"Realmente quiero bajarles data de algo muy importante", arrancó su mensaje Migue Granados en las redes sociales y luego contó la historia de su mamá, que murió a los 49 años de Melanoma (Cáncer de piel).

"Es muy heavy y se puede prevenir, o agarrar a tiempo. En la época que mi vieja era pendeja no había concientización sobre lo malo que es exponerse al sol en las horas pico. Mi vieja tomaba sol con aceites, sin protección, coca y también en invierno iba a la cama solar. No le gustaba ser tan blanca", recordó el actor de Peligro Sin Codificar.

Luego, explicó que a los 49 años su mamá detectó un lunar en su espalada que había cambiado de forma y color: "Lo vio tarde porque era una zona que no ves a menudo. Se lo sacaron y era malo. Es probable que ese lunar haya mutado por cómo se sacudió con el sol toda su vida. A los meses, lo malo de ese lunar se le fue al hígado y al cerebro".

"Hoy mi vieja está muerta y no la voy a ver más en mi vida. Y lo peor, ella no está viendo cómo crece su nieta que fue lo que siempre quiso. Una pesadilla todo", escribió en su cuenta de Twitter, seguramente con tristeza.

Más tarde, siguió con su mensaje concientizado: "Así que lo que me gustaría es que si me seguís porque me bancás y porque siempre nos cagamos de risa, es que cuando estés al sol sin protector en hora pico (de 11 a 16) te acuerdes que por culpa eso yo me quedé sin mi vieja. Y estoy llorando mientras escribo esto".

"Háganse ver los lunares una vez por año, y no tomen sol como iguanas porque mata, ¿ok?  Te agarra cáncer y te morís, corta", cerró.

El año pasado el hijo de Pablo Granados había realizado un fuerte descargo en las redes contra la religión tras la muerte de Justina Lo Cane, la nena que esperaba ser trasplantada. "Ni Dios, ni Jesús ni María la salvaron. Dejemos de rezarle a estos p… de mentira y donemos los órganos", había escrito y luego explicó que su tuit tenía que ver con la partida de su mamá: "Refleja mi estado de calentura e impotencia por un niño que muere. Sumada la bronca de que todos los casos que ameritan cadena de oración siempre terminan mal. Yo ya recé y ya perdí a los rezados".

La mamá de Migue falleció a mitad del año pasado. Anterior al fatal desenlace, él sufrió ataques de pánico: "Hace dos meses murió mi vieja y eso me liberó fuerte, porque venía con una mochila. Yo venía con miedo de que se muriera y murió. No tengo más ese miedo. Estoy triste, pero bien por mi hija y mi mujer. Me preparé para eso. El último tiempo fue medio de golpe. Ella era fanática del sol, se mató toda la vida con el sol".

Aquí una serie de precauciones básicas que deben tomarse al momento de exponerse a los rayos del sol de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD):

– Es fundamental evitar la exposición solar en horarios del mediodía, entre las 11 y las 16 horas, ya que en este momento la sombra que proyecta el cuerpo es más corta y el sol brilla desde el centro del cielo con mucha intensidad.

– No se debe exponer al sol a bebés y niños pequeños hasta los 6 meses de vida (principalmente porque hasta este momento no pueden utilizar protectores) y hasta los 3 años, por lo menos, protegerlos con ropa de algodón, sombreros y FPS superior a 15.

– La aplicación de protector solar es fundamental en cada exposición al sol.

– Existe una amplia variedad de tipos de protectores solares que se corresponden para cada tipo de piel y situación. Pero es crucial utilizar un producto de amplio espectro protector (con filtros UVB-UVA), con factor de protección solar 30 o mayor.

– Una vez elegido el protector solar es necesario que el producto sea colocado media hora antes de la exposición, para que la piel pueda absorber los ingredientes activos.

-El protector debe ser renovado cada dos horas y luego salir del agua (mar, lago, pileta, arroyo, río, cascada) o de transpirar excesivamente. Es importante colocar también una cantidad suficiente de crema. Se recomiendan aproximadamente 2 miligramos por centímetro cuadrado de piel.

– Además de aplicar crema, se deben utilizar accesorios adecuados que aumenten la protección solar, como por ejemplo lentes de sol con protección contra los rayos UV, sombreros con ala ancha o gorras con visera.

– El protector debe aplicarse en toda la piel expuesta al sol y debe prestarse especial atención en zonas como los tobillos, el escote o la cabeza en caso de calvos naturales o rapados.

-El ritual de la hidratación se recomienda realizar por la mañana antes de comenzar el día y luego aplicar el protector solar

– No se debe usar únicamente ropa clara aunque se crea más fresca, porque las remeras o pantalones de trama cerrada y de colores oscuros protegen mejor la piel de los rayos.

– Mientras se esté expuesto al sol y especialmente en días de calor hay que beber mucho líquido (aproximadamente entre 2 a 3 litros diarios) y aumentar el consumo de frutas y verduras.

– Luego de cada exposición además, se debe hidratar la piel para seguir protegiéndola. Se recomienda también el uso de cremas "post-solar" para que no la piel no se lesione.

Las radiaciones ultravioletas, y en particular las solares, son carcinógenas para el ser humano y provocan todos los principales tipos de cáncer de piel, como el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el melanoma.

SEGUÍ LEYENDO: