Mariela Fernández (Instagram)
Mariela Fernández (Instagram)

"Caerse, levantarse, sacudirse, curar los raspones, sonreírle a la vida y decir: ¡Ahí voy de nuevo! ¡Gracias por estar", escribió la conductora de C5N en su cuenta de Instagram con fotos de ella super sonriente.

Sus imágenes consiguieron  miles de "Me gusta" y miles de comentarios positivos. "Acá estamos para acompañarte en el camino", "Vamos nena", "Tan lindo verte bien", "Aplaudo tu vuelta y espero de corazón que estés muy bien" y "Ahí estaremos para verte brillar".

Mariela y Martina
Mariela y Martina

Luego de haberse sometido a un tratamiento en una clínica psiquiátrica que la mantuvo alejada de los medios durante nueve meses, Mariela reapareció en sus redes sociales. "Que lo que tenga que pasar, pase contigo. Te amo, hija. Gracias a todos por el cariño y el apoyo que me brindaron durante todo este tiempo. ¡Gracias por estar!", había escrito, junto con fotos de ella y Martina.

Fernández había sufrido el año pasado varios episodios de angustia, tras cumplirse el primer aniversario de la muerte de su papá. Dados sus antecedentes clínicos (ella había tenido un ACV), los médicos le sugirieron que se ineternara.

"Jamás pensé que la muerte de un padre me iba a generar tanto dolor. Me parece que trágica es la muerte de un hijo y no me quiero imaginar lo que debe sentir la gente que pierde a un hijo porque es algo contranatural, pero la verdad es que a mí me tocó esta historia. Me partió al medio", había dicho ella durante este verano.

También explicó que por no sentirse bien, decidió rechazar varias propuestas laborales:  "Yo tengo mucha alegría y me gusta transmitirla cuando trabajo, y si no tengo esa autenticidad, me parece que no lo vale".

En 2010, Fernández sufrió un ACV cuando se encontraba con una ex pareja en la habitación de un hotel. "Estábamos con mi novio en un hotel alojamiento y empecé a sentir los primeros síntomas, a los que no les di bolilla porque pensé que estaba mareada por la cerveza. Cuando llegamos a la casa de Gonzalo (su ex novio) vomité de una manera que parecía la chica de El exorcista. Me quedé a dormir. A las tres me levanté y me fui al canal para hacer el programa. Y tipo siete menos cuarto empecé a hablar (al aire) como borracha".

"Estuve un mes fuera del aire con una recuperación óptima sin rehabilitación de ningún tipo, un milagro", había contado en su momento.

SEGUÍ LEYENDO