"Estoy pagando el almuerzo, no comprando el restaurante", cuenta la leyenda que le dijo Pablo Picasso al dueño de un bar, luego de que el artista le diera un dibujo hecho en una servilleta como forma de pago, y el gastronómico le pidiera que lo firmara.

Esta semana se realizó un allanamiento en el departamento de Claudia Villafañe para corroborar el estado de 400 objetos que Diego Maradona le reclama a su ex, entre los que habría camisetas, banderines, botines, medallas y trofeos que el Diez juntó a lo largo de su carrera.

 
  • La camiseta de la Selección con el número 10 que Diego Maradona usó en el Mundial 90 frente a Brasil
  • Camiseta de la Selección Argentina con el número 10, marca Le Coq Sportif
  • Camiseta y pantalón de Boca con el número 10 que usó en Boca en el torneo de 1981
  • Camiseta Newell’s Old Boys con la que debutó en Ecuador frente al Emelec
  • La camiseta que usó en el Mundialito de 1979
  • Camiseta azul y roja que usó en el encuentro entre Barcelona y Valencia en 1983
  • La camiseta de Argentinos Juniors que usó en 1980
  • Los botines Puma que usó en el encuentro entre Argentina e Inglaterra en 1986

Cada uno de esos objetos representa un logro, una meta cumplida y un momento en la vida de quien los ganó. Tienen un gran valor sentimental para la familia Maradona, pero también para millones de fanáticos de él en Argentina y en el mundo. ¿Podrían venderse? ¿Sería posible ponerles un monto para su intercambio comercial?

Diego Maradona en Boca, 1982 (Masahide Tomikoshi)
Diego Maradona en Boca, 1982 (Masahide Tomikoshi)

Ernesto "Cune" Molinero, autor junto con Alejandro Turner del libro Atlas de camisetas en el que repasa la historia de las casacas a lo largo del tiempo, explicó a Teleshow: "No puedo decir un valor económico puntual. Sí, que la colección de camisetas de Maradona tiene un altísimo valor histórico".

"Podrían hacer un museo y en ese caso sería una colección requerida y reclamada por el público. Hay algunas piezas muy importantes, como es la del Mundial del 90 contra Brasil", dijo y mencionó que seguramente al estar las camisetas que intercambió con otros colegas, haya de jugadores muy importantes y de otros no tanto "que se quedaron con una de él y que salieron ganando".

El también ex productor de CQC aseguró que además tienen "un enorme valor económico": "Un coleccionista puede querer cualquiera de esas piezas y cuando más importante el partido (en el que las usó) o más rara es la camiseta, más aumenta su valor".

Diego Maradona en el mundial juvenil de 1979 (Masahide Tomikoshi)
Diego Maradona en el mundial juvenil de 1979 (Masahide Tomikoshi)

¿Cuánto podría llegar a pagarse por alguna de esas piezas? Es imposible arriesgar un número ya que siempre depende de cuánto esté dispuesto el comprador a ofrecer en caso de que se subastaran o vendieran.

El año pasado, por ejemplo, una camiseta que Diego usó en el Nápoli con la particularidad de que tenía el número "9" en lugar del "10", se vendió por doce mil euros mientras que por 6.500 un comprador se llevó la camiseta tradicional que usó en la temporada 1986-1987.

En otra subasta que se hizo en Miami se vendió por 5.270 dólares la camiseta de la Selección que usó el Diez en 1979 y por 4.555 la que usó en 1973 cuando jugaba en Los Cebollitas.

Claro que muchos de los objetos que Maradona le reclama a Claudia podrían valer más ya que muchas de las camisetas las usó en partidos cruciales de torneos importantes tanto nacionales como internacionales. "En la etapa en la que él jugó, las camisetas empezaron a ser icónicas, mantenían un diseño durante varios años, entonces son muy reconocibles, incluso por el sponsor".

Diego Maradona, México 86 (Masahide Tomikoshi)
Diego Maradona, México 86 (Masahide Tomikoshi)

Más allá del diseño o el club en el que se usó cada indumentaria, Molinero fue contundente: "El que le da valor a las camisetas, es Maradona". Es por eso que una camiseta que el papá de Dalma y Gianinna usó en Barcelona (1982-1984) aunque él no haya ganado demasiados premios, puede valer más que la de un jugador que alzó más trofeos en el mismo club.

"Podría tener el paquete un gran valor para exposición, también hay mercado y hay coleccionistas que compran", agregó. El precio, o lo que se podría pagar por las camisetas, es relativo. Lo que es indiscutible es que tienen un valor histórico y hasta sentimental enorme.

Una buena iniciativa para que todos pudieran disfrutarlas, ya que además de hablar de Maradona, las camisetas hablan de la cultura y la historia del país, sería hacer un museo, como ya había hecho en el 2003 Villafañe con las cosas: "Es como los objetos de un ex Presidente o de un científico. Y generaría un fuerte ingreso para quien lo manejara". También, sería un gran atractivo turístico para la ciudad.

"Sería bueno que estén al alcance y observación del público y tienen valor porque las usó él. Entonces la camiseta tiene el doble de valor que cualquier otra que usó otro", dijo el autor e insistió: "El sable de San Martín, por sí solo, sería un pedazo de metal bien trabajado, pero es lo que es por quién lo usó".

Diego Maradona en Argentinos Juniors (Getty Images)
Diego Maradona en Argentinos Juniors (Getty Images)

Molinero dijo que los objetos de los cuales tanto se habló en los últimos días "son parte de la historia y del sentimiento de distintas generaciones": "Tienen que ver con la cultura de un país, de un pueblo y de la vida cotidiana".

"De quién son los objetos, son cuestiones que define la Justicia. Pero las camisetas para mí, como criterio general y más allá de este caso, pertenecen a quien las usó y a la gente que las disfrutó, que son quienes las enaltecen", cerró refiriéndose a los hinchas que celebraron cada Copa y trofeo con el Diez y que transpiraron la camiseta con él en cada final.

Hace unos años se vendió por 93 mil dólares una camiseta que Pelé usó durante la primera parte de la Final del Mundial de México 1970. Los botines que Maradona usó en México 86 en el mítico gol a los ingleses, ¿tienen un valor? ¿Sería imposible tasarlos? ¿Habría alguien que pueda y quiera pagarlos por lo que significan?

Más allá de que hoy no pueden venderse porque la Justicia aún no determinó quién es el dueño de los objetos, el reclamo de Diego a su ex mujer, ¿tiene que ver con lo económico o está relacionado directamente con el valor sentimental y con el esfuerzo que le costó conseguir los objetos?

Alguna vez Villafañe aseguró que las camisetas eran de su nieto Benjamín Agüero. Incluso el mismo Maradona contó, sobre la camiseta que usó contra Inglaterra en el 86 y que hace tres años lució el hijo de Gianinna: "Esa se la regalé yo. Un día le mostré a Benja que el Babu le iba a regalar una. Y él me dijo: 'Quiero esa, babu'. No es ningún bo… para elegir, je…".

Claro que en ese entonces, Diego tenía un solo nieto y hoy podría querer compartir también sus objetos con Diego Matías (el hijo de Diego Junior que nació en abril del año pasado), con Roma (la hija de Dalma de poco menos de seis meses) y con la beba de Junior, que nacerá en semanas. Además de con sus otros dos hijos, Jana de 23 y Dieguito Fernando, de seis. 

SEGUÍ LEYENDO