El próximo martes tendrá lugar el esperado final de la segunda temporada de El Marginal, la serie escrita por Adrián Caetano y producida por Underground para la TV Pública.

Claro que para aquellos que empiezan a sentir que van a extrañar la tira ambientada en la cárcel de San Onofre y protagonizada por Nicolás Furtado, Claudio Rissi y Roly Serrano, entre otros, hay otras opciones relacionadas con el mundo "tumbero".

Aquí, algunas de las producciones televisivas y cinematográficas nacionales y extranjeras que han sabido ganarse la aceptación del público recreando el submundo marginal como temática central.

Tumberos 

Filmada en 2002 en la ex cárcel de Caseros, cuenta la historia de un abogado famoso de clase alta, Ulises Parodi (Germán Palacios), quien es encarcelado injustamente por el supuesto asesinato de la bailarina Gisella Acosta.

Con el correr de los capítulos, éste se irá adaptando al penal de Parque Patricios, transformándose en rival del líder del pabellón carcelario, Guillermo Willy Marmotta (Carlos Belloso).

Mientras tanto, la abogada Lorena Rodríguez (Belén Blanco) deberá buscar al verdadero asesino para así poder demostrar la inocencia de Parodi.

Oz (1997)

Basada en la la historia de los priosioneros de la cárcel de máxima seguridad Oswald State Correctional Facility, muestra los problemas de la sociedad en general, y deja al desnudo las falencias del sistema penitenciario, que no permite la reeducación ni la reinserción en de los reclusos.

Con un desarrollo correcto de los personajes, la serie -propiedad exclusiva de la plataforma premium de HBO- demuestra que los "buenos" también cometen errores fatales.

Bad Girls (1999)

A lo largo de sus ocho temporadas, la serie británica aborda los momentos más oscuros en la vida de las reclusas, con temáticas como el aborto espontáneo, el bullyng, las drogas, el suicidio y el asesinato, entre otros.

Años después, en 2006, llegaría Bad Girls: The Musical, un film basado en el éxito de la serie homónima.

Prison Break (2005-2009)

Este thriller carcelario narra las peripecias de Michael Scofield, quien entra para rescatar a su hermano, acusado de haber asesinado al hermano de la vicepresidenta del gobierno.

El personaje en cuestión lleva preparado un plan de fuga que se tatuó por todo el cuerpo, aunque también deberán enfrentarse a una gran conspiración para poder salir airosos de ese lugar.

Criminal Justice

Creada por Peter Moffat, la primera temporada de la serie de BBC seguía a un joven (Ben Wishaw) acusado de matar a una chica durante una noche de borrachera de la que él no recordaba nada.

En tanto, en la otra la protagonista era una mujer (Maxine Peak) cuyo marido había sido apuñalado en su cama. La culpabilidad o inocencia de ambos personajes no era la importante en la serie, sino su experiencia una vez caían en manos del sistema.

Alcatraz (2012)

Inspirada en acaso la prisión más famosa del mundo, la serie de Fox presenta una historia de misterio con toques de ciencia ficción a través de la desaparición de guardias y reclusos en 1963, año en que se cerró el penal, y que empiezan a reaparecer en 2012 sin que nadie sepa cómo llegaron hasta allí.

Entre esos presos aparece el abuelo de la policía protagonista de la trama, quien empieza a investigar los casos, al tiempo que se muestra el día a día de los prisioneros desaparecidos durante la década del '60.

Sin la repercusión esperada, fue cancelada al final de una primera temporada que apuntaba a una resolución del misterio.

Wentworth (2013)

Esta serie australiana, una nueva versión de Prisoner, narra la vida de las prisioneras del centro de detención que le da el nombre a la misma.

Comienza cuando su protagonista, Bea Smith, quien está siendo procesada por un presunto intento de asesinato contra su esposo, quien abusa física y psicológicamente de ella, debe adaptarse a ese nuevo mundo.

A partir de ahí entran en juego las demás reclusas, cada una obviamente con una historia muy distinta y sus propios planes dentro del penal.

Orange is the new black (2013)

Basada en la historia de Piper Chapman, una mujer que creía que lo todo resuelto hasta que debe cumplir 15 meses de condena por un crimen que cometió tiempo atrás junto a su ex novia, Alex Vause.

Sin embargo, la trama no se centra sólo en ella, sino que también abarca las historias paralelas de sus compañeras de celda, con las cuales el espectador se va encariñando a medida que avanza la misma, que ya va por su quinta temporada.

Vis a Vis

En este caso, la historia se centra en Macarena Ferreiro, una ingenua joven española de clase media-alta que es manipulada por su jefe para cometer una malversación de los fondos de la empresa donde ambos trabajaban.

A partir de ahí comienza su vida dentro de la cárcel y su transformación en ese mundo totalmente desconocido al principio para ella hasta convertirse en una más de las reclusas a lo largo de las dos temporadas que ya lleva la misma (está a punto de estrenarse la tercera).

El cine no escapa a la tendencia, y fue así como el séptimo arte también ha sabido albergar a grandes clásicos basados en la vida tras las rejas.

Aquí, algunos ejemplos:

Expreso de Medianoche (1978)

Basado en hechos reales, narra la historia de un joven norteamericano que es detenido en el aeropuerto de Estambúl cuando se disponía a abordar un vuelo llevando varios paquetes de hachís.

Condenado a cuatro años de prisión, deberá soportar las atrocidades de un sistema carcelario inhumano y brutal.

Cadena perpetua (1994)

Todo un clásico en materia de cine "tumbero", trata la historia de Andrew Dufresne, quien es enviado al penal de Shawshank acusado de asesinar a su mujer y condenado a cadena perpetua.

Allí, conseguirá ganarse la confianza tanto del director del penal como del resto de los reclusos, especialmente de Red, quien lidera la mafia de los sobornos.

Pena de muerte (1995)

Basada en hechos reales, narra la vida de Matthew Poncelet, condenado a pena de muerte por el asesinato de dos adolescentes.

En prisión pedirá la ayuda de la hermana Helen, quien, en medio de su angustia por la agonía del condenado y el dolor de las familias de las víctimas, intentará que Poncelet consiga la paz espiritual.

Correccional de Mujeres 

Todo un clásico de la cinematografía nacional, este film policial y erótico de 1986, basado en un hecho real y protagonizado por Edda BustamanteJulio de Grazia, Érika Wallner, Tony Vilas, Thelma Stefani, Rubén Stella y Mónica Villa, narra la historia de cuatro chicas que son detenidas por distintos actos delictivos en diferentes puntos de la ciudad.

Condenadas y llevadas a la cárcel, son recibidas por las celadoras que les harán la vida imposible, excepto a una de ellas a la que la jefa de guardiacárceles (Ana María Casó) le promete salir si se "porta bien con ella".

SEGUÍ LEYENDO: