Leonardo DiCaprio se para sobre la baranda del inmenso transatlántico y grita al viento "Soy el Rey del Mundo". Esa mítica escena de Titanic, vamos, la película entera, ahora pertenece a Disney. Al igual que varias franquicias míticas del estudio 20th Century Fox, una biblioteca que incluye a los X-Men, Deadpool, Kingsman, Alien, El planeta de los Simios y la joya de la corona… Avatar.

La apertura de un parque basado en el filme de Cameron, anticipó esto que ahora es una realidad. Las producciones para la pantalla grande del mítico estudio creador de gemas con El joven Frankenstein o La Profecía ahora serán regenteadas por la empresa fundada allá lejos y hace tiempo por Walt Disney.

Y esos títulos solo son una parte del inmenso catálogo cinematográfico, en materia televisiva se suman al estudio del Ratón Mickey, productos como X-Files, Homeland, Prison Break y los inoxidables Los Simpson (que como ocurre con todos los eventos relevantes de la humanidad ya habían anticipado esta compra fastuosa en un capítulo de la quinta temporada)

Disney se ha propuesto ser el amo y señor del mundo del entretenimiento y lo ha logrado. Ya es dueño de LucasFilms (y por ende de todo el universo de Star Wars) también tiene Pixar (la productora más importante del cine de animación) y de la máquina de hacer billetes llamada Marvel. Con este último estudio conquistó la taquilla mundial gracias a Capitan America, Iron Man, Thor y todos los héroes surgidos de los comics creados por Stan Lee.

Ahora podrá sumar personajes que eran propiedad de FOX y entonces la rueda de la fortuna será interminable.

Esta adquisición además de ser un bombazo que replantea el tablero en materia de entretenimiento audiovisual, marca la cancha a los nuevos jugadores que han pisado el medio OnDemand. Con un control tan grande de productos fílmicos, Disney busca liderar este ámbito de crecimiento permanente que hoy tiene referentes sin tanto poder como Netflix, Hulu o Amazon. Siempre fue un gigante, pero ahora parece imbatible, un Goliath que parece muy difícil derrotar con un hondazo.

¿Que pasará en Argentina? ¿Los canales de Fox, la distribuidora de películas, las unidades de negocios serán absorbidas por la gigante oficina regional que se levanta en la zona de Pilar? Hoy por hoy es un interrogante que no tiene respuesta, solo especulaciones. Lo mismo ocurre con el "line up" de estrenos ¿puede un solo estudio lanzar todas las películas que sus casas productoras van a realizar? Imagínense un año en el que un solo estudio estrene: Los Increíbles 2, Los Nuevos Mutantes, Un spin off de Star Wars, Deadpool 2, Avengers: Infininty War, Rapsodia Bohemia, la secuela de Mary Poppins y sigue la lista… suena imbatible… suena apocalíptico para sus competidores.

Si algo está claro, es que Disney ya puede subirse a la baranda de su propio barato y gritar "Soy el Rey del Mundo".

LEA MÁS