Hace un tiempo Migue Granados se fijó un objetivo claro: dejar de fumar. En pos de deshacerse finalmente de su adicción, el humorista se encuentra en una lucha diaria y se lamenta haber comenzado con el vicio.

"Hace 6 días que no fumo. Me siento muy bien y muy poderoso de estar controlándolo, pero amaría no haber fumado nunca. Ahora no sería su esclavo", comenzó a contar.

Luego, se dirigió a sus seguidores: "El pucho es un terrible hijo de puta. Así que si sos pendejo no caigas en esa, te juro que es mil veces más canchero no fumar", escribió en su cuenta de Instagram.

El tuit del hijo de Pablo Granados obtuvo más de 28 mil "Me gusta", miles de RT y cientos de comentarios. "Buen uso de las redes", "Me alegro muchísimo", "Hacen falta más influencers como vos", "Tenés días difíciles por delante, fuerza" y "No aflojes, es durísimo pero no imposible", fueron algunos de los comentarios, muchos de ellos de ex fumadores.

No es la primera vez que el ex Sin Codificar usa las redes para contar su experiencia y concientizar. Hace un tiempo se había referido a la muerte de su mamá, producto de un cáncer de piel: "Lo que me gustaría es que si me seguís porque me bancás y porque siempre nos cagamos de risa, es que cuando estés al sol sin protector en hora pico (de 11 a 16) te acuerdes que por culpa de eso yo me quedé sin mi vieja. Y estoy llorando mientras escribo esto".

"Háganse ver los lunares una vez por año, y no tomen sol como iguanas porque mata, ¿ok? Te agarra cáncer y te morís, corta", dijo en Twitter, y agregó: "Lo peor, ella no está viendo cómo crece su nieta que fue lo que siempre quiso. Una pesadilla todo".

La mamá de Migue falleció a mitad del 2017. Antes del fatal desenlace, él sufrió ataques de pánico: "Hace dos meses murió mi vieja y eso me liberó fuerte, porque venía con una mochila. Yo venía con miedo de que se muriera y murió. No tengo más ese miedo. Estoy triste, pero bien por mi hija y mi mujer. Me preparé para eso. El último tiempo fue medio de golpe. Ella era fanática del sol, se mató toda la vida con el sol".

La partida de su mamá le había generado sentimientos encontrados al actor y se había enojado al ver que Justina Lo Cane, la nena que esperaba ser trasplantada y murió, tenía una imagen de una estampita. "Ni Dios, ni Jesús ni María la salvaron. Dejemos de rezarle a estos p… de mentira y donemos los órganos", había escrito, y luego explicó: "Refleja mi estado de calentura e impotencia por un niño que muere. Sumada la bronca de que todos los casos que ameritan cadena de oración siempre terminan mal. Yo ya recé y ya perdí a los rezados", había dicho, generando una gran polémica en las redes sociales.

Incluso su papá, el ex VideoMatch Pablo Granados, lo "retó" a través de las redes: "Vos si querés no reces. Pero no te cagues en la fe de todos los que pensamos distinto. Dejá que cada uno haga con sus creencias y su fe lo que quiera. Beso. Te amo", le dijo.

SEGUÍ LEYENDO