Telegram, la popular aplicación rusa de mensajería instantánea que se destaca por la seguridad y la velocidad de sus chats, desembarcó en el mercado de las llamadas de voz. Desde esta semana les ofrece a sus usuarios de Europa la posibilidad de mantener conversaciones utilizando la red de datos.

"Las llamadas de Telegram están aquí: seguras, nítidas y constantemente mejoradas gracias a la inteligencia artificial. Las lanzamos en Europa hoy, mientras que el resto del mundo las tendrá en unos días", informó hoy el mensajero a todos sus usuarios.

La compañía indicó que el servicio de voz utiliza el mismo cifrado punto a punto de sus conversaciones secretas. Además prometió que la calidad del audio será excelente y el consumo de datos estará muy por debajo del que suelen requerir otros programas que brindan posibilidades similares.

"Cada vez que haces una llamada de voz en Telegram, una red neuronal aprenderá de tus comentarios y de tus dispositivos. Naturalmente, no tiene ningún acceso al contenido de la conversación, pero sí información técnica como la velocidad de red, tiempos de respuesta y porcentaje de pérdida de paquetes de información. La máquina optimiza docenas de parámetros para mejorar futuras llamadas", precisó.

Para garantizar las conversaciones, Telegram introdujo un método de comprobación basado en emojis. Si la persona que recibe la comunicación visualiza los mismos dibujos en su pantalla, significa que el contacto no ha sido interceptado por un tercero. Creer o reventar.

Los usuarios podrán también configurar su privacidad y distinguir los contactos desde los cuales se pueden recibir las llamadas.

La nueva versión de la App (3.18) agrega, además, la posibilidad de que los usuarios elijan entre 5 opciones de compresión de video. Además rediseñó todos los íconos para que se vean mejor en pantallas grandes.