La discusión al aire entre los abogados de Matías Morla y Dieguito Fernando: la plata en juego, los chats y la pericia inminente sobre el celular de Maradona

Mauricio D’ Alessandro y Mario Baudry debatieron en LAM sobre el rol de los médicos. Además, dónde se encuentra el ex apoderado del 10

Baudry y D'Alessandro juntos

Mauricio D’ Alessandro y Mario Baudry, los abogados de Matías Morla y de Dieguito Fernando Maradona, respectivamente, se sentaron cara a cara en Los ángeles de la mañana, el programa de Ángel de Brito, por El Trece, para debatir acerca de la filtración de los últimos audios y chats en la causa que investiga la muerte de Diego Armando Maradona. “No se pueden filtrar las escuchas. Es ilegal”, aseguró D’ Alessandro, para que Mauro Baudry lo contradijera y ahí se presentara el primer contrapunto entre los dos letrados, que de todas maneras expresaron el respeto mutuo que se tienen.

A continuación, se metieron de lleno en los detalles del expediente. “En la causa penal estamos todos juntos. Y en la sucesión vas a ver escritos firmados por los cinco herederos. Pero hay cosas puntuales, como el juicio de Estados Unidos –que se prorrogó y vence el 25 de marzo– en el que no podés pretender que vayan todos juntos. Porque se dice mal que la causa es contra Claudia, es contra cuatro sociedades, y ahí están las hijas. No podés pretender que ellas vayan contra ellas mismas”, detalló Baudry, que técnicamente es representante de Dieguito Fernando, el menor de los hijos del Diez, y además, pareja de Verónica Ojeda.

En relación al dinero en juego, los profesionales mostraron sus diferencias. “Hay cosas en las que están de acuerdo y otras en las que no. Una en la que sí es que la plata es poca, al menos la que figura en la causa”, deslizó Baudry, para que Ángel de Brito le preguntara a D’Alessandro dónde estaba esa fortuna. “Yo creo que por pudor uno no debe decir la plata que hay, pero serían unos 1.700 millones de pesos. Es poco, pero yo no sé lo que es poco porque para mi economía es mucho”, apuntó, para que Baudry interviniera. “Eso no es verdad. En la causa hay cuatro cuentas con dinero que todavía no está certificado cuánto hay, salvo lo que ellos declararon. Hoy se llega a entre 6 y 7 millones de dólares”, apuntó.

Diego Maradona, como entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata, en marzo de 2020 (REUTERS/Agustín Marcarián)
Diego Maradona, como entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata, en marzo de 2020 (REUTERS/Agustín Marcarián)

Aquella fue la antesala para debatir las causas de la muerte del jugador. Mientras que el doctor D’Alessandro asegura que falleció por muerte natural, Baudry sostuvo: “No es así. Hoy el homicidio culposo está probado. Cuanto más tiempo pasa sin hacer nada, se diluye la prueba. En la causa se hicieron dos allanamientos solamente. Pero no a todos. Además, todos los teléfonos se resetearon”.

Convencido de la importancia de llegar a las últimas consecuencias, Baudry expresó: “En cualquier país, con otros fiscales, estarían todos presos. Y hay cosas peores con respecto al cuidado de Maradona... Miserias humanas. Lo que escuchaste de (Agustina) Cosachov y (Carlos) Díaz… Hay cosas peores. No puedo decir. Pero con respecto a las mentiras que le decían a la familia para que no se acercara a Diego”. Entonces agregó que Rocío Oliva, la última novia del Diez, estaba afuera de todo aquello y que en la causa no surge nada que la involucre. Y que los chats que se filtraron responden a varios grupos de WhatsApp distintos: uno de los médicos con algunos de los hijos; otros de los médicos, que se llamaba Tigre; otro más genérico, que funcionaba al principio; y otro en el que sólo están los hermanos.

El doctor Mauricio D'Alessandro representa a Matías Morla (Foto: Christian Bochichio)
El doctor Mauricio D'Alessandro representa a Matías Morla (Foto: Christian Bochichio)

“Morla no está en ninguno”, aclaró Mauricio D’Alessandro en relación al letrado que “no se ocupaba de la salud” del astro. Detalló que hace diez días que está en la Argentina y que siempre entregó toda la documentación para colaborar con la causa. “Le duele su amigo”, alegó consultado sobre el presente del ex apoderado de Maradona. “Ya entregó toda la documentación que tenía, pero no sé cuándo lo vio por última vez. Yo no soy cholulo. Hay cosas que no me cuenta”, agregó. “En la causa surge que a Luque lo pone Morla”, apuntó Baudry, y D’Alessandro siguió firme en su postura: “No tiene nada que ver con esto. Lo conoció a Luque hace un año”.

Sobre las donaciones de departamentos que Diego les hizo a sus hermanas, Baudry se preocupó por precisar que están firmadas por Morla y no por Diego Maradona. Y siguiendo la línea de lo que el ex DT de Gimnasia y Esgrima de La Plata firmaba y lo que no, apuntó: “Antes de que tuviera que hacerlo le pedían a Cosachov (la psiquiatra) que firmara que Diego estaba perfecto. Pero de los chats se desprende que ella no pensaba eso. Por eso en la causa se la acusa de falsedad ideológica”.

Mario Baudry, pareja Veronica Ojeda, en la Fiscalía de San Isidro tras la muerte de Maradona (Franco Fafasuli)
Mario Baudry, pareja Veronica Ojeda, en la Fiscalía de San Isidro tras la muerte de Maradona (Franco Fafasuli)

Entonces el defensor de Morla volvió sobre el tema: “Es muy peligroso compartirlos. Las acciones privadas son de las personas. Ustedes pretenden saber qué comió Maradona y por qué fue de cuerpo. No tiene valor para la causa”. Y Baudry lo contradijo con contundencia: “Los chats que ves son muy importantes porque muestran una actitud, una intención. Nosotros vamos a solicitar la imputación de Morla en virtud de las pruebas que hay y por las pericias a telefónicas. Mañana se abre el teléfono de Diego. Yo estoy en contra. Creo que no hay que investigar a la víctima. Era un enfermo con abstinencia, alcohólico y hasta con consumo de drogas. ¡Tres meses después abren los teléfonos! ¿Por qué no lo hicieron antes?”, apuntó el defensor del hijo menor del Diez, y reflexionó que el hecho de investigar a Morla no tendría por qué implicar su culpabilidad en nada.

Además, detalló que Verónica está mal porque muchas veces quiso internar a Diego, pero que le creía a Luque cuando le decía que no. Pero ahora lee los chats de lo que decían los médicos acerca de ella. “Siente que si lo hubiera podido internar, ahora, por ahí lo podía salvar”, apunto Baudry. Sobre el silencio público de todos los miembros de la familia, alegó que no hay un acuerdo para no expresarse. “En el caso de Verónica, entiende que tiene que dejar trabajar a la Justicia. No quiere generar más discordia. Quiere encontrar la verdad”, concluyó el Dr. Baudry.

SEGUÍ LEYENDO