Patricia Sosa: "Vi gente morirse por la droga y otros que terminaron descerebrados" (Audio: "Modo Sábado" – Radio Nacional)

Es una de las voces más reconocidas de nuestro país y lleva más de cuatro décadas cautivando a los públicos más variados. Sin embargo, sus comienzos en el rock no fueron fáciles para Patricia Sosa, quien en diálogo con Modo Sábado, el ciclo que conducen Tatiana Schapiro y Horacio Marmurek por Radio Nacional, hizo un repaso por aquellos años al frente del grupo La Torre.

"Hace 40 años me bajaron a patadas del escenario. Me agarraron de los brazos y me dijeron: 'Nena, las minitas de los músicos, abajo'. Y me tiraron al público. Tenía impotencia, estaba con un nudo en la garganta, no sabía cómo hacer para subir… La banda seguía tocando la introducción eternamente y yo ahí abajo. Hasta que Oscar (Mediavilla) me vio haciendo señas, se sacó la guitarra y me vino a buscar", recordó sobre lo que representaba en los comienzos de los '80 ser mujer en un ambiente particularmente machista como el rock.

En ese sentido, se refirió a otro tema delicado y siempre asociado con este tema: las drogas. La cantante se definió como una "enemiga" de las drogas, una postura que le ha traído dificultades en sus primeros pasos. "Fue muy duro pasar la etapa de los '80 porque se formaban guetos y para pertenecer a ciertos lugares si no te drogadas quedabas mal, y yo era la careta de la música", aseguró.

"Me tuve que poner una careta que yo no tengo -explicó-. Soy pacifista y tenía que estar a los gritos pelados. La sufrí. La droga me parece una cosa nefasta, me parece que arruina cerebros, y he visto literal morir a gente y he visto a otros descerebrados".

Por otro lado, la jurado de Genios de la Argentina -que ayer consagró a su campeona en la categoría menores-, se refirió a sus experiencias "extrasensoriales" en la provincia de Córdoba: "Tengo contacto muy seguido con unas luces que me vienen a visitar y que responden ante mis preguntas.  Con la meditación se abren canales, pero yo los tengo desde antes de meditar. Cuando me voy a meditar arriba de la montaña suceden cosas que son hermosas, hay seres de otros planos. Yo no vi seres corpóreos, son seres sutiles, almas elevadas. ¿Si me asustan? Para nada, es un regocijo, te da ganas de llorar de la emoción".

Patricia Sosa se refirió a sus experiencias "extrasensoriales" (Audio: "Modo Sábado" – Radio Nacional)

"Una de las últimas veces fui con Marilina Ross, Sandra Mihanovich y Julia Zenko. Subimos todas arriba de la montaña a las doce de la noche y en el medio de la oscuridad Marilina se paró y se puso a cantar 'Honrar la vida' y aparecieron todas las luces. Fue una cosa para festejar. El último fin de año me fui con la familia a Córdoba, subimos a la montaña toda la familia y nos dieron un festival las luces, fue una bienvenida maravillosa. Tengo permanentemente esta alegría de compartir con mis hermanos mayores".

En una charla íntima, durante la que abordó diferentes temas, la reconocida artista cuestionó la construcción de ciertos nombres propios en la música a partir de la utilización del marketing: "Son inventos, te vas a dar cuenta en diez años porque no van a estar más".

Y aseguró: "No puede perdurar en la música porque se aburren hasta los mismos artistas porque no son de vocación. No son los que van a tocar a un bar y les encanta y siguen tocando cuando cerró el boliche, o se juntan para componer. Forma parte del negocio; los artistas somos otra cosa".

SEGUÍ LEYENDO