Por Susana Ceballos

Las peleas de Lucho Avilés
Las peleas de Lucho Avilés

Lucho Avilés, pionero del periodismo de espectáculos que murió este sábado tras sufrir un infarto masivo, ha sido protagonista de varias peleas con reconocidas personalidades.

 

Por la importancia de los personajes involucrados, una de sus peleas más fuertes fue la que tuvo y mantuvo con Gustavo Yankelevich. Durante mucho tiempo atravesaron un enfrentamiento silencioso que no trascendió a los medios. Hasta que en octubre de 2016, Yankelevich publicó en su cuenta en una red social, una foto del periodista con un fusil de caza junto a un jabalí muerto. Para que no quedaran dudas acerca de lo que pensaba escribió: "Maltrataba a los actores en su programa sin ninguna consideración, lo hacía por la maldad misma, en la foto disfrutando haber matado Lucho Avilés".

Sorprendidos por el mensaje, desde el programa Informadísimos llamaron al periodista para saber su opinión. Lucho también fue contundente con su respuesta: "El peor crimen que un ser humano puede cometer en este mundo es dejar sin trabajo a otro. Y eso lo hizo Gustavo Yankelevich cuando yo estaba en canal 9 midiendo 14 puntos" y siguió "eso pasó cuando Telefe compró canal 9 y él manejaba estos medios".

En otras entrevistas también lo acusó de su falta de trabajo. "Un 'amigo' que tengo que se llama Gustavo Yankelevich llamó a la productora de Endemol para decirles que de ninguna manera me pusieran a mí, que si yo entraba a Gran Hermano, se olvidaran de entrar con ningún otro programa producido por ellos en el canal", relató.

El enojo con Yankelevich

Uno de los motivos del enojo del productor con Avilés fue porque publicó en la revista que dirigía fotos del productor, recientemente separado de Cris Morena, junto su nueva pareja en su chacra de Punta del Este y con sus hijos, Romina y Tomás.

Pero la rabia más fuerte ocurrió en los 90 y ya no hubo vuelta atrás. Jorge Rial lo reveló en su programa: "Cuando Indiscreciones estaba en la época dorada de Telefe hacía 30 puntos y era un éxito. En 1991, Alejandro Romay le ofrece a Lucho un palo verde por mes para que se mude a canal 9″.

Según Rial, como el periodista no podía rescindir su contrato empezó a jugar con el desgaste y a criticar a las grandes figuras de Telefe, Antonio Gasalla y Susana Giménez. En varias oportunidades, Yankelevich le pidió que cambiara su actitud pero aunque Lucho lo escuchaba, después hacía todo lo contrario. Finalmente logró que le rescindieran el contrato. "En el medio del pase a canal 9, la producción de Indiscreciones consiguió una nota con el hermano de Susana Gimenez, que estaba internado en el Borda. En ese momento fue un notón que tendría que haber salido en Telefe, pero tiempo después se vio en el 9. Lucho la guardó como una carta de presión".

Y si Rial pudo contar esta pelea es porque él también protagonizó la propia con Avilés. Corría el año 2002, Rial era el conductor de Intrusos y Avilés, de Indomables. Aparentemente en su programa, Lucho deslizó que en pleno corralito financiero su ex notero había conseguido sacar la plata del banco. "Al otro día bajó Jorge bajó al estudio. Nosotros escuchamos los gritos. Salimos y los vimos, estábamos con las maquilladoras tratando de separarlos y no podíamos. ¡Me acuerdo cómo le quedó el jopo! Ese día no salió al aire (Lucho), eso de hecho le costó el puesto", recordó Tauro.

Rial detalló el episodio en su libro autobiográfico "Yo, el peor de todos". "Lo esperé al otro día en el pasillo del canal. Estaba furioso. Lo encaré de una y se quiso pasar de vivo: '¿Para qué carajo mentís con eso? Yo no saqué nada'. Me respondió: 'Qué se yo por qué lo dije. Tenía la información y la tiré. Y, además, a vos no te tengo que dar explicaciones'. No le dije nada más. Le tiré una trompada en medio del mentón y lo impacté de lleno", narró.

Después de esa escena las autoridades del canal despidieron a Lucho y se quedaron con Rial. "Lo dejé sin trabajo, es verdad, pero hubiera pensado antes de decir semejante disparate de un compañero. Era un gran conductor, pero tenía esas cosas".

Pese a estos desencuentros, Rial siempre reconoció que Avilés fue uno de sus maestros. Así lo expreso en sus redes cuando supo de la muerte de Avilés: "No lo puedo creer. Fue un maestro. Más allá de chicanas y desencuentros. Me enseñó mucho. Me dio la primera oportunidad en la tele. Un cabrón querible. Un abrazo a su esposa y su hijo".

Lucho tuvo también un enfrentamiento con Beto Casella por los programas de archivo. En Convicciones, Avilés los defenestró: "No se están matando por producir, se limitan a afanar lo que se mataron en producir los otros. Ponen lo que otros hicieron y se dedican  a criticarlo, nada más. Para mí, los programas de archivo son TV caníbal, deplorables y repugnantes".

Casella recogió el guante y desde Bendita le replicó: "¿Qué sabe Lucho Avilés de edición? El informe que vieron recién, llevó fácil 45 minutos de trabajo de edición. La otra es agarrar la planilla de ratings, como hace él, ¿de qué me estás hablando, Lucho Avilés? Respetá a la gente que labura y sino,  te explico cómo se hace tele  hoy".

La polémica siguió en el programa de Viviana Canosa, donde Avilés los calificó como "bosta de elefante" y Casella contestó: "Ojalá pudiera estar como Lucho Avilés, sentado con cuatro panelistas, leyendo el rating. Si hago eso, los directivos me pegan una patada y el público me expulsa. Está pifiadísimo y no sé si entiende estas nuevas formas de TV, que no son de su época. Lucho Avilés ha estado 25 años haciendo la rueda de chimentos".

Otro fuerte cruce fue con el modisto Roberto Piazza mientras Avilés era parte del jurado de Cantando por un sueño. Todo comenzó cuando el periodista le aseguró que estaba vestido como un payaso, que había cantado pésimo y lo calificó con un cuatro. Piazza enfurecido renunció al programa y lo tildó de "payaso de cuarta" y siguió "me tiene recontra podrido. Para mí que es homofóbico. Es un estúpido. No sabe nada de cultura ni de sensibilidad".

La pelea con Roberto Piazza en el "Cantando por un sueño"

A la colección de enfrentamientos hay que sumarle el que mantuvo con Paloma Fort. En Pamela a la tarde, donde ambos estaban invitados, la mujer contaba su reclamo de parte de la herencia que dejó el fundador de la fábrica de chocolates. "¿Y si es un invento de Paloma para tratar de meterse en la herencia qué? Yo en el caso de ellos me negaría como hacen ellos al análisis", lanzó el periodista. Paloma retrucó preguntando por qué consideraba que mentía si él desconocía mucho de su vida, pero Avilés se mantuvo en su posición.

Mientras conducía Indomables, Avilés también tuvo una polémica con Andy Chango cuando el músico defendió el consumo particular de marihuana. Mientras Lucho mostraba su disgusto asegurando que "yo nunca consumí drogas", Andy aseguraba que se sentía "en la Inquisición". El reportaje terminó con Andy enumerando las drogas que consumía ante un Lucho que le aseguraba más con sorna que con interés que todavía era "recuperable".

La pelea al aire de Lucho Avilés con Andy Chango

Pero sin dudas la pelea más larga fue la que sostuvo con Andrea del Boca. En el año 1997, ella era la reina de las telenovelas que no solo batían records de audiencia en la Argentina, también se exportaban a todo el mundo. La actriz decidió realizar un viaje al exterior y Avilés en su programa Indiscreciones aseguró que lo hacía porque solo le quedaban "seis meses de vida" porque sufría de esclerosis múltiple. La actriz llevó al periodista a juicio y en el 2015 la Justicia dictaminó que se la debía indemnizar por la difusión inexacta de noticias sobre su vida privada.

Peleas, enojos cruces mediáticos y no tanto, Lucho Avilés siempre dijo lo que pensaba y pensaba lo que decía. Sin importarle los costos que él o sus oponentes terminaran pagando.

SEGUÍ LEYENDO