El violento antecedente del menor que burló una domiciliaria y mató a un remisero

Tiene 16 años y había sido condenado en enero de este año en un juicio abreviado, pero nadie lo controlaba. Apenas pasó 5 meses en un instituto de menores

J.S.D debía estar cumpliendo prisión domiciliaria pero se escapó
J.S.D debía estar cumpliendo prisión domiciliaria pero se escapó

Gastón Ferreira estacionó su auto cerca de las 3 en la puerta de la remisería en la que trabajaba hacía varios años, en Isidro Casanova. Había realizado un viaje de varios kilómetros y sólo quería descansar un poco. En el interior del local lo esperaba su mujer, Verónica, que trabaja como administradora del negocio. Apenas descendió de su Renault blanco apareció por detrás un chico vestido con ropa deportiva. “Hola amigo, ¿me llevas a Ciudad Evita?”, le dijo. Gastón se negó: le pareció un viaje peligroso. Le explicó que no hacían ese tipo de recorridos a zonas inseguras. La respuesta del adolescente fue sacar un revolver de entre sus ropas y apuntarle directo al pecho, al mismo tiempo que le dijo: “Entonces dame el auto, gato”.

Ferreira, de 45 años, se resistió, según reconstruyeron algunos de sus compañeros a los policías de la comisaría 9° de Altos de Laferrere. Se trenzó en un breve forcejeó con el delincuente que, sin dudarlo, le disparó en el pecho. La víctima cayó inmediatamente y el ladrón se subió al auto, y escapó.

Dos efectivos de la Bonaerense fueron informados de inmediato del ataque y emprendieron la búsqueda del Renault Sandero robado. Al divisarlo, se inició una breve persecución que finalizó en el cruce de Martín Coronado y Esquiro. Allí, arrestaron al sospechoso. En su poder todavía tenía el arma con la que le había disparado a Gastón. Era un revolver calibre .38 marca Doberman con municiones en su tambor y la numeración limada. Además, intentó despistar a los policías: les dio un nombre y número de DNI falso.

La revolver calibre .38 con la que Ferreira fue asesinado
La revolver calibre .38 con la que Ferreira fue asesinado

En paralelo, Verónica, la esposa del chofer baleado, lo cargó en un auto y lo llevó al Hospital Paroissienne. Cuando llegaron a la guardia ya era demasiado tarde. Gastón Ferrería había fallecido.

El delincuente, identificado como J.S.D., tiene sólo 16 años. Sin embargo, a pesar de su corta edad, conoce bien de cerca el delito. Según pudo confirmar Infobae de fuentes oficiales, fue condenado en enero de este año por robo agravado. Según el fallo, robó un vehículo, también en Isidro Casanova, junto a otro cómplice. Su defensor oficial acordó con la fiscalía N°1 de menores de La Matanza llegar a un juicio abreviado.

En ese acuerdo para evitar el debate oral se firmó que la pena impuesta para el menor sería de 1 año de prisión. La homologación estuvo a cargo del Juzgado de Responsabilidad Juvenil N°1. Como en todos los casos de juicio abreviado, el imputado reconoció su culpabilidad.

Luego de esa condena, J.S.D fue trasladado a un instituto de menores en Lomas de Zamora, donde pasó 5 meses. En junio pasado fue beneficiado con prisión domiciliaria. “Aún no pudimos determinar por qué se le otorgó ese beneficio”, explicó una fuente judicial de la Matanza.

El auto de la víctima que robó el menor
El auto de la víctima que robó el menor

Lo cierto, es que el menor eligió cumplir el resto de su condena en la casa de su hermano, que además firmó como garante del cumplimiento de la sentencia. La propiedad elegida para pasar los 7 meses que le quedaban de pena está en el barrio de Liniers, en la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, según relató la madre del delincuente cuando se entrevistó con la Policía después del asesinato de Ferreira, su hijo se escapó de ese arresto domiciliario hace pocos meses para volver a la casa de su mamá.

“La mujer contó que su hijo se le apareció en su casa porque se había escapado de lo del hermano. No había pedido de captura contra el menor porque el hermano nunca avisó al Juzgado ni a nadie que el joven se fugó de donde debería haberse quedado”, explicó a este medio una alta fuente policial que trabaja en el caso.

Ahora, la lógica indica que el hermano del detenido deberá dar algún tipo de explicación de por qué no alertó a la Justicia de que J.S.D había abandonado la casa donde debía cumplir la condena.

Mientras tanto, algunos minutos antes de las 12 del mediodía de este miércoles, el detenido ingresó a la fiscalía de Marcelo Germinario para reunirse con su defensor oficial y luego enfrentar la indagatoria. Luego, será trasladado a una alcaidía en La Plata donde permanecerá detenido hasta que se defina a qué instituto de menores será destinado, el segundo al que va en menos de un año.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR