El reencuentro -lo dicho- se verá reflejado en la ficción protagonizada por Diego Boneta, quien promete mostrar en esta temporada las flaquezas humanas del ídolo de multitudes. No obstante, Stephanie ya exhibió sus reparos sobre determinadas circunstancias que no habrían ocurrido, o al menos, no en el orden cronológico en el cual se narran.

Ayer: Stephanie Salas, con una pequeña Michelle Salas
Ayer: Stephanie Salas, con una pequeña Michelle Salas
Y hoy: Stephanie Salas y Michelle Salas, madre e hija
Y hoy: Stephanie Salas y Michelle Salas, madre e hija

Como fuera, Michelle se abrió camino con la ayuda de su familia materna y en la penumbra del Sol de México. Sin talento musical, construyó su camino en los medios como modelo: fue la musa elegida por Dolce & Gabbana para desfilar en su país natal. Chanel y Dior también repararon en ella, quien estudió diseño de moda en Los Ángeles.

Hoy, con 31 años, es una verdadera influencer (tiene 1.4 millones de seguidores en Instagram), aunque más bien prefiera presentarse como “todóloga”. “La palabra influencer puede implicar que hagas televisión, que tengas un blog, un canal de YouTube… Nunca me he cerrado a nada, porque me gusta aprender”, se justifica, y dice haber heredado de su padre la disciplina férrea. Ese fue el gran consejo que le dio Luis Miguel, a quien define como “muy humano, risueño, cálido, al contrario de lo que parece”.

Michelle Salas
Michelle Salas

Los avatares del corazón no le resultaron ajenos a Michelle. Cuando vivía en Estados Unidos con Luis Miguel mantuvo una relación sentimental con Alejandro Asensi, por entonces mánager del ídolo. El vínculo profesional del músico con Asensi se resquebrajó, pero el de padre-hija se mantuvo en pie, pese al conflicto que se suscitó en esos días, una vez revelado el romance.

Fuimos novios: Diego Boneta y Michelle Salas en febrero de 2013 (The Grosby Group)
Fuimos novios: Diego Boneta y Michelle Salas en febrero de 2013 (The Grosby Group)

Pero su noviazgo más particular, casi propio de un culebrón mexicano, fue el que mantuvo en 2013 con Diego Boneta. Se hicieron amigos cuando ambos residían en Los Ángeles. Y el correr de las semanas logró que se observaran de otra manera, surgiendo entonces un noviazgo que parecía tener gran futuro: se rumoreaba que estaban comprometidos. “Tengo poco tiempo de conocerla, es buena niña”, contó el actor a los periodistas, mientras asistía a distintos eventos y reuniones sociales con la hija de Luis Miguel.

Semanas más tarde, agregaría: “Michelle es una tipaza. Muy guapa, muy buena onda. Nos estamos conociendo, pero no me pela, espero me den tips”. Ella, por el contrario, prefería evitar cualquier tipo de declaración sobre su pareja. Apenas sonreía, quizás enamorada.

Por aquel entonces Boneta desconocía que apenas unos años más tarde se pondría en la piel de quien fue su suegro (aunque lo vio una sola vez en su vida, y por motivos laborales: en una reunión por la serie). Y terminaría interpretando en la ficción la historia real sobre la paternidad que Michelle le habría contado en detalle durante su noviazgo, aquel que no duró demasiado.

Porque como le sucedió con Luis Miguel, con Diego Boneta el tiempo tampoco estuvo del lado de Michelle.

Luis Miguel con Diego Boneta
Luis Miguel con Diego Boneta

A principios de este año Michelle tuvo un accidente en las montañas de Vail, Colorado, que le provocó una importante lesión en una rodilla: la recuperación será ardua. “Para mí, que soy una persona súper hiperactiva, esto es muy difícil: estar sentada, sin poder caminar bien. Pero no me voy a echar para abajo y no voy a verlo como algo malo”, advirtió, en un vivo con sus seguidores.

El traspié tuvo un daño colateral: la presunta indiferencia de su padre. Según la revista mexicana TV Notas, Luis Miguel desoyó la búsqueda de su hija mayor, quien procuró contactarlo luego de su caída. Quiso verlo, lo que no sucede desde hace años. Aunque más no fuera, conversar. Pero el cantante la habría bloqueado en su teléfono. La relación es tan distante que muchos consideran improbable una reconciliación.

Padre e hija se alejaron luego de que Michelle se ofuscara por el tratamiento que en la primera temporada de la serie le dieron a su nacimiento, al sostener que fue producto de una aventura casual. La segunda temporada, ¿aportará algo de paz o acabará por completo con toda esperanza?

Michelle Salas
Michelle Salas

SEGUIR LEYENDO