Mauro Icardi persiste en su plan de reconquistar a Wanda Nara: “Acostúmbrate a ganar en silencio”

El jugador de PSG volvió a las redes y realizó un par de publicaciones dando a entender que su ruptura con la empresaria no es definitiva

Mauro Icardi y Wanda Nara (Instagram)
Mauro Icardi y Wanda Nara (Instagram)

El viernes, Mauro Icardi sorprendió a sus seguidores al reabrir su cuenta de Instagram. Pero lo que en realidad dejó a todos atónitos fue ver que Wanda Nara había comenzado a seguirlo. Y es que, luego del escándalo en el que Eugenia La China Suárez fue sindicada como la tercera en discordia entre la pareja y el frustrado intento de reconciliación posterior, la ruptura entre el jugador del Paris Saint-Germain y la empresaria parecía definitiva. Pero no.

Sin ir más lejos, este sábado el futbolista se despertó romántico y decidió compartir un posteo con una foto en la que se lo ve con su ya clásica boina, recibiendo el abrazo de la madre de sus hijas Isabella y Francesca. “Te amo”, escribió arrobando a su esposa y adjuntando dos emojies, uno de un fuego y otro de un corazón.

El posteo de Mauro Icardi en Instagram
El posteo de Mauro Icardi en Instagram

Simultáneamente, Icardi compartió un enigmático mensaje en sus historias. “Acostúmbrate a ganar en silencio y que el mundo piense que vas perdiendo”, decía el texto que eligió el jugador. Y estaba claro que no se refería a su carrera deportiva, aunque luego siguió con otras publicaciones relacionadas a su equipo.

Hace una semana, en la tarde de Buenos Aires y la noche de París, la cuenta de Instagram de Mauro desapareció del ciberespacio. Mientras el PSG enfrentaba al Lille con el delantero sentado en el banco de suplentes, su perfil con más de 7 millones de seguidores se borró de un plumazo. Y así permaneció desde entonces hasta este viernes, cuando resurgió como por arte de magia.

Al momento de salir de las redes, Icardi seguía a cero (0) personas. Y antes de eso, solo a Wanda. Y antes, solo a Wanda y a su equipo. Ahora, la situación cambió de raíz. En su reapertura, el casillero de los seguidos por el futbolista cuenta con un número de 35. Y a juzgar por los nombres, parece como si nada hubiera pasado desde aquel 16 de octubre en el que con una simple publicación su esposa conmocionó al universo del espectáculo. Es que, además de la empresaria, el jugador sigue a casi la totalidad del plantel de su equipo, incluido Lionel Messi, a su suegra Nora Colosimo, a su cuñada Zaira Nara y a Valentino López, el hijo mayor de Nara y Maxi López. Pero otros nombres interesantes son el de Kennys Palacios, el estilista y confidente de su esposa, y el de Natacha Eguía, íntima amiga de la mujer.

Como si todo esto no fuera suficiente, la propia Wanda volvió a seguir a Mauro, en otra jugada desconcertante de la empresaria, que parecía haberse instalado en Milán para comenzar su vida de soltera. Decir que estos indicios permiten asegurar la reconciliación de la pareja, a esta altura es casi tan temerario como anunciar con bombos y platillos la inminente firma del divorcio. La propia Ana Rosenfeld, abogada y amiga de Nara, evita ser terminante al respecto: “Yo nunca hablo de definitivo”, señaló a este medio. Y si ella lo dice, hay motivos de sobra para creerle.

Todo comenzó cuando, después de descubrir un affaire supuestamente virtual de Mauro con La China, Wanda publicó: “¡Otra familia más que te cargaste por zorra!”. Y confirmó su separación. Sin embargo, a la semana decidió darle una nueva oportunidad a la relación y, como era de esperar, lo comunicó con un posteo. “Me di cuenta de algo, que teniendo todo no tengo nada si no estoy con él. Estoy segura que este mal momento que atravesamos nos fortalecerá como pareja y como familia. Lo importante es que los dos tuvimos la libertad de ponerle fin a nuestra historia de ocho años, pero con el alma cansada de llorar, libremente nos volvimos a elegir. Te amo”, escribió junto a una foto de ambos.

Sin embargo, en los últimos días Nara habría descubierto que entre Icardi y la ex Teen Angels sí se habría concretado un encuentro real en Paris, justamente, durante los días en los que ella había viajado con su hermana a Milán para participar de La semana de la moda. Y, entonces sí, había asegurado que su separación era definitiva. “No quiero saber más nada”, dijo hace apenas tres días. Pero vaya a saber si hay que creerle...

SEGUIR LEYENDO: