Rosario: condenaron a “Chucky Monedita”, quien recientemente fue imputado por dos crímenes “narcoterroristas”

El recluso Alejandro Núñez, actualmente alojado en la cárcel de Piñero, firmó un juicio abreviado por el que recibió 9 años de prisión. Como ya tenía otra condena, el monto quedó unificado en 24 años y 6 meses

Guardar

Nuevo

Chucky Monedita recibió una pena de 9 años de prisión, que sumados a una condena previa totalizan 24 años y 6 meses de cárcel
Chucky Monedita recibió una pena de 9 años de prisión, que sumados a una condena previa totalizan 24 años y 6 meses de cárcel

El recluso de la cárcel Piñero Alejandro Isaías Núñez (28 años), alias “Chucky Monedita”, recientemente imputado por haber sido el presunto instigador de dos crímenes considerados “narcoterroristas” -según las palabras de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich-, fue condenado en la tarde de este miércoles como jefe de una banda dedicada a la venta de droga al menudeo que cometió balaceras y homicidios, algunos de ellos por encargo. A través de un juicio abreviado, recibió la pena de 9 años de prisión, pero como ya tenía sentencia de 15 años y 6 meses, el monto total quedó unificado en 24 años y 6 meses de cárcel.

El procedimiento abreviado tuvo lugar en la tarde de este miércoles en el Centro de Justicia Penal, donde la jueza Valeria Pedrana homologó el acuerdo entre el fiscal Pablo Socca y el defensor Gonzalo López Ocariz, por el cual Núñez fue condenado como líder de una asociación ilícita que opera principalmente en barrio Tablada, en la zona sur de Rosario.

En la causa, Socca acusó al recluso del pabellón 28 de Piñero -donde están los presos de alto perfil- como la cabeza de una organización que se dedica a la venta de droga al menudeo y que tiene entre sus filas a soldaditos que cobran por custodiar los búnkeres y por realizar balaceras y asesinatos.

Entre los ataques que el fiscal atribuyó a la banda está la tentativa de homicidio de Lucas S., un joven referenciado con la banda “La planchada”, presunto rival territorial de la zona sur, que resultó herido. Otro fue el encargo en octubre de 2020 -se sospecha que por pedido de gente allegada al capo narco Esteban Lindor Alvarado, aunque nunca se lo imputó- del asesinato del mecánico Carlos Argüelles, imputado como integrante de la banda de Alvarado que había declarado como “arrepentido”.

Argüelles logró sortear en ese momento su muerte porque en la fecha en lo que iban a balear en su taller mecánico, el sicario Jonatan Ribles -de la estructura de Núñez- se quedó dormido, de acuerdo a los datos ventilados por el fiscal Socca. Sin embargo, en enero de 2021 lo atacaron a tiros mientras manejaba su auto en Gaboto al 5500, en la zona oeste, hecho en el que resultó ileso. Varios meses después, en septiembre de 2021, al “arrepentido” de la causa Alvarado lo ejecutaron de dos disparos en la cabeza en su taller de Garay al 3500.

Chucky Monedita recibió una pena de 9 años de prisión, que sumados a una condena previa totalizan 24 años y 6 meses de cárcel
Chucky Monedita recibió una pena de 9 años de prisión, que sumados a una condena previa totalizan 24 años y 6 meses de cárcel

Antes de la nueva condena, “Chucky Monedita” cumplía en Piñero una pena de 15 años y 6 meses de prisión por portación ilegítima de arma de fuego de guerra, amenazas y por haber matado el 22 de enero de 2015 a Cristian Machuca, un joven de 19 años al que acribilló a tiros en Necochea al 3900. Según se cree en esa investigación, la víctima fue confundida con un amigo, al que buscaban en el marco de una venganza por una balacera -no obstante, una vez cometido el crimen de Machuca, Núñez y su cómplice le robaron la moto a la víctima-.

Más allá de la pena unificada de 24 años y 6 meses de prisión que ahora tiene, el recluso fue imputado el 16 de abril pasado por los fiscales Patricio Saldutti, Adrián Spelta y Franco Carbone por su presunta participación en atentados y crímenes “narcoterroristas” que tuvieron lugar en marzo pasado en Rosario.

A Núñez le atribuyeron haber instigado a través de su visita, su pareja Brenda Pared -que delegó la organización a otras personas, según la teoría del caso-, los asesinatos de los taxistas Héctor Raúl Figueroa y Diego Alejandro Celentano y la balacera contra la comisaría 15ª. De acuerdo a lo expuesto en esa audiencia, para todos los hechos, los sicarios, que son todos menores de edad, cobraron entre 200 mil y 300 mil pesos y usaron la misma pistola calibre 9 milímetro, según las pericias.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias