El Insoportable de Diego Pérez y José María Listorti con Mauricio Macri
El Insoportable de Diego Pérez y José María Listorti con Mauricio Macri

El día en que Diego Pérez se enteró de que iba a tener un casting para entrar a VideoMatch lo leyó en un cartelito pegado en el botón del inodoro de su casa. Lo dejó ahí su mamá porque él volvería tarde y ese era el único lugar en el que podría verlo a esa hora. El mensaje era de parte de Julián Weich, que le decía que un tal Pablo Prada, productor, se quería comunicar con él.

Julián Weich era amigo de Diego porque habían estudiado teatro juntos en lo de Lito Cruz, y el entonces conductor de El agujerito sin fin le estaba dando una mano para conseguir trabajo. Esto sucede en el año 1993. Los castings eran para integrar el elenco de 1994, año en que entraron no solo Diego Pérez sino también José María Listorti, Hijitus y Freddy Villarreal.

"Me presenté con una cámara oculta que era para España. Era un argentino que paraba taxis y quería subir una serpiente enorme en el auto y los choferes se espantaban. Y yo les ofrecía plata a cambio de que aceptaran. Se llamaba Todo por la Pasta, y la cosa era ver qué hacía la gente por guita", cuenta Diego a Teleshow.

(Video: El Insoportable con Thalía / Telefe / Youtube)

El tal Pablo Prada resultó ser el Chato Prada, hoy reconocido como el histórico productor de Tinelli. "El Chato me hizo la prueba y fue a él a quien le gustó mi trabajo. Se lo pasó a Claudio Villarruel y ellos a Marcelo", recuerda Diego.

La historia continúa con el nombre de José María Listorti. Fue citado a hacer el casting el mismo día que Diego. Ahí se conocieron y resultó que los dos vivían por Devoto. A partir de entonces se hicieron amigos. "Íbamos todos los días al canal juntos y craneábamos ideas. En el 94 hicimos cada uno cosas por su lado y en el 95 teníamos un mes para probar cosas. Yo quería probar algo. Mi viejo miraba mucho la tele y criticaba a todo el mundo. Yo había crecido viendo eso. Y tenía un amigo en un videoclub que cuando le preguntabas por una película o decías que tal te había gustado, te liquidaba. Era un contra total, entonces tenía eso en la cabeza", recuerda Diego. Así surgió el personaje que recordamos hoy: El Insoportable.

La primera nota fue con José María haciéndose pasar por un notero de un programa cualquiera que entrevistaba gente al azar en la calle, y de pronto aparecía Diego Pérez de fondo y empezaba a criticar lo que decía la persona. "Y un día lo hicimos en Recoleta y lo vimos a Moisés Ikonicoff y lo paramos. Era funcionario de Menem en ese entonces. Y ahí empecé a atacarlo a Moisés y le gustó mucho a Marcelo hacerlo con famosos. Empezamos a ir por ahí y creció mucho. El Chato me dijo: 'en un año van a estar recorriendo el mundo', y sucedió antes del año. Era decir lo que la gente quería decir. Mi viejo era un carnicero, era pueblo, y cuando escuchaba alguna boludez, él criticaba como critica cualquiera. 'Como puede ser que actúe este perro', decía por ejemplo. Por eso la gente se identificaba tanto, porque representábamos lo que ellos pensaban", reflexiona Diego.

(Video: El Insoportable con Guillermo Barros Schelotto / Telefe / Youtube)

Rápidamente fue un furor. "Los famosos lo tomaban bárbaro. Muchas veces nos han llamado a nosotros para que lo hiciéramos, nos lo pedían. La gente se prendía. Venía la Brujita Verón y le divertía más que hacer una nota en serio para un programa deportivo", recuerda. "En Mónaco lo agarramos a Luis Miguel y fue la nota más corta de la historia. Apareció con el jopo, yo le pregunté si había venido en moto que tenía todo el pelo para arriba, y se rió y se fue. Así nomás. Le dijimos a Marcelo que no lo pase, pero él al contrario: la pasó 50 mil veces". Al final de cada nota llegaba el cierre que todos esperaban: José María y Diego, después de "discutir" delante del famoso durante toda la entrevista, se miraban y decían juntos: "andaaaaá". Era su manera de echar por tierra la fama del entrevistado, sacarle el lustre a tanta pompa que acompañaba a las estrellas. Era, de algún modo, una venganza colectiva: todos queríamos decirle "andá" a algún famoso.

Era por supuesto una ofensa liviana, casi un acto de justicia. Sin embargo, en algunos casos decían cosas verdaderamente ofensivas que solo por la magia extraña de VideoMatch entraban en el territorio del humor. Claro, eran otros tiempos. Mirar algunas de esas entrevistas hoy causa más indignación que risa, pero era la sociedad la que se reía de lo que hoy no. Por ejemplo, en relación a las notas que se hacían con modelos o vedettes. Si existiera El Insoportable hoy sin dudas diría otro tipo de barbaridades. ¿Podría? Es una pregunta de difícil respuesta.

(Video: El Insoportable En los World Music Awards en 1998 – Telefe / Youtube)

Otra diferencia es el cambio de los personajes. Si antes era Maradona el más alto entrevistado posible, ¿quién sería hoy? "Querría hacerlo a Messi para conocerlo. Y este año electoral no sé. Siempre hicimos a los candidatos a presidente. Me encantaría hacerlo a Macri hoy. Hacerla a Cristina, ni hablar, pero no creo que se prenda", fantasea Diego.

José María también habló con Teleshow y recordó aquellos tiempos, aunque no fue El Insoportable quien más lo hizo brillar. En su desarrollo personal, Navajo, el Jugo Loco, o las cámaras ocultas fueron más importantes. Pero sin dudas El Insoportable fue uno de sus hitos. "Nos hizo recorrer el mundo. Conocí lugares que nunca pensé que iba a conocer. Estuvimos en un montón de eventos con Ricky Martin, Shakira, Tyson… Son muchos buenos recuerdos", dice José María. Entre todas las notas que hicieron, hay una que atesora especialmente: "Entrevistas hicimos miles, pero una especial fue en el año 98 o 99. Hicimos un Insoportable en vivo con Maradona desde Canadá, vía satélite. Y fue un desafío porque hacerlo en vivo y con Marcelo al otro lado al aire era todo un tema y salió muy bien".

(Video: El Insoportable con Mauricio Macri / Telefe / Youtube)

La participación de Diego Pérez en VideoMatch terminó en el año 99. Ya en el 2000 no estuvo. Nunca se arrepintió de esa decisión: quería probarse en ficción (actuó en varias tiras de Pol-ka), y después probó la conducción y co-conducción. José María siguió ligado a la factoría Tinelli. Y hoy, 25 años después de aquella llegada de ambos a VideoMatch, volverán a juntarse. Será para homenajear aquellas viejas notas de El Insoportable pero en el mundo de hoy.

"Diego llevaba eso de ser opositor a todo en la sangre", cuenta hoy el Chato Prada, que da la primicia de que este año, como conmemoración de los 30 años, vuelve El Insoportable. "Será un especial solo para el primer programa y lo harán con un argentino famoso que vive en Italia. De hecho, ahora mismo están José María y Diego allá", cuenta. ¿Con quién? No lo quieren revelar todavía. Una apuesta pretenciosa: ¿el Papa Francisco? Su afición por San Lorenzo indicarían que es posible. Si va a seguir o no el recuerdo emotivo de las grandes notas durante el año es un misterio que ni el Chato puede responder.

"En la tele nunca podés preveer lo que va a pasar, pero la idea es que en el arranque del programa hagamos estos homenajes y después comience el Bailando", dice. Habrá que esperar. Por lo pronto, ya hay fecha precisa para que la máquina comience a rodar. Será el 29 de abril. Será, quién diría, el comienzo del año 30.

SEGUÍ LEYENDO