Después de haberse alzado con las cuatro categorías en las que estaba ternada -entre ellas, Grabación del Año y Canción del Año-, el cierre de la 18a edición de los Grammy Latinos no podía ser de otra manera.

Por eso, luego de que Rubén Blades recibiera el galardón al Mejor Álbum del Año por Salsa Big Bang, Luis Fonsi ejecutó una versión muy especial de su hit Despacito, acompañado por Bomba Estéreo, Víctor Manuelle y Diplo.

En una demostración de recursos y talento, los artistas tomaron todos los escenarios del recinto a través de dos docenas de bailarines y una infinidad de músicos que hicieron vibrar el MGM Arena de Las Vegas.

En definitiva, un cierre a todo lujo para la gala de lo mejor de la música de habla hispana, que contó con la conducción de Jaime Camil y Roselyn Sánchez por la pantalla de TNT, y que se sumó a una larga lista de artistas que pasaron por el escenario principal como Maluma, Residente, Alejandro Sanz, Juanes, Natalia Lafourcade, J Balvin, Nicky Jam y muchos más.

LEA MAS