Valeria Mazza habló de la pandemia desde Punta del Este: “Decir que la escuela es un lugar de contagio no va más”

La modelo se refirió a la necesidad de que vuelvan las clases presenciales y comparó la actitud de la población argentina con la uruguaya frente al COVID-19

Valeria Mazza quiere que vuelvan las clases presenciales (Video Intratables, América)

“Estoy aquí en Punta del Este desde principios de diciembre. Nos hisopamos y cumplimos con la cuarentena. Tenemos casa acá hace muchos años. Reunimos a la familia. Es parte de nuestra costumbre. Venimos hace más de veinticinco años. Lo lógico era venir. Todo el año estuvimos en Buenos Aires. No viajamos a ningún lado. Tenemos residencia uruguaya, así que disfrutamos aquí de Las Fiestas”, contó Valeria Mazza sobre su estadía en el país vecino mientras compartía las novedades de Valeria Mazza Casa, el proyecto que ideó con la empresa de diseño e interiores Walmer.

Desde Uruguay, dónde lanzó la propuesta de decoración con una línea de interiores de vanguardia y herencia italiana que incluye muebles y objetos de iluminación (llamada Valeria Mazza Casa y en conjunto con Walmer, empresa líder en interiorismo), la modelo habló con Intratables, por América. “Entramos y se cerró el país cerca del veinte y pico de diciembre. Nadie más pudo entrar, excepto los que tenían pasajes ya comprados. Se ve una Punta del Este distinta… tranquila. Argentinos, poquísimos. No hay eventos sociales, más que juntadas en las casas. Mucho al aire libre”, contó Valeria mientras caminaba por la tienda ambientada con sus muebles.

Además agregó: “La gente se cuida. Ellos estuvieron todo el año abiertos. Ahora están muy preocupados. Al revés que nosotros, que estuvimos todo el año encerrados y ahora hemos perdido el respeto por la enfermedad, por todo… Esto no pasó. Tenemos que seguir cuidándonos. No se si es cansancio, que la gente piensa que no va a ser tan dramático… Yo sigo con un poco de miedo. No me gustaría contagiarme”.

Valeria Mazza lanzó su línea de decoración (Foto: Pablo Kreimbuhl)
Valeria Mazza lanzó su línea de decoración (Foto: Pablo Kreimbuhl)

Consultada por Diego Brancatelli sobre cómo veía la situación en el país vecino, Valeria agregó: “Hasta fin de enero el país va a estar cerrado. Esto se ve en todos lados. Pero hay sectores. El fin de semana pasamos por la rambla en Montevideo y estaba estallada. En Punta del Este hubo gente el fin de semana de Las Fiestas, pero ahora vas a la playa y el distanciamiento social es natural porque no hay gente”.

En ese marco, Ernestina Pais le preguntó cómo hablaba de la pandemia con sus hijos adolescentes. “De frente, con toda la información. Somos muy claros. Tengo dos que ya son mayores de edad. Así que les decimos: ‘Esto es lo que yo creo, pero sos adulto, hacete responsable de tus decisiones’. Nosotros los educamos para tomar decisiones desde chicos. Esta es una decisión importante, porque tiene que ver con la vida de ellos y con la de quienes los rodean”, apuntó la modelo en relación a Balthazar (21), Tiziano (18), Benicio (15) y Taína (12).

Valeria Mazza con Alejandro Gravier y sus hijos (Foto: @valeriamazzaok)
Valeria Mazza con Alejandro Gravier y sus hijos (Foto: @valeriamazzaok)

A cargo de la conducción del programa, Paulo Vilouta quiso saber cómo veía la posibilidad de la vuelta a clases. “Llevamos un año hablando del tema de la educación en época de pandemia. Los chicos tienen que volver a la escuela. El tema es que sigamos hablando hoy de cómo vuelven, cuando tendríamos que habernos preparado desde marzo del año pasado. Yo creo que las escuelas tienen que estar abiertas”, respondió con contundencia.

Y agregó: “Decir que la escuela es un lugar de contagio, cuando los chicos están en las plazas, en las playas, en las fiestas, clubes… ¡no va más! Tienen que volver. Lo que pasa es que también la pandemia ha puesto sobre la mesa la desigualdad que hay. Entonces hablábamos de la conectividad o de la situación edilicia. El tema es ver con la situación que tenemos, cómo nos organizamos para que los chicos vayan a la escuela”. Luego contó que, cuando empezó la pandemia, tanto ella como su marido, Alejandro Gravier, frenaron por completo sus actividades laborales porque ninguno de los dos son trabajadores esenciales.

Finalmente, cuando Brancatelli le pregunto si se daría la vacuna, Valeria contestó con una sonrisa: “¡Ay, no sé! No lo tenía pensado… Pienso que la posibilidad de vacunarme va a llegar dentro de mucho tiempo. Entre los esenciales, las personas de riesgo, la gente mayor… Pero consultaría con mi médico. Si mi médico me dice ‘vacunate’, me vacunaré”.

SEGUÍ LEYENDO