Moria Casán y Mario Castiglione: una historia que combinó amor, trabajo y dinero

gsanguinetti@infobae.com
Moria Casán y Mario Castiglione
Moria Casán y Mario Castiglione

"Mario venía de una vida bohemia, era muy culto, amante de la política. Era un tipo muy cabeza abierta, y conservador a la vez, como me gustan a mí. Un día entra a mi camarín y me dice que estaba enamorado. Así empezamos nuestra relación", contó Moria Casán (70) sobre el comienzo de su historia con Mario Castiglione.

Si bien él ya había hecho algunos trabajos en el mundo artístico, con algunos altibajos, conoció el éxito y la fama junto a la actriz y vedette. La pareja se casó a principios de los ochenta y, desde ese momento, comenzaron a transitar juntos una historia de amor que despertaba el interés de todo el periodismo.

Se conocieron de una manera simple, pero efectiva: actuaban en la misma revista y, durante largos días, Castiglione se dedicó a observarla desde las bambalinas cada vez que ella pisaba el escenario. Las "miraditas" del humorista no fueron en vano y provocaron la reacción de la diva. Poco a poco, el acercamiento se fue dando hasta que un día, terminaron hablando en el camarín del teatro.

Moria Casán y Mario Castiglione
Moria Casán y Mario Castiglione

Si bien Casán aún estaba casada con Carlos Sexton, hermano de un general de brigada, invitó al nuevo pretendiente a su departamento. "Era una noche ideal: llovía y mi marido estaba de viaje, pero no hicimos nada", contó la monumental Moria.

Con el tiempo, Castiglione logró que su compañera de teatro se enamorara de él. Y, además, cumplieron un sueño: la empresa propia. Cada trabajo que iniciaban en teatro, cine y televisión tenía un éxito arrollador. La prensa de ese entonces decía que eran "una sociedad anónima", más allá que eran dos los personajes más conocidos del país.

Moria Casán y Mario Castiglione
Moria Casán y Mario Castiglione

"Cuando Mario y yo nos encontramos, algunas decisiones habían sido adoptadas para cada uno, por separado. Él resolvió separase de I Medici y yo del grupo con el que siempre hacía revistas. Quería convocar yo sola, ser yo la figura femenina, el llamador de las boleterías. Como sé que soy una de las pocas mujeres de la Argentina que puedo hacerlo, decidí lanzarme. Estaba harta de ser partenaire. Entonces trabajamos juntos y asociados amorosamente", reveló Ana María Casanova a una entrevista publicada en La Semana en abril de 1984.

Moria Casán y Mario Castiglione
Moria Casán y Mario Castiglione

En esta etapa, llegaron los cuestionamientos a la pareja, en especial a Castiglione. La opinión publica lo tildó de "gigoló" de la bailarina: "A la gente que sospecha que yo vivo a costillas de Moria Casán, le aseguró que no es verdad. No viví, no vivo, ni vivirá nunca nadie de ella. Lo que o intento, en realidad, es que no le toquen ni un peso. No para beneficiarme yo, sino para ella", salió a explicar.

La primera relación sexual entre ambos fue recién a los seis meses de estar en pareja. Y en una entrevista, la propia vedette lo reveló así: "las primeras veces que íbamos a hoteles, súper clandestinos, no me hacía nada, no me tocaba un pelo, hablábamos de teología y ¡me calentaba tanto! Yo decía: '¡Este hombre es un genio!'. Yo tampoco lo seducía, pero íbamos a charlar a un telo. Hasta que un día dijo: 'Vos no te aflijas que yo voy a poder', y un día pudo".

Moria Casán y Mario Castiglione
Moria Casán y Mario Castiglione

La pasión duró hasta que decidieron separarse, a fines de los años 90, aunque a ellos -lo decían siempre- los seguía uniendo una amistad sustentada por su hija, Sofía Gala Castiglione, que nació en enero de 1987.

En pleno auge de su carrera, Moria estaba con la pequeña en una peluquería. En un momento Sofía la llamó "mamá". Negada a asumir su rol de madre, Casán la miró fijamente a los ojos y le dijo: "¿No ves que estoy con un periodista?", a lo que la niña le respondió: "Está bien Moria no te voy a decir mamá delante de la gente". La nena era la locura de Castiglione.

"Mario me dejó por una botella de whisky. Yo no lo dejé a él. Lo nuestro era un psicopateo intelectual, discutíamos de la mañana a la noche, pero yo también le compraba la botella de whisky, no le decía:'¿Hijo de pu… por qué tomás?'… ", reveló la actriz.

Moria Casán y Mario Castiglione
Moria Casán y Mario Castiglione

Castiglione nació en la localidad platense de Los Hornos y, tras estudiar teatro con Alejandra Boero y dirigir el Teatro Independiente de La Plata, integró los elencos de la Comedia Provincial y el Teatro Municipal San Martín. Su nombre adquirió notoriedad al integrar, a fines de los años setenta, el grupo I Medici Concert. Su paso por el cine fue efímero y casi sin trascendencia. Intervino en varios films protagonizados por Alberto Olmedo y Jorge Porcel, y fue visto también en algunas tramas animadas por los imbatibles agentes secretos puestos en la piel de Víctor Bo, Ricardo Bauleo y Julio De Grazia o en producciones con Guillermo Francella.

Moria Casán y Mario Castiglione
Moria Casán y Mario Castiglione

En temporadas de éxito del género revisteril retornó al escenario y el público descubrió en él a un actor cordial que, a veces, fue poco valorado por sus dotes histriónicos. Con Casán protagonizó Monumental Moria y, un año de su muerte, habló con su ex en Las noches de Moria, programa en el que también estuvo Luis Vadalá, que era en ese momento pareja de la diva. Charlaron frente a todos los televidentes de su separación y de la relación con Sofía Gala. Posteriormente su figura se opacó y, ya afectado por un cáncer de colon, dejó de lado toda actividad artística.

El domingo 21 de mayo del 2000, a los 54 años, el corazón de Mario Castiglione dejó de latir para siempre. Los restos del actor fueron enterrados en un cementerio de La Plata.

LEA MÁS

Moria Casán debutó en la radio con una inesperada visita

La guerra menos pensada: Moria Casán vs. Susana Giménez