El conductor Mariano Iúdica protagonizó un emotivo momento al recordar la promesa que le hizo a su madre antes de morir.

Durante su participación en el programa Debo Decir, que conduce Luis Novaresio, Iúdica relató la dura experiencia de "vivir la agonía de una madre". Sin embargo, se mostró reconfortado por el hecho de haber podido intercambiar algunas palabras en sus últimos momentos.

"Todos los días yo le podía decir cosas, ella estaba bajo los efectos de la morfina. Estaba tan tomada (por la enfermedad) que le dolía hasta el viento. Yo le decía que se quedara tranquila que iba a ser famoso. 'Cada vez que pueda voy a hablar de vos y de papá', le decía", contó.

Iúdica explicó que la muerte de su padre lo tomó por sorpresa y manifestó que "le hubiera encantado decirle otras cosas"."Mi papá se fue perfecto a la mañana y después nos cantaron el no va más", recordó.

Por otro lado, se llenó de orgullo al hablar de Salvador María, María Valentina, María Bernarda, sus hijos biológicos, y Osvaldo, su hijo del corazón. "Mirta, la señora que está en mi casa hace muchos años, a veces estaba como angustiada. Entonces, nos cuenta que tenía un hijo de 8 años viviendo con los abuelos en Paraguay. Yo le dije que lo traiga, pero que la educación iba a ser la mía, con todos los pro y todos los contra. Hubo una fusión instantánea entre hermanos. Fue algo revelador para mí", relató.

LEA MÁS: