Wos, en el Lollapalooza 2019 (Fotos: Chule Valerga)
Wos, en el Lollapalooza 2019 (Fotos: Chule Valerga)

Invadidos por el trap, decenas de padres miran atónitos el fanatismo con que sus hijos repiten letras complejas y veloces. Sucede a lo largo y ancho del Hipódromo de San Isidro: los chicos siguen al pie de la letra lo que va cantando el trapero de turno. "Todo es tan duro y la vida es frágil/ Sé que soy de vidrio y que puedo romperme fácil/ No tengo delirios, pero casi/ No tengo delirios, pero…", dice por ejemplo "Andrómeda", uno de los hits de Wos. Es uno de tantos. Peor el espectáculo es doble: en el escenario y en el campo, mirando a los chicos surfear la ola con flow y a pura rima.

"Es grande y el predio. Se acercaron, es un montón". Con esas palabras terminó justamente Wos su show en el Lollapalooza 2019. Son cerca de las 3 de la tarde del viernes 29 de marzo y la gente pide más. No habrá más, no de Wos, pero sí de la troupe del trap, que como nunca antes copó la escena del festival.

El de Wos –Valentín Oliva en realidad, 21 años- fue el primer número convocante del festival. Extrañó bastante a sus fanáticos que, siendo un artista de peso en la escena local, lo programaran tan temprano. Su última canción, "Púrpura", abrió la puerta a una imagen que luego se repetiría hasta el cansancio: jóvenes rondando los 20 años moviendo sus cabezas como el perrito que usaban en su momento algunos taxistas.

Los jóvenes deliran con Wos
Los jóvenes deliran con Wos

¿Quién es Wos? Uno de los más fuertes exponente actuales del freestyle en el país. Campeón en la Batalla de Gallos Argentina en 2017 y de la competencia internacional en 2018, salió de las míticas juntadas de El Quinto Escalón, que sucedieron hasta el año pasado en el Parque Rivadavia. De allí salieron muchos de los traperos que ahora hacen delirar a los chicos en el Lollapalooza. Pero la cosa cambió: antes competían entre ellos en batallas, duelos de improvisación a puro insulto; hoy hacen sus canciones y graban discos.

Los números que mueven son asombrosos. Millones y millones de reproducciones en YouTube y Spotify, miles de fanáticos, cientos de miles de seguidores en redes sociales. Todo el combo necesario para que se volviera inevitable darle espacio en un festival que apunta principalmente a los jóvenes.

Además de Wos, el viernes también hicieron lo suyo Dak1llah, Khea, Bhavi y el dúo Omar Varela & Mykka (Varela no solo es el productor más solicitado de la escena sino también el titular de Mueva Records, el sello donde están los traperos de mayor peso).

Dak1llah, en el escenario del Lolla (Fotos: Chule Valerga)
Dak1llah, en el escenario del Lolla (Fotos: Chule Valerga)

Todos ellos se presentaron en el escenario Perrys y convocaron a miles y miles de chicos. Dak1llah es una de las mujeres más queridas. Ella también "salió de la plaza" (así se define a quienes compitieron en batallas de freestyle amateurs, de barrio), y tiene su base de fans desde entonces. No es menor que se haya logrado hacer un espacio siendo mujer, no solo porque solo el 20% de toda la programación artística está conformada por mujeres, sino porque "en la plaza" -justamente- no tenían tanto espacio para competir. Lookeada de manera futurista y acompañada de bailarinas, dio su primer show en el Lollapalooza. Su canción más conocida es "Solo quiero bailar".

Khea (Ivo Alfredo Thomas Serue) es otro referente ineludible en la escena del trap argentino. Su mérito principal es uno: ser el autor de "Loca", el megahit que popularizó junto con Duki y Cazzu. "Es una loca/ me manda videos por snap mientras se toca", dice la canción. Una de las claves para entender el fenómeno es ver cómo escriben. A mitad de camino entre la improvisación y el chat, sus letras no buscan ninguna sofisticación poética sino decir las cosas tal y cómo las sienten.

En sus distintas versiones, Loca acumula más de 700 millones de reproducciones en YouTube. El número deja al desnudo la gran ausencia el Lollapalooza: Duki. También salió de El Quinto Escalón y pronto trepó a lo más alto. El año pasado sin ir más lejos fue tapa de la revista Rolling Stone. Es el trapero más radical y popular de la Argentina, pero suele tomar decisiones basadas en su condición de artista independiente y no sorprende demasiado que no esté en el line up del Lolla.

Quien sí está y es la otra figura de peso es Paulo Londra. Su estilo, a diferencia del de Duki, es un trap más cercano al pop. Justamente por eso se convirtió en uno de los artistas jóvenes más populares del país. Nacido en Córdoba, fue uno de los músicos más escuchados en todo el mundo en el 2018 en Spotify. Su canción más conocida es "Cuando te besé", que popularizó en su versión junto a Becky G y en YouTube tiene cerca de 500 millones de reproducciones. Su show cerrará la invasión trapera local: será el domingo a las 7:45 pm en el Main Stage 1. Luego, en el mismo escenario, llegará Kendrick Lamar, uno de los platos fuertes internacionales, también cultor del rap y del trap.

El video de "Cuando te besé", de Paulo Londra con Becky G (YouTube)

Un ratito antes, también el domingo, estará Cazzu, la voz femenina del hit antes mencionado, "Loca". Será en el escenario Perrys a las 6:45. Y ahí mismo un poco antes (4:15 pm) estarán C.R.O. (Tomás Campos, 18 años), Neo Pistea (Sebastián Chillenato, 23) y Lucho SSJ (Luciano Nahuel Vega, ¡16 años!).

Es ese mismo escenario pero hoy sábado a las 4:45 habrá una fecha de la Batalla de los Gallos, la competencia de freestyle más famosa del mundo. También hoy pero más temprano (1.30 pm) estará CA7RIEL en el Main Stage 2. No es eminentemente trapero pero combina el indie con el rap y el trap, y su crecimiento va de la mano del crecimiento del género.

Así, la invasión de trap estará completa. Los desprevenidos tienen que ir preparados para irse del Lolla y encontrarse, de pronto, rimando las palabras con que se topen. Es el influjo del lenguaje sobre el cuerpo. Mientras en Córdoba sucede el Congreso de la Lengua, la misma lengua se despliega en estos escenarios. Que nadie corra: pocas veces como ahora los chicos conocieron la magia del lenguaje.

SEGUÍ LEYENDO