Emotivo: Lourdes Sánchez contó cómo fue el nacimiento de Valentín

A una semana de la llegada de su primer hijo, la bailarina dio detalles sobre su experiencia, con un “parto en movimiento”. Además, cuál fue el “rol muy importante” del Chato Prada

La selfie de El Chato Prada, con Lourdes en la sala de parto, minutos antes de nacer Valentín
La selfie de El Chato Prada, con Lourdes en la sala de parto, minutos antes de nacer Valentín

Tenía fecha para mediadios de noviembre. Pero en la mañana del 31 de octubre, ya con 38 semanas de gestación, Lourdes Sánchez arrancó con el trabajo de parto casi sin previo aviso. O más bien, con el aviso de su obstetra, Sandro Persichetti, en un control de rutina al que asistió acompañada por Pablo El Chato Prada. "Con su paz que lo caracteriza, (Persichetti) me dice: 'Tenén 5 cm de dilatación, Lourdes'. Y yo lo miro y le digo: 'Bueno, voy a casa y vemos cómo sigo…', a lo cual Sandro me dice: 'Qué casa ni casa, ya te quedás acá'".

Así comienza el relato que la bailarina volcó a su Instagram, relatando de qué manera su bebé, Valentín Prada, llegó al mundo. "El universo conspiró a favor porque en la (clínica) Suizo Argentina estaba mi partera Analía, esas mujeres que son pura dulzura y amor, la ideal para hacer un trabajo de parto en movimiento".

¡Acá está!, Valentín Prada, el primer hijo de Lourdes
¡Acá está!, Valentín Prada, el primer hijo de Lourdes

Acto seguido, Lourdes puso en su celular canciones de Abel Pintos Elvis Presley. "Mis elegidos para moverme en libertad y bailar un poco para llegar a dilatar lo necesario", explicó la ex Bailando 2015. "Recuerdo a tu papá diciéndome que elija una vocal para gritar en esas contracciones bien dolorosas. Yo moría de dolor, pero tengo que reconocer que hacer eso me alivio un poco. Así llegamos a los 8 de dilatación, ¡y cerca de las 19 bajamos a sala de parto! ¡Miedo! Trabajamos mucho! Pujamos mucho!"

Su crónica recuerda a las de Emilia Attias -mamá de Gina y Paula Chaves -de Baltazar-, quien también volcaron sus experiencias. En el caso de Lourdes, prefirió anular la posibilidad de que sus seguidores hicieran comentarios. "Llegué a pensar que no iba a poder -continuó la bailarina, siempre hablándole a Valentín-. Es ahí donde le toco trabajar al anestesista Juan Pablo, ¡se alivio el dolor y seguimos trabajando!"

"Tu papá (por El Chato) jugó un rol muy importante ventilándome con un papelito, ya que yo estaba empapada de sudor. Parece una boludez, ¡pero no saben lo que me alivió ese airecito! Seguimos pujando y yo escuchaba a todos que decían: '¡Ahí está la cabecita! Vamos Lourdes, lo estás haciendo muy bien!' Y Las palabras de tu papá me dieron las fuerzas para ese último puje, donde Sandro se para y 21.40 hs te saca de adentro mío para ponerte en mi pecho. ¡Dios, qué momento! Te esperé tanto y te tenía ahí, calentito y lloriqueando. Escuchar la emoción de tu papa. Todo fue perfecto y mas hermoso de lo que me imaginé. Valentín, sólo te puedo decir que te amo más que nada en el mundo".