"Este Diosito no es el mismo que vieron en la primera temporada. Contará otras cosas y se irá convirtiendo en el que el público ya conoce".

Es la primera vez que Nicolás Furtado debió interpretar a un personaje que ya había hecho. El protagonista de El Marginal estará en de la segunda temporada que será la precuela y contará cómo los hermanos Borges toman el poder del penal San Onofre.

Casi dos años después de haber dejado el rubio de su cabellera, la característica dentadura que llevaba Diosito y su particular look, el actor cuenta a Teleshow cómo hizo para volver a componer a uno de los personajes más queridos por el público.

Para mí, la ex cárcel de Caseros fue un espacio de creación; durante las grabaciones, fue mi segunda casa

"Fue raro volver a ser Diosito porque, generalmente, para componer a un personaje miro, estudio o veo algún video de Internet. Y, en este caso, me tenía que ver a mí mismo. Nunca me pasó tener que hacer otra vez a un personaje que ya había interpretado. Fue algo bastante particular, pero está bueno y fue interesante", destaca el actor que compuso al hermano de Mario Borges (Claudio Rissi) en el unitario que ganó el Martín Fierro de Oro en 2017.

"Cada tanto, me ponía la prótesis dental, me miraba al espejo y decía alguna palabra, o usaba alguna expresión de mi personaje, para ver qué me pasaba y asegurarme de que Diosito siguiera en mí y no se me fuera", dice quien, después de grabar El Marginal, debió ponerse en el rol de otros papeles en las ficciones Educando a Nina, Fanny la fan, y en las películas Santiago Apóstol y Perdida.

Dormir en una plaza, visitar presos en una cárcel y recorrer una villa: así creó a Diosito

Para componer a su personaje, un preso adicto a las drogas -por eso su particular dentadura-, la noche anterior al casting de la primera temporada, el actor uruguayo durmió en una plaza junto a cartoneros porque "los verdaderos sentimientos te los dan las vivencias".

Del mismo modo, había recorrido los pasillos de la Villa 31 y conoció a presos en una cárcel para entender los códigos tumberos. Esta vez, decidió regresar a un penal en La Plata y visitar a los reclusos: "Tenía que meter la cabeza en esto otra vez y fui para actualizarme porque había pasado mucho tiempo desde la última vez".

Las instalaciones de la ex cárcel de Caseros volvieron a ser la escenografía del penal San Onofre. "Es muy grande y debe haber lugares que no recorrí porque no hay luz, o están llenos de mugre y cosas. No exploré pero es bastante pintorezca, sobre todo de noche. Pero, te la regalo", advierte Furtado sobre la posibilidad de caminar por los pasillos de la prisión que funcionó desde 1979 hasta el 2001.

Fue algo bastante particular volver a ser Diosito; nunca me había pasado tener que hacer otra vez a un personaje

"Estuvimos tanto tiempo, haciendo un proyecto que nos encanta, con compañeros y gente amiga, que el lugar se convierte en algo lindo. Más allá de que si te ponés a verlo, no deja de ser una cárcel, con todo lo que eso conlleva", continúa sobre el edificio que está ubicado en Parque Patricios.

Pasaron casi dos años desde que debió regresar a la ex cárcel de Caseros, que adaptaron, otra vez, para el unitario: "La energía que sentí adentro es linda porque me trajo recuerdos de la primera temporada y de todo lo que trabajamos, buscamos y creamos. Yo lo veo como un espacio de creación y fue como mi segunda casa durante las grabaciones".

El particular look de Diosito y el Judas en su espalda

La apariencia de Diosito no es un dato menor a la hora de caminar por San Onofre. Sin spoilear nada que no se haya visto en las propias redes sociales de los actores, en la nueva temporada -que todavía no tiene confirmada fecha de debut pero será después del Mundial Rusia 2018 en la TV Pública y Netflix– lucirá una remera deportiva violeta y en la espalda llevará el nombre Judas.

"Fue casualidad", interviene Alejandro Ciancio, el director del unitario: "En el caso particular de la camiseta es una elección de colores, de estética y el nombre de atrás no significa absolutamente nada. Tiene que ver con despegarnos de las marcas reales".

Cada tanto, me ponía la prótesis dental, me miraba al espejo y decía alguna expresión para asegurarme de que Diosito no se me había ido

Ciancio agregó que el nombre de la remera de Furtado se trató de una broma del equipo de vestuario y explicó las características del personaje en la nueva temporada: "No hay nada de Judas en Diosito. Sí tenemos ciertas reticencias a cuestiones religiosas porque a él lo apodan así y acá -por San Onofre- hay varios santos que tienen que ver con la vida de los presos y la vida marginal, a los que respetamos".

El poder de las plataformas digitales sobre el canal de aire

El Marginal se emitió por la TV Pública y, después de que Underground llegara a un acuerdo, se subió a Netflix, plataforma digital en la que el público la convirtió en tendencia y fue un éxito mundial. Es por eso que decidieron hacer una nueva temporada.

"Las plataformas digitales y todo el cambio que se está haciendo en materia de comunicación y de streaming, ayuda e impulsa mucho a que esto tenga una segunda parte. Hay una necesidad del público de siempre ver algo nuevo y cuándo y dónde tenga ganas. Eso, ningún canal de aire te lo da", analiza Alejandro Ciancio.

"Es una responsabilidad grande para nosotros el hecho de que estén esperando que salga al aire la precuela. Es una presión linda que tenemos. Hay que pegar la piña igual de fuerte, o más, que en la primera temporada", concluye Nicolás Furtado.

Fotos: Cony La Greca

SEGUÍ LEYENDO