Mar del Plata: no dejó subir a una chica porque el colectivo estaba lleno y lo atacaron brutalmente a piedrazos

A raíz de la agresión, el chofer sufrió lesiones en el óculo y la córnea y la caída del párpado de su ojo izquierdo

"Con una mano me arranca la mampara y con la otra me tira un piedrazo", afirmó David Franco sobre el hombre que lo agredió
"Con una mano me arranca la mampara y con la otra me tira un piedrazo", afirmó David Franco sobre el hombre que lo agredió

Un chofer de colectivos de la ciudad de Mar del Plata fue brutalmente agredido por dos hombres, a golpes y piedrazos, después de que el conductor le impidió subir a una joven porque la unidad circulaba al límite de su capacidad.

El hecho sucedió el sábado pasado y comenzó en la parada de San Martín y la costa, donde David Franco le negó el acceso a la chica, ya que desde marzo del año pasado en la ciudad bonaerense rige una medida de prevención contra el coronavirus específica para el transporte público: los colectivos, tanto de transporte urbano como interurbano, tienen prohibido circular con pasajeros parados.

De todas formas, la joven subió y recién desistió de su insistencia cuando el resto de los pasajeros se lo recriminaron. Luego, al arribar a la parada ubicada en Nasser y Libertad, en el barrio 9 de julio, dos hombres Insultaron al chofer y, tras arrancar la mampara de nailon, también colocada como prevención ante el COVID-19, comenzaron a arrojarle piedras.

Como consecuencia de las agresiones y además de los cortes en el pómulo, el conductor sufrió lesiones en el óculo y la córnea y la caída del párpado de su ojo izquierdo.

“Me encuentro un poco mareado, pero gracias a Dios mejorando de la lesión”, afirmó el chofer agredido, en diálogo con TN. Y luego comenzó a con el relato del hecho: “Llego a la parada, al llamado corralito donde para la mayoría de las líneas, con un solo asiento. Abro la puerta, indico que tengo un solo asiento y había dos mujeres, medio empujándose, queriendo subir primero, suben a la unidad. Yo marco un boleto y le digo ‘chicas, una puede viajar, la otra lamentablemente tiene que bajar’. Una marca y pasa para el fondo, la otra empieza a insultar, a decir de mala manera que no se quiere bajar porque viene cansada de trabajar”.

El conductor relató el violento episodio

“No queda otra que llamar a la policía, así que pongo la baliza y cuando voy a llamar los mismos pasajeros le empiezan a decir ‘bajate que vamos completos’. Esta chica empieza a insultar a los pasajeros, a agredirlos. Entonces una pasajera habitué de la línea me dice ‘por favor abra la puerta porque esta es una maleducada’. La chica la agarra, la baja del colectivo, cierro la puerta y continúo viaje”, detalló Franco.

Parecía que el mal momento finalizaba allí, pero todo empeoró en la próxima parada. “Cuando llego a Nasser y Libertad veo a un hombre con un chico atrás. Como desciende gente, abro la puerta para que suban y me insultan, me arranca la mampara con una mano y con la otra me tira un piedrazo. Me pega en el ojo, quedo mareado unos segundos y cuando estoy así medio aturdido veo que vuela otra piedra. Gracias a un pasajero que estaba adelante, que puso la mano y salió lastimado, salvó la cabeza a un chico de unos cinco años. Si esa pasajero, un hombre mayor, no pone la mano, no sé que hubiera pasado”, manifestó el conductor del colectivo.

“Cuando llego a esa parada, desde el local de la esquina la veo que está mirando y aparece a los gritos. Ahí ya me di cuenta, pero no tuve tiempo de reaccionar”, agregó, en alusión al momento en que corroboró que ese incidente se debió a lo sucedido en San Martín y la costa, donde la joven finalmente se bajó de la unidad.

Seguí leyendo