Pampita y el diseñador Gabriel Lage (Foto: Franco Fafasuli)
Pampita y el diseñador Gabriel Lage (Foto: Franco Fafasuli)

Carolina Pampita Ardohain fue protagonista excluyente de las noticias durante este fin de semana. En primer lugar, por su casamiento con el empresario Roberto García Moritán, con quien está de novia hace pocos meses. Pero también por la fuerte polémica que generó su vestido de boda que, durante la madrugada del festejo, fue producto de críticas y comentarios por su parecido con el que usó la actriz de Glee, Lea Michele, en marzo de este año cuando contrajo matrimonio con Zandy Reich.

El vestido de Lea Michele, actriz de Glee
El vestido de Lea Michele, actriz de Glee

“No lo puedo creer, me da un poco de gracia”, señaló Gabriel Lage, el diseñador que realizó el vestido de Pampita, en diálogo exclusivo con Teleshow. “Todo lo que hace Carolina lo llevan a un extremo que es difícil, y nosotros quedamos en el medio”, dijo el modisto, quien se enteró de la polémica en medio de la fiesta de boda, cuando a las cuatro de la mañana su socio le comentó lo que estaba sucediendo en las redes. Lage afirmó que no habló de la polémica con la modelo y sostiene que “no creo que le importe”. “Ella estaba fascinada con el vestido. En la última prueba le resultó muy cómodo y estaba feliz porque lo eligió para usarlo toda la noche”, señaló el diseñador quien confirmó que la modelo no quería cambio de vestuario durante el festejo.

A pesar de haber tomado las críticas de una manera muy relajada, Lage sostuvo de manera firme que “el que piensa que ese vestido se parece al de Carolina no entiende nada de moda, y tiene que ir a un oculista; lo que están diciendo es absurdo. Tienen que crear una polémica con algo porque si no, no tienen programa todos los días" y -algo irónico- aseguró: “Quizás es alguien a quien no invitaron”, en relación a las personas que hicieron circular ambos vestuarios.

Gabriel añadió que “de cerca el vestido no tiene absolutamente nada que ver con el que usó Pampita” y aseveró que la foto que circularon solo muestra una parte del mismo. En cuanto al modelo usado por Pampita, dijo que la falda “se hace desde el siglo XVIII” y comenzó a utilizarse para reemplazar al miriñaque. “Debe haber millones de faldas parecidas porque se usó a lo largo de 80 años. Los grandes diseñadores han tomado esta falda cónica”. Lage recordó que cuando abrió su local de Recoleta, “la primera vidriera que tuvimos fue con un vestido muy similar”, a lo que agregó: “Entonces tendríamos que decir que la diseñadora de esta actriz -en referencia a Lea Michele- se copió de mí, es absurdo”.

Además, aseguró que “no conocía a la actriz ni al vestido” y que “Pampita nunca me mostró una foto relacionada a ese vestido que nos pudo haber influenciado”.

El diseño del vestido de Pampita realizado por Gabriel Lage
El diseño del vestido de Pampita realizado por Gabriel Lage

La modelo fue quien se acercó al diseñador para pedirle que realice su vestido de boda, aunque al principio le mostró una foto sin especificarle que era para su casamiento. Unos días después le acercó otra imagen y le contó que quería que le realice su vestido de boda. Ahí se pusieron a trabajar. “Tuvimos dos personas dedicadas exclusivamente a trabajar con este vestido. Lo hicimos en 50 días. Carolina tuvo 4 o 5 pruebas y estuvo en todo el proceso. Lució un traje de novia de cuerpo estructurado con sugestivo pero delicado escote en 'V', en tono blanco almendra, con falda en cascada, romántica y femenina. El vestido es de organza satinada que se adquirió aquí, pero es una tela importada. Para la construcción de la falda se utilizaron 30 metros de organza de seda natural satinada y capas de tules en desnivel, con aplicación de 59 metros lineales de zócalos de organza doble, pespunteados en hilo de plata, modelados enteros para que no tengan ningún corte, con excepción del zócalo final. El volumen interno se logró a través de una técnica de termofusión, que aplico desde hace ya muchos años en mi atelier, aseguró el diseñador.

Según su testimonio, suspendió todo el trabajo que tenía para dedicarse exclusivamente al vestido de Pampita. “Lo que hacíamos valía la pena”, dijo, y aseguró que el valor del vestido es de “alrededor de 9 mil dólares en la Argentina”, aunque señaló que en el exterior este vestido tiene un costo de “17 mil dólares”, aproximadamente, afirmando: “El valor de una pieza de alta costura acá lamentablemente es la mitad de afuera porque si no no lo podés vender”.

En cuanto al peinado utilizado por Pampita, Lage sostuvo: “Yo le insistí para que fuera recogido. En la última prueba ella dudó de usar el cabello suelto, pero tenía un velo de organza que le hubiera quedado mal. Con Zacarías Guedes -el peinador- decidieron que fuera con el pelo atado y que se lo suelte después de la ceremonia; esa decisión me pareció perfecta”.

“Yo no copio, el día que tenga que copiar algo cierro el atelier porque significa que se me terminó el amor por la moda. Amo lo que hago”, finalizó Lage.

SEGUÍ LEYENDO