Murió el entrenador de vóley de Mendoza que recibió una violenta golpiza en una discusión de tránsito

Carlos Amieva era padre de un medallista olímpico. Estuvo internado desde el sábado. Hay dos detenidos

Carlos Amieva, el entrenador de voley golpeado en Mendoza
Carlos Amieva, el entrenador de voley golpeado en Mendoza

Tras permanecer internado durante varios días, murió Carlos Amieva (53), el reconocido entrenador de beach vóley de la provincia de Mendoza que recibió una brutal golpiza durante un incidente de tránsito. Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, el hombre falleció hoy hacia las 4 de la mañana en el Hospital El Carmen de Godoy Cruz, luego del violento ataque ocurrido la noche del sábado en el departamento de Tunuyán. Por el hecho hay dos hombres detenidos.

El episodio sucedió cuando Amieva circulaba en un Peugeot 206 a baja velocidad por la calle Irigoyen, del barrio Güemes, en Tunuyán. Detrás suyo venía una Toyota Hilux que comenzó a hacerle luces porque no podía sobrepasarlo, algo que con el correr de los segundos comenzó a ofuscar a sus dos ocupantes. Sin embargo, poco tiempo después, la camioneta finalmente logró avanzar por la banquina y dejarlo atrás. Pero no fue suficiente.

El mensaje de Adriana, la hermana del entrenador
El mensaje de Adriana, la hermana del entrenador

Irritados al no poder sobrepasarlo cuando ellos querían, frenaron frente al auto del entrenador, lo chocaron y se bajaron con la intención de agredirlo. De acuerdo con lo que trascendió, uno de los golpes hizo que Amieva cayera y golpeara su cabeza contra el asfalto. El impacto contra la calle le produjo una fractura en el cráneo.

Luego de la golpiza, los dos ocupantes de la Hilux escaparon, aunque algunas horas después la Policía mendocina los detuvo y los trasladó a la Comisaría 15º. Las fuentes judiciales consultadas por este medio dijeron que por el momento los dos están imputados por lesiones graves, aunque adelantaron que el expediente será agravado -al menos- a la calificación de homicidio simple. Sin embargo, para definir la imputación definitiva todavía faltan algunas testimoniales y el resultado final de la necropsia. La investigación está en manos de la fiscal Eugenia Gómez, quien el martes le tomó declaración a varios de los testigos. En cuanto a los acusados, por lo pronto no fueron indagados por la funcionaria judicial.

Amieva, pionero del beach vóley en Mendoza y padre de Bautista (21), jugador de la selección argentina de la misma especialidad que ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, fue intervenido quirúrgicamente tras ser derivado desde el hospital Scaravelli de Tunuyán, donde recibió las primeros auxilios.

El hombre estuvo internado en coma inducido y su pronóstico desde el comienzo fue reservado debido a la gravedad de la golpiza. “La situación de Carlos es una situación bastante delicada. Ingresó en la madrugada el domingo; fue necesario tener que intervenirlo quirúrgicamente, hacer una neurocirugía porque había ingresado con un traumatismo encefalocraneano grave”, señaló el lunes el médico del hospital Del Carmen que atendió a la víctima.

El entrenador, además, es camarógrafo en un medio de Mendoza
El entrenador, además, es camarógrafo en un medio de Mendoza

“Son fundamentales las próximas horas, sobre todo por el daño secundario que ha sufrido posterior a este traumatismo; este daño secundario hacemos referencia al aumento de la presión adentro de su cerebro, lo que va generando mayor daño cerebral y por consiguiente una evolución sumamente tórpida”, agregó el profesional a los medios locales.

En ese sentido, el especialista dijo que pudieron ver “clínicamente y a través del diagnóstico por imágenes por tomografía, que la lesión cerebral es sumamente grave”.

Los detenidos, identificados como Diego Sicre (30) y Matías Sicre (24), fueron sometidos ayer a una rueda de reconocimiento con testigos presenciales de la golpiza. De acuerdo con el diario Los Andes, el menor de los sospechosos, quien habría sido el autor material de la golpiza, fue capturado en una finca de Tunuyán. Al otro, por su parte, lo arrestaron durante el operativo para hallarlo mientras transitaba en la calle.

Amieva, además, es camarógrafo y operador de Medios Andinos. En las redes sociales lanzaron cadenas de oración para pedir por su salud, mientras que un grupo de familiares, amigos y conocidos se congregó a una cancha de beach voley para pedir por su recuperación. Por lo pronto, hasta esta mañana su estado de salud no registró ningún avance. “En lo que va de la mañana no hay ninguna novedad. Si sé de algo lo informo. Recemos para que salga adelante y para que las basuras no salgan a la calle a seguir haciendo daño”, escribió su hermana en Facebook.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR