La muerte de la cadete de la Escuela de Policía Juan Vucetich: la Justicia ordenó una nueva autopsia

Un informe preliminar reveló que Agustina Casco (21) falleció por una hemorragia interna. Su familia cree que fue víctima de alguna irregularidad durante un entrenamiento. Los detalles de la investigación

Compartir
Compartir articulo
Agustina Camila Casco tenía 21 años y se desempeñaba como numeraría del Comando Patrullas de Ituzaingó (Fotos/Facebook)
Agustina Camila Casco tenía 21 años y se desempeñaba como numeraría del Comando Patrullas de Ituzaingó (Fotos/Facebook)

La nueva fiscal que investiga la muerte de Agustina Camila Casco (21), la cadete de la Escuela de Policía “Juan Vucetich” que murió el 23 de noviembre pasado en una clínica de Merlo, ordenó a expertos de la Policía Federal que realicen nuevos peritajes. Buscan determinar si la joven falleció como consecuencia de alguna maniobra durante un entrenamiento e hizo lugar a un pedido de la familia para que se realice una nueva autopsia.

El caso, que en un principio quedó a cargo de la UFI N°5 de Morón de Claudio Oviedo, ahora pasó a manos de la UFI N° 4, también de ese distrito judicial, liderada por la fiscal Paula Salevsky, quien enmarcó la investigación dentro de lo que se conoce como “Violencia Institucional”.

En ese contexto, según explicaron fuentes del caso a Infobae, la funcionaria judicial dispuso una serie de nuevas medidas en busca de determinar qué fue lo que causó la muerte de la joven. Para empezar, corrió de la investigación a la Policía Bonaerense y pidió la participación de especialistas de la Policía Federal para la realización de distintos peritajes, entre ellos, un análisis de los libros de guardia de la Escuela “Juan Vucetich”, donde Casco realizaba el entrenamiento para ascender en la Fuerza.

La fiscal Salevsky también solicitó los informes del hospital del Bicentenario de la localidad de Ituzaingó y de la Clínica Provincial de Merlo, donde falleció Agustina Casco luego de haber sido derivada el 19 de noviembre pasado. Por otro lado, citó a declarar nuevamente a la madre y a la hermana de la víctima.

Además, de acuerdo a lo informado por la agencia de noticias Télam, la funcionaria hizo lugar al pedido de la familia para que el cuerpo sea sometido a una nueva autopsia, que se realizará en la morgue del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Aún no tiene fecha.

La joven falleció en la unidad de terapia intensiva de la Clínica Provincial de Merlo
La joven falleció en la unidad de terapia intensiva de la Clínica Provincial de Merlo

Como anticipó este medio, el informe preliminar de la autopsia reveló que la cadete falleció como consecuencia de “un paro cardio-respiratorio no traumático por un shock hipovolémico”. O sea: una hemorragia interna.

“Se sospecha que la causa del shock hipovolémico fue una hemorragia en un quiste ovárico que se podría haber producido por un traumatismo”, dijeron a este medio fuentes de la investigación.

La familia de la joven desconfía de esa causa de muerte y cree que, en realidad, fue víctima de alguna irregularidad durante el entrenamiento policial. Por tal motivo, este viernes a las 8.30 se concentrarán en el Departamento Judicial de Morón, para luego dirigirse a la Escuela de Cadetes en el partido de Berazategui. “Queremos Justicia, queremos que se sepa la verdad”, dice el flyer que convoca a la movilización.

De momento, la fiscal Salevsky calificó la causa como “averiguación causal de muerte”, pero los familiares confían en que sea modificado por un “homicidio”.

Casco era numeraría de Comando Patrullas de Ituzaingó y realizaba el entrenamiento para ascender en la Fuerza
Casco era numeraría de Comando Patrullas de Ituzaingó y realizaba el entrenamiento para ascender en la Fuerza

En diálogo con La Ciudad Diario, Jéssica Casco, la hermana de la joven fallecida, dijo que espera que la Justicia actúe con celeridad y que las autoridades de la Escuela policial “se hagan cargo” de lo que le sucedió a su hermana.

“Esperamos que algo así no pase más. Toda la Policía Bonaerense está triste con lo que sucedió con Agustina, pero vamos a seguir hasta el final para saber qué pasó con ella”, dijo Jéssica.

“La marcha es para pedir ‘justicia’ por mi hermana, pero también vamos a pedir que el director de la escuela y las autoridades se hagan cargo de lo que pasó y no tapen nada. Es una negligencia de la escuela, es más que evidente. Ellos sabían lo que pasaba y no hicieron nada. Están tapando todo y le prohíben al resto de los cadetes que hablen del tema”, denunció.

En línea, el abogado que representa a la familia de la víctima, Rodrigo Tripolone, dijo al mismo medio que insistirán ante la Justicia para que el caso se investigue como un “homicidio culposo” y que intentarán “desentrañar el encubrimiento por parte de las máximas autoridades de la fuerza”.

En tanto, la Auditoria General de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense inició una investigación para determinar si alguna autoridad de la escuela tiene responsabilidades en la muerte, como consecuencia del entrenamiento al que estaba siendo sometida la oficial Casco.

La Escuela de Policía "Juan Vucetich" (Fuente/www.mseg.gba.gov.ar)
La Escuela de Policía "Juan Vucetich" (Fuente/www.mseg.gba.gov.ar)

El caso

Agustina Casco tenía 21 años y se desempeñaba como numeraria de Comando Patrullas de Ituzaingó, ciudad donde vivía. Según supo Infobae, su ingreso a la Escuela de Policía “Juan Vucevich” fue en abril de 2021. Ocho meses después, en diciembre de ese mismo año, egresó con el título de oficial del Subescalafón general.

Ahora, realizaba un curso para ascender a oficial de Subescalafón Comando y estaba en la modalidad internada. Justamente, el 17 de noviembre pasado salió de franco a las 18. De allí se fue hasta su casa de la localidad de Ituzaingó, en el Oeste del Conurbano Bonaerense.

Dos días después quedó internada en el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó. Llegó con dolores abdominales, que arrastraba desde que había regresado de la escuela. Según su madre, había sufrido un golpe durante las prácticas de esposamiento.

Ese mismo día la trasladaron a la Unidad de Terapia Intensiva de la Clínica Provincial de Merlo, donde falleció cuatro días después.