Tenía el objetivo de volver a la televisión. Y la propuesta indicada, llegó. "No iba a  hacer cualquier cosa, tenía que ser algo que me gustase, y encontré lo que buscaba. Un programa diario en un horario importante, como las 21, en un canal de aire", destaca Juan Manuel Varela -o simplemente, El Rifle– sobre su regreso a la pantalla en la TV Pública con Los titulares, donde además de conducir, es el productor de contenidos.

"En esta era de globalización, de conectividad, que a algunos lugares (del país) el único canal que llegue sea la televisión pública, es una responsabilidad", reflexiona, y repara en el rating. "Me crié en canales donde interesa el minuto a minuto y la TV Pública va por otro lado: por la calidad, por mostrar el ADN celeste blanco, porque sea federal. Eso es lo que queremos transmitir en el programa".

Rifle Varela
Rifle Varela

—¿Cómo estás con el rol de productor?

—Soy intenso. A TN y al (Canal13 entré como pasante firmando un contrato de tres meses, y me iba a mi casa. Me puse en la cabeza que todos los días tenía que aprender algo nuevo, y si no podía aprender algo nuevo, tenía que mejorar lo último que había hecho. Nadie me decía: "Che, hacés esto bien, hacés esto mal". Después, a mí me tocó la posibilidad de quedar y al poco tiempo me pusieron a cargo de otros pasantes: tenía a 20 pibes a cargo para cubrir los fines de semana. Y lo que trataba de hacer era que a cada chico que hiciera algo malo o se equivocaba, sentarlo y decirle: "Che, ¿viste esto? Te equivocaste". "No, no me equivoqué"; o "No, no entendí". Entonces, le explicaba en qué se había equivocado o cómo lo tenía que hacer.

—Que pudiera capitalizar la experiencia.

—Exactamente. En ese sentido soy muy meticuloso, estoy muy encima, mi ADN es productor: hice toda la escuelita en TN de cargar el graph, hacer el aire en el control: sabía grabar satelitalmente, sabía editar, sabía un montón de cosas; armaba las rutinas.  Por eso estoy muy encima de producción y soy muy exigente. Pero también, vuelvo atrás: tengo 39 años, sé que se pueden equivocar una o dos veces; ya cuando se equivocan la tercera vez… Por ejemplo, ayer terminó el programa, me junté con tres chicos de la producción y dije: "El lunes tuvimos un error, hoy tuvimos un error; mañana no puede pasar más, se acabó. A las 5 de la tarde tiene que estar solucionado". Antes me generaba bronca o no entendía que hubiera gente que se iba al baño para irse cuando faltaban cinco minutos para terminara su horario. Después aprendí que para otras personas hay otras prioridades, pero para mí esto es mi vida: desde los 11 años quería hacer esto. En el transcurso de la profesión la cabeza se me fue abriendo para abarcar otras cosas. Entonces le dedico mucho, mucho tiempo. Se me conoce por lo que hago delante de cámara, pero mi pasión está detrás de cámara.

—¿Te imaginás productor de un ciclo que no te tenga a vos al frente?

—Ciento por ciento. Este año estoy cerca de hacerlo.

El Rifle Varela tuvo dos propuestas para volver a la radio pero priorizó el regreso a la TV.
El Rifle Varela tuvo dos propuestas para volver a la radio pero priorizó el regreso a la TV.

—¿Estás armando un stand up?

—Me ofrecieron para un canal de cable hacer un programa que tenga un stand up de actualidad, y como coincidió con el inicio de Los titulares, quedó para julio.

—¿Te imaginás todas las noches haciendo un cierre medio showman con un stand up de actualidad?

—Creo que es la apertura. Sí, me parece divertido.

—Imagino que fue un quiebre salir de TN porque entraste como pasante tres meses, y estuviste 16 años.

—De tres meses a estar 16 años y llegar al mejor noticiero que tiene el canal, porque para mí el mejor noticiero de la historia de la televisión argentina es Telenoche, y estar en la pantalla de TN… Pero llegó un momento, era todo…

—El sueño cambió.

—Entonces, tomé la decisión. Me fui el 1 de diciembre de 2017, hace un año y medio.

—¿Estás contento de haberte ido?

—Sí, feliz. No cambio por nada la decisión. No me arrepiento.

—¿Y mirás TN?

—Sí, obvio. Yo miro todo. Tengo chicos que se criaron conmigo en el canal y un montón de veces les he pasado videos de última noticia, les he pasado ideas de notas que han salido. Y se los paso a los pibes, no es que llamo a un jefe.

—O sea, hoy hay una reconfirmación de una decisión correcta, y un muy buen recuerdo del paso por ahí.

—Obvio. Todo lo que yo haga en mi carrera, obviamente que Esto de Los titulares se lo tengo que agradecer a la Televisión Pública y a Gotama, la productora que confió en mí y que me dio la oportunidad. Pero también tengo que agradecer lo que me dio TN. Voy a estar agradecido eternamente por lo que me dio. Obviamente que algunas cosas las hacía a escondidas, sin saber. Me acuerdo que me editaba y me grababa audios para los domingos, para Gustavo Tubio, que no tenía columnista deportivo; y yo grababa las notas y era sin autorización. Cuando veía un resquicio, me tiraba de cabeza.

—¿Nadie se daba cuenta que eras vos?

—No, pero siempre pasa. ¿Viste que los jefes trabajan de lunes a viernes? Él se dio cuenta que yo lo hacía bien, que me gustaba, entonces me preguntó si quería ser su columnista. Yo le dije sí, pero había que preguntar. No voy a decir nombres porque no vale la pena y adoro a ese jefe, pero le escribió: "Che, ¿no te parece que el Rifle podría ser bla, bla, bla, columnista?". Y él le contestó: "¿En serio me lo decís?". No me veía para hacer cámara, nunca lo había hecho hasta ese momento.

—¿Y hoy, cuando lo cruzás, qué le decís?

—Un día estaba con un jean roto, unas sandalias de cuero, una remera larga y un collar cruzado; tenía el pelo largo. Y me dice: "Rifle, ¿por qué no te emprolijás un poco el pelo a ver si un día podés hacer aire?". Y yo le dije: "Ricardo, vos no sabés si me vas a poner en cámara o no, pero yo con este pelo me levanto minas y yo no me muero por hacer cinco minutos de cámara; prefiero seguir haciendo lo que hago". Obviamente que nunca me puso en cámara. Después, cuando pasó un incidente en la cancha de San Lorenzo en un partido contra Vélez, en el que hubo un muerto, había empezado C5N y justo tenía el móvil ahí. Y le estaba yendo muy bien el rating, mejor que a TN. Ahí Marcelo Molina me dice: "Subí", pero no me ponchaban, así que no salía en cámara, salía en off la voz en vivo. Y supuestamente, lo hice bien.

Hace casi un año que está de novio y anticipa que cuando se case será en secreto.
Hace casi un año que está de novio y anticipa que cuando se case será en secreto.

—Es una historia de haber estado en el momento justo y haber sabido aprovechar cada oportunidad.

—Te cuento. Carlitos Tévez hace un gol para el Manchester United de cabeza, empata 2 a 2 con el Blackburn Rovers, estaba luchando el torneo con el Chelsea, y en el canal dicen: "Llamen a una última noticia con el gol de Tévez". Era la pelea cuando salió C5N, y TN por cualquier cosa daba última noticia. Y no había nadie de deportes. "¿Cómo que no hay nadie de deportes?". "No, no hay nadie". "Pero, ¿no hay nadie?". "No, el único que está es el Rifle". "Que suba el Rifle". Y viene la productora: "Dice Marcelo que tenés que subir al aire". Yo venía de cuatro días de vacaciones en Montevideo, sin afeitarme, y le dije: "Si subo así, te echan a vos, al director y a mí. ¿Lo importante es la nota? Yo me edito, yo me grabo y que la presenten. Y si quieren que salga al aire en el próximo noticiero, salgo". Mandé a un remisero a comprar para afeitarme, le robé una camisa a (Marcelo) Fiasche que había dejado en la oficina y ahí hice la columna esa en vivo.

—Ahí no paraste más.

—Y lo de Tévez lo repetí a la otra hora, y después me dijeron: "¿No tenés otra cosa?". Y habían jugado Barcelona-Espanyol, el clásico de Cataluña, y el domingo ya empecé en vivo. Así fue.

—Y cuando empieza a cambiar el sueño y decidís irte, ¿comienza también un recorrido de ir probando distintas cosas? Porque hacés deportes pero también mostrás que te interesa la actualidad.

—Sí. Yo sé que en algún momento voy a conducir un noticiero.

—El objetivo es ahí.

—Sí, sí, lo sé. El año pasado estuve cerca, estaba con un canal, teníamos a todo el equipo arreglado de palabra, estaba arreglado de palabra el contrato, todo, y por equis situación, se cayó. Pero eso yo lo sé. Miro mucho noticiero, me interesa mucho, veo cosas que se pueden hacer. Tal vez pienso que se pueden hacer y que no se hacen. Y yo sé que voy a conducir un noticiero.

—¿Estás de novio?

—Sí. Con María Pía Marcollese, ya hace más de un año.

—¿Conviviendo o casas separadas?

—No, casas separadas, pero dormimos todos los días juntos. Así que no es una convivencia, pero sí es.

—¿Y qué tal sos como novio?

—Creo que me falta todavía. Soy mejor productor o periodista que novio. Lo tengo que admitir. No está mal admitir las falencias. Como pareja me falta todavía.

—Si le pregunto a ella en qué momento sos insoportable, ¿qué me va a decir?

—Que estoy todo el día con el celular, que estoy todo el día con la televisión, que lo único que pienso es en el trabajo. Que no tengo horarios. Que, soy un enfermito en eso. El lunes, cuando empecé el programa, le mandé un ramo de flores agradeciéndole.

—Debés haber estado insoportable la semana anterior.

—No me gusta mucho hablar de mi vida privada, pero yo le dije: "Mirá, para mí esto es todo".

—¿Estás enamorado?

—Sí, sí, estoy bien. Creo que para este momento es justo, cayó en el momento que necesitaba una persona así. Estoy entrando en calor porque no…

—Sí, porque vos sabés que yo te voy a preguntar si te vas a casar, si vas a tener hijos, ese tipo de cosas.

—Lo único que yo le dije es que el día que nos casemos, que no hay fecha en eso, puede ser en cualquier momento, que vayamos al Registro Civil solos con los testigos y nos casamos, que no lo sepa nadie. Pero no por temas de medios. Porque independientemente de que los dos somos personas que tal vez para un medio de espectáculos interesaría saber si nos casamos, porque los dos somos reconocidos, me gustaría que fuera algo privado, pero privado… de privado. Ella coincidió, le parece lo mismo. Que lo hemos hablado, sí, lo hemos hablado. Y el tema de los hijos sí, también.

—Bueno, ya te veremos papá entonces.

—No es que pusimos un límite: "Mirá que en el 2021 tenemos que tener tres pibes". No. Pero está hablado.

—¿Y la imaginás mamá?

—No va a ser un diez como mi madre, va a ser un mil. En eso es estupenda, tiene todas las cualidades.

—Juan, para rescatarte de este momento en el que estás sufriendo, te voy a meter en otro que no esta tan sencillo tampoco, año de elecciones ¿Algo te esperanza de lo que viene?

—Esta muy complicado el país, se nota. A mí lo que me duele es que no se pueda trabajar a futuro con un proyecto de país. Que no se unan. O lo que ha pasado en el último tiempo, que el Gobierno invita a los otros a que vengan. El gesto era apenas asumís llamás a todos para que se unan en un proyecto en conjunto en algunas cosas. En un montón tal vez no nos podemos poner de acuerdo, pero hay unos puntos que sí. Y los que no se quieren poner de acuerdo, quedan expuestos. Y no hacerlo como una acción de campaña. Eso es lo que me duele. Sé que si el Gobierno no va a ganar los otros que vengan, sean quienes sean, van a hacer exactamente lo mismo, van a hacer borrón y cuenta nueva, y van a empezar de cero. Eso me duele del país, tal vez desde la época de Frondizi, estamos hablando hace mucho tiempo que no hay una política de Estado como proyecto de país. Y ahí está la bronca, el dolor de decir la frase, que yo no la digo pero que se escucha: "Este país no tiene solución". Todavía no veo cómo que se encamina esto. Muchas veces lo que vemos arriba, en los funcionarios, también se ve abajo. Hay una idiosincrasia en algunos sentidos del argentino que nos lleva a caer siempre en el mismo error y a no tener memoria. Nosotros vimos el "Que se vayan todos" y hoy por hoy, en un año de elecciones, muchos de esos siguen estando. Muchas veces los que votamos no tenemos la memoria y los que están en esos cargos se aprovechan que nosotros no tenemos memoria o nos conformamos con esa limosna que se da y no pensar a largo plazo. Y ahí está tal vez el dolor que yo siento de no poder cambiar eso.

—¿Vos ya sabés a quién vas a votar?

—No, todavía no.

El Rifle Varela volvió a la Televisión Pública con “Los Titulares”
El Rifle Varela volvió a la Televisión Pública con “Los Titulares”

—¿Trabajar en la Televisión Pública te condiciona en algo?

—No, cero, a mí me encantaría si hay balotaje entrevistar a los dos candidatos del balotaje.

—En ese escenario de un supuesto balotaje si te doy una pregunta para cada uno, ¿qué le preguntás hoy a Macri?

—Que los últimos técnicos que eligió la pifió. Si no se equivocó con Angelici, porque lo puso él a Angelici.

—¿Y a Alberto Fernández?

—Es muy fanático de Argentinos Juniors. Si no ayuda un poquito para habilitar la cancha de Argentinos Juniors si están dadas las condiciones para habilitarla.

—¿Te sorprendió la dupla Fernández-Fernández en ese orden?

—Sí, obviamente. Una jugada magistral fue. Increíble. Pero en realidad primero me dio bronca porque ese fin de semana iba a salir en un medio que yo volvía a la televisión, dije: "La puta madre (risas). Justo la va a tirar". Me quería matar.

 

ENTREVISTA COMPLETA