La empresa Facebook quedó envuelta en un escándalo internacional luego de que se difundiera que la consultora Cambridge Analytica utilizó de manera indebida los datos de 50 millones de perfiles de la red social.

Se sabe que la compañía atraviesa un duro momento. Pero éste no es un golpe más de los tantos que viene resistiendo en los últimos tiempos. En esta ocasión se trata de un escándalo internacional que pone en el ojo de la tormenta a la plataforma como nunca antes. Está en juego la privacidad de los usuarios, el uso que se puede hacer de información sensible para manipular la opinión y hasta los resultados electorales de un país.

Cambridge Analytica, en particular, quedó expuesta no sólo por el uso indebido de datos a través de la red social, sino por otras polémicas maniobras para sobornar a candidatos y así favorecer a sus clientes.

Infobae entrevistó a Daniel Monastersky, abogado especialista en delitos informáticos, para analizar este caso.

-¿Qué es lo más grave de este escándalo de Facebook y Cambridge Analytica?

-Creo que lo más grave es lo que todavía no conocemos

-¿Qué pensás que es?

-Me parece que esto fue solamente la punta del ovillo. Esto va a ser un cambio trascendental en las políticas, quizás que se quiere regular las redes sociales con esto. Me parece que no termina acá. La Unión Europea está preocupada, están llamando a los directivos de Facebook desde todos los países para que presten declaración en relación a este inconveniente que ha sucedido.

-Facebook salió a decir que en realidad no fue una filtración sino que se hizo un uso indebido y se adquirieron los datos de manera inadecuada. ¿Vos qué podrías decir al respecto?

-Bueno, legalmente hablando, se utilizó una aplicación para perfilar a usuarios y los términos y condiciones de esa aplicación definían, siempre la letra chica, que se podía utilizar eso para cuestiones académicas o estadísticas. Lo que se hizo fue una utilización que excedía el fin para el cual se había solicitado esta información y es ahí donde hay un uso ilegítimo de los datos y después, obviamente, se compartieron con una compañía. Se generaron grupos de posibles votantes y se los influenció de tal manera para que pudieran opinar o cambiar su opinión al respecto sobre las cuestiones de las elecciones.

-¿Pero qué nivel de responsabilidad en concreto tiene Facebook?

-El tema es que se mal utilizó los datos de las personas. Y hay algo importante: Wylie, que es la persona que comunicó esta información a los medios, dijo que en 2014 cuando él se retiró de la compañía había avisado y notificado este hecho a Facebook, avisó sobre cómo se estaba tratando los datos de los usuarios. Y Facebook, creo que recién en 2015 retiró la aplicación de su plataforma.Y si había datos de usuarios comprometidos, la ley en Estados Unidos obliga a notificar esto para evitar posibles usos ilegítimos de los mismos. entonces ahí estaría la responsabilidad: Facebook se tomó mucho tiempo para poder hacer público esto.

-¿Qué otros gigantes tecnológicos podrían también estar involucrados en la adquisición masiva de datos de los usuario con fines quizás no del todo adecuados?

-Whatsapp en Europa. Ya hay varios casos que les impiden compartir datos con Facebook, porque justamente son de la misma empresa. Y les prohibieron el uso de información entre estas compañías, no se puede transferir información. Google desde ya. El negocio de las compañías es la publicidad, así que si saben con mayor detalles qué piensan los usuarios va a ser más fácil venderles productos y servicios.

Mark Turnbull, director de Política Global de Cambridge Analytica, durante la cámara oculta hecha por Channel 4 News: “No sirve pelear una campaña electoral con hechos”
Mark Turnbull, director de Política Global de Cambridge Analytica, durante la cámara oculta hecha por Channel 4 News: “No sirve pelear una campaña electoral con hechos”

-En este caso está también involucrado otro actor del que todavía no hablamos mucho y que es Cambridge Analytica, además de que estuvo involucrada en lo que fue la campaña presidencial de Trump, se vio que tenía un modus operandi un poco extraño.

-Parece, por la cámara oculta que se pudo ver en The Guardian o Channel 4

Sí, Canal 4.

-Por lo que se vio, tenían técnicas para poder extorsionar a diferentes personas mandándoles incluso prostitutas, algo así escuché.

-Para poder hacer chantajes

-Para poder hacer chantajes, desde ya y han trabajando con muchas campañas alrededor del mundo. No me extraña que aquí en la región aparezcan en los próximos días personajes que digan que han sido contratados.

-Bueno, mencionaron a la Argentina

-Sí, pero no se pudo confirmar aún, por ahora no lo confirmaron las autoridades del país, no.

-¿Tenés alguna sospecha?

-No, la verdad que no tengo ni idea. No.

-¿Se debería prohibir el uso de las redes sociales para hacer campaña política?

-Creo que no se va poder prohibir nunca, porque por el propio funcionamiento de las plataformas digitales se las puede engañar, como ya ha pasado y va a seguir pasando. Uno puede limitar o minimizar la posible comisión de un delito o de un riesgo, pero no evitarlo.

SEGUÍ LEYENDO: