Triple crimen del incendio de Barracas: el Gobierno de la Ciudad ofrecerá un subsidio a la sobreviviente

Sofía Castro Riglos podría recibir el alta en los próximos días tras ser internada en el Instituto del Quemado. El Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat trabaja para apoyarla a su salida

Guardar

Nuevo

El hotel familiar en la calle Olavarría donde ocurrió el triple crimen
El hotel familiar en la calle Olavarría donde ocurrió el triple crimen

Fuentes oficiales confirmaron a Infobae que Sofía Castro Riglos, la sobreviviente del triple crimen ocurrido en el incendio de un hotel familiar en Barracas la semana pasada, podría recibir el alta del Instituto del Quemado en los próximos días tras ser enviada a una habitación de piso común, con varias heridas en su rostro.

La preocupación, ahora, es qué ocurrirá con su situación habitacional, entre otros factores. En el hotel familiar, compartía la pieza sin baño que fue incendiada con las otras tres víctimas, Pamela Cobbas, Roxana Figueroa y Andrea Amarante, que fallecieron a lo largo de la semana pasada tras el ataque. Justo Barrientos, su vecino, acusado por el hecho, continúa detenido.

Diversos colectivos LGBTQ organizaron colectas para apoyarla, mientras afirman que las cuatro mujeres fueron agredidas por su identidad lésbica, en un crimen marcado por el odio de género. En paralelo, el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del Gobierno porteño realiza hoy un monitoreo de la situación de Castro Riglos, de 49 años, a cargo de la Dirección General de Políticas de Diversidad.

Así, comenzaron los trámites para que la sobreviviente del triple crimen pueda contar con un subsidio para su alimentación y su situación habitacional, así como contención psicológica a cargo del Ministerio de Salud.

Marcharon y pidieron justicia por las víctimas del incendio que mató a tres mujeres en el hotel de Barracas

Mientras tanto, los colectivos feministas y LGBTQ marcharon a mediados de esta semana en Plaza Colombia, en medio de un fuerte clamor en redes sociales, para reclamar por avances en la causa que investiga el triple crimen.

El crimen de odio fue por ser lesbianas, y por las condiciones precarias de vivienda. Con la promoción de discursos de odio y de sus políticas contra el acceso a la vivienda, el Estado es responsable”, aseguraron desde el colectivo Ni Una Menos en sus redes sociales.

En la misma línea, agregaron: “Llamamos al fortalecimiento de la comunidad y al acompañamiento como forma de resistencia contra la violencia política y simbólica”.

El hecho -ocurrido días después de que Nicolás Márquez, una figura frecuente de la ultraderecha argentina, biógrafo y amigo del presidente, declarara que la homosexualidad es una conducta “insana y destructiva”- es investigado por el juez Edmundo Rabbione, que subroga el Juzgado N°14. Hasta fines de la semana pasada, Rabbione intentaba determinar si Barrientos, el acusado, es inimputable.

Guardar

Nuevo