Mientras se prepara para el gran show que dará el viernes en el Campo Argentino de Polo, Ricardo Arjona aprovechó para pasear en Buenos Aires.

El guatemalteco estuvo de madrugada y con un grupo de amigos y decidió recorrer el hotel en la calle Suipacha donde vivió y cantó en el piano bar. En recepción ante su presencia sin aún reconocerlo casi lo sacan del lugar. Termino cantando para los empleados en el mismo piano donde toco hace varios años un fragmento de la canción "El problema" y tomándose fotos ante los anonadados empleados y clientes del lugar.

Además recorrió la calle Florida donde cantó y siguió caminando hasta encontrarse con el emblemático Luna Park donde hace algunos años cantó 34 veces en 30 días.

Esta noche dará un show al que describió como "el más grande" de su historia, en el marco de su gira Circo: "Después de 20 países, 75 ciudades, más de 100 conciertos y un millón y medio de espectadores, llegó la hora de la despedida", dijo.

Buenos Aires es una ciudad muy querida por él, que fue crucial en su vida:  "Los rincones de esta ciudad que más me dieron vida eran pequeños, tan pequeños que muchas veces solo cabíamos dos. Argentina había ocasionado un cambio en mí. Te estoy hablando del '89, el '90, una noche duraba tres días. Era algo a lo que no estaba acostumbrado, me rompió la cabeza".

No es la primera vez que el músico se pasea de incógnito por las ciudades donde presentó su show. Hace un tiempo se lo vio viajando en el subte de Moscú en hora pico y hace unos días tomando café en un bar en las calles de Lima.

SEGUÍ LEYENDO