El emotivo recuerdo de Marcelo Tinelli (Video: "El Diario de Mariana", El Trece)

Quiso el destino -o quizás lo buscó él- que con el correr de los años terminara iluminando la noches de millones de argentinos, sobre todo de aquellos que al concluir cada día se encontraban en la oscuridad más cerrada. Así lo cree Marcelo Tinelli, un hombre que supo construir su propio destino por encima de las circunstancias adversas que marcaron su niñez. Y que hoy, casi 50 años después (y con 30 transcurridos al frente de ShowMatch), puede rememorar aquellas situaciones adversas con el aplomo de la madurez.

Lo hizo a horas de un nuevo debut de su programa de El Trece, en una entrevista íntima con Mariana Fabbiani, donde explicó de qué manera llegó a conducir el programa más visto de la televisión en estas últimas tres décadas. "Sin querer, mi viejo tuvo que ver… -destacó Tinelli-. Mi vieja también, lamentablemente por un hecho trágico".

Llevó entonces su relato a 1971, cuando tenía apenas 10 años y transitaba "una vida muy de pueblo", como un alumno más del quinto grado del Colegio Cervantes, de Bolívar. "Y no sabía que mi papá estaba así -lamentó-. Sí lo había visto más amarillo: tenía cirrosis. No la habían detectado a tiempo, o en ese momento no tenía cura".

Cada año -desde 1998- se disputa en Bolívar la Maratón Dino Hugo Tinelli. La organiza su hijo, claro, en un sentido homenaje. Y siguiendo la traza del recorrido se pasa por delante de la casa donde María Esther Domeño crió a este hombre nacido el 1 de abril de 1960. "Ellos me dieron todo lo mejor: hicieron lo que pudieron, cada uno con sus problemas -dijo Marcelo-. Eran dos personas hermosas, mi papá con una enfermedad como el alcoholismo, y mi mamá con depresión".

Marcelo Tinelli con sus padres, en un verano en Mar del Plata (Foto: Gente)
Marcelo Tinelli con sus padres, en un verano en Mar del Plata (Foto: Gente)

Entonces habló de las noches que padecía en aquella época, y de las que disfruta hoy… "Mi papá era una persona hermosa de día, y hacía lo que podía de noche, digo yo. Porque cuando tomaba, después de juntarse con sus amigos y volver a casa… Yo tengo recuerdos", se emocionó el conductor.

"A veces siento que esto que hago de alegrar la noche, de trabajar de noche, tiene que ver con esas noches que a mí me costaban mucho… Ya de por sí me costaba mucho dormir de chiquito. Es un horario de mucha soledad, y de mucha gente enferma que necesita ayuda, y uno ni se da cuenta de que le hace compañía. Y yo creo que me hice compañía a mí mismo; durante muchos años sentí eso".

Por la enfermedad de Dino, los Tinelli debieron instalarse temporalmente en Capital Federal. Y con su muerte, ya no regresaron a la ciudad bonaerense. "Mi mamá dijo: 'No vuelvo más Bolívar'. Y cerró la puerta de esa casa, dejando todo adentro, los muebles, los cuadros…".

Marcelo Hugo fue construyendo su futuro en Buenos Aires, donde terminó siendo el dueño del rating de la televisión argentina en aquellas noches que, por fin, terminaron siendo suyas. Y de los cientos de miles que se sienten acompañados al otro lado del televisor, desde hace 30 años.

Marcelo Tinelli rodeado por los integrantes del viejo “VideoMatch”, en el debut de este lunes (Foto: Prensa LaFlia)
Marcelo Tinelli rodeado por los integrantes del viejo “VideoMatch”, en el debut de este lunes (Foto: Prensa LaFlia)

SEGUÍ LEYENDO