Antonella Olivera Jaitt se encontraba disfrutando de unas vacaciones en las playas de Ferrugem, al sur de Brasil, junto a unos amigos y su tío, Ulises, cuando se enteró de la muerte de su madre, Natacha.

El mensaje de la hija mayor de Natacha Jaitt: “Estoy destruida”
El mensaje de la hija mayor de Natacha Jaitt: “Estoy destruida”

Según contó el propio Ulises, el sábado a la madrugada leyó a través de las redes sociales la trágica noticia y la comprobó cerca de las cinco, cuando se la comunicó a su sobrina. Él se tomó el primer vuelo a Buenos Aires pero ella se quedó en Brasil.

"Fue una decisión mía porque no la quería exponer ante todas las cámaras. No deja de ser una nena y decidí que se quedara contenida con los amigos. Se comunicó con el padre y ahora ellos van a decidir en qué momento viene para acá", contó Ulises en diálogo con Implacables.

En este momento tan difícil, Antonella utilizó su cuenta en Instagram para manifestarse sobre la muerte de su madre: "¡Estoy destruida! Solo pido un poco de humanidad al respecto, necesito despedir a mi madre como es debido".

Y agregó: "Voy a investigar a fondo la muerte de mi madre y voy a llegar a la verdad".

Sobre su estado de ánimo, Ulises contó: "Está destruida. Se quedó en Brasil con amigos y está en contacto con el padre, que está viajando para estar con ella".

Antonella tiene 20 años y es bailarina de caño y estudiante de turismo y hotelería. Fue presentada en sociedad por su madre hace poco, ya que a la joven no le interesaba la exposición pública.

Antonella, la hija mayor de Natacha Jaitt
Antonella, la hija mayor de Natacha Jaitt

Además, tiene un medio hermano de 12 años, Valentino, fruto de la relación de Natacha con Adrián Yospe. Según adelantó Ulises, él va a pedir su tenencia. "Me comuniqué con su familia para que le sacaran el celular. Me voy a encargar con una psicopedagoga de que le den la noticia. Soy muy fuerte y nadie me tumba, tengo que estar fuerte para mis sobrinos. Sé que ella (por Natacha) me está ayudando a seguir en este momento", dijo el conductor.

Ulises Jaitt, hablando con la prensa al arribar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza (Foto: Pablo Calo)
Ulises Jaitt, hablando con la prensa al arribar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza (Foto: Pablo Calo)

Natacha Jaitt, de 41 años, fue hallada muerta en la madrugada del sábado en el salón de fiestas Complejo Xanadú, situado en la calle Isla Verde 644 en el barrio La Ñata, partido de Tigre.

Según la autopsia practicada al cuerpo de la mediática, la causal de la muerte fue una falla cardíaco-respiratoria. Además, los peritos confirmaron que el cuerpo no presenta signos de agresión ni defensa, algo que han habían señalado los médicos que hicieron el reconocimiento preliminar en el lugar del hecho.

Los peritos forenses tomaron muestras de las cavidades anal y vaginal, y el informe definitivo sobre la causa de muerte quedó "ad referendum" de la confirmación de pericia toxicológica. Los narcotest realizados sobre las fosas nasales, al igual que en el escenario de los hechos, resultaron positivos.

Fuentes policiales aseguraron a Infobae que dos personas, identificadas como Raúl Duarte Velaztegui y Guillermo Rigoni hicieron un llamado al 911 y alertaron que Jaitt se encontraba "desvanecida, en un cuarto, recostada en una cama" boca arriba. Inmediatamente llegó al lugar una ambulancia del Servicio de Emergencia de Tigre y la médica Evangelina Serrano constató que Jaitt estaba muerta.

SEGUÍ LEYENDO