Desde hace un tiempo a esta parte, las distintas entregas de premios en nuestro país no han escapado a una tónica que se repite en la meca del cine y que tiene que ver con el tinte político que algunos de los ganadores le dan a sus discursos a la hora de los agradecimientos.

En este caso, la escena se repitió durante la entrega de las estatuillas a lo mejor de la televisión por cable durante el año 2017.

El primero en meter a la política en la noche del Hotel Panamericano fue Fernando Mancini, el conductor de Contámelo Todo, que se llevó el premio como "Mejor Magazine".

"La industria de la televisión y la industria de los medios está pasando por un momento muy difícil. Hay muchos compañeros hoy que mientras nosotros estamos brindando están sin laburo", arrancó.

"Hay muchos empresarios esta noche, muchos gerentes de programación, me permito decir que todos nosotros tenemos que ser un chiquitín más solidarios. Hay muchos compañeros que están sin laburo con mucho talento, y cuesta muchísimo ingresar a un medio, y tan rápido te sacan", continuó.

"Está pasando momentos muy difíciles la industria, empresarios que vienen a enriquecer sus arcas y les importa muy poco el trabajo de los profesionales de este medio. Por eso, entre todos nosotros, que somos parte de esta gran industria, tenemos que defender esto con el corazón. Esto lo quiero compartir con los compañeros que están sin laburo y vamos a brindar por ellos y por esta industria de la televisión que siga presente", concluyó.

Otro que hizo referencia al contexto político y social que vive nuestro país fue Guillermo Andino, quien fue galardonado por su ciclo Andino y el país como Mejor Programa de Servicios.

"Gracias a todas las ONG, es una contradicción, ojalá no hubiera tantas. Gracias a los héroes anónimos, los que con muy poquito hacen un comedor solidario en algún lugar del conurbano o en otro recóndito de la Argentina. Intentamos visibilizar a los que son invisibles, gracias a las asociaciones de voluntarios, gracias a todos lo que nos ven y que permanentemente nos dicen 'vengan acá porque acá hay una necesidad en un país que nos está necesitando'. Nuestra solidaridad también para todos los colegas que están sin trabajo por culpa de aquellos que jugaron a hacer medios de comunicación", expresó.

Otro discurso importante en materia política fue el de Pacho O' Donell, conductor de Che, la peligrosa costumbre de nacer, producción documental.

"Vale la pena recordar al Che, en este contexto de horrible corrupción, de  indiferencia social. El Che es un argentino ejemplar en su conducta ética, en su honestidad. Un hombre que se comprometió con el infortunio de los que menos tienen, alguien que supo morir por sus ideas. Indudablemente esto es lo contrario a lo que impone el sistema político y social económico que impera en casi todo el mundo que pregona indiferencia y materialismo", sentenció.

"Por eso el Che está vivo. Fíjense que mientras sus contemporáneos, De Gaulle, Kennedy, están en la historia, el Che está en las calles, carteles, pancartas. Donde hay una reivindicación por la historia, ahí está el Che. Hoy lo hemos visto en las calles de Buenos Aires , y lo vemos en las calles de toda la Argentina", agregó el historiador.

"Quiero dedicar a todos las argentinas y argentinos que más allá de toda ideología comparten los valores del Che, porque con ellos y por ellos  la argentina será el país que nos merecemos", concluyó.

Galardonada como Mejor Labor Periodística Femenina (Agenda Fox Sports– Fox Sports), Luciana Rubinska tuvo también palabras de apoyo a las mujeres que ejercen el periodismo deportivo  y a los colegas que "están atravesando un momento difícil". "Éste es un premio individual pero dedicado a toda las mujeres que ejercemos el periodismo deportivo, ni hablar del periodismo deportivo tan restringido. Es un premio de todas. A mi familia y para todos los colegas que están atravesando un momento difícil", expresó.

Conductores del que resultó elegido como Mejor programa periodístico (A dos voces-TN), era inevitable que Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano tuvieran un mensaje vinculado a la política.

"Hace 25 años que establecimos la cultura del debate en los programas políticos, hace 25 años que pudimos impulsar el debate presidencial, hace 25 años que vienen todos a A dos voces, todos los presidentes, desde Alfonsín hasta Menem, Néstor, Cristina, Macri", afirmó Bonelli.

"Está bueno lo que dice Marcelo, el tema de que participen y que debatan aquellos representantes de todas las ideologías, porque le damos la bienvenida que hayan vuelto aquellos políticos que antes no podían estar en A dos voces para no ser castigados, molestados, como ustedes quieran llamarle, por sus jefaturas políticas. La verdad que es bueno que venga una persona que opina de una manera y que se siente con otro que opina distinto, porque el pensamiento único, en la Argentina, a lo único que nos lleva es al autoritarismo, y la verdad estamos cansados de eso", concluyó su compañero, Edgardo Alfano.

SEGUÍ LEYENDO: