El motochorro que atacó a Baby Etchecopar integra el sindicato de taxistas: el gobierno le suspenderá su licencia

Se trata de un hombre de 34 años. Entre sus pertenencias tenía el reloj del conductor. Buscan a su cómplice

La detención de uno de los motochorros


La Policía de la Ciudad detuvo ayer a uno de los dos motochorros que asaltaron y golpearon al periodista Baby Etchecopar a la salida del estudio de Radio Rivadavia, en la calle Arenales al 2400, en Barrio Norte. El robo se produjo el jueves, pasadas las 14.

El delincuente arrestado, identificado como Rubén Machuca, de 34 años, abordó al conductor y luego de forcejear le quitó el reloj y lo tiró al piso. Tras ello, se subió a la moto que conducía su cómplice, quien está siendo buscado.

Enseguida el personal de la Comisaría Vecinal 2° A de la fuerza porteña fue en búsqueda de los delincuentes e interceptó a Machuca a unas pocas cuadras del lugar del hecho, en Juncal al 2100. Entre sus pertenencias tenía el reloj de Etchecopar.

Debido al forcejeo para evitar que le roben, Etchecopar se lastimó un hombro y fue llevado de inmediato al Hospital de San Isidro, ya que pidió ser atendido por su traumatólogo de confianza. Según confirmó él mismo, tuvo una luxación en el hombro, pero su cuadro no revestiría gravedad.

Según confirmó Infobae de los registros de la AFIP, Machuca, oriundo de Merlo, trabajó los últimos cinco años en Russell, una empresa dedicada al servicio de taxis, remises y alquiler de autos en CABA. La compañía para la que trabajaba le pagó por última vez en septiembre pasado y ante la consulta de Infobae aseguró que analizan desvincularlo.

El hombre, según queda asentado en los registros, trabajó en otras empresas de transporte de pasajeros a lo largo de los años.

Fuentes gremiales reconocieron a Machuca como integrante del Sindicato de Peones de Taxis que condujo durante años Omar Viviani y cuyo secretario general actualmente es Jorge Luis García. De hecho, en sus documentos personales figuraba como domicilio la dirección de un polideportivo dependiente de esa asociación gremial.

En diciembre de 2016, la revista Avancemos –órgano oficial del sindicato de peones de taxis– publicó que Machuca había sido elegido como delegado de una mandataria.


Generalmente, ante situaciones de violencia y otros delitos perpetrados en la vía pública, la Secretaría de Transporte de la Ciudad actúa de oficio y suspende los permisos de los taxistas involucrados, por lo que en esta oportunidad actuará de la misma forma e inhabilitará la tarjeta verde de chofer y otros permisos que están bajo su órbita.


Ruben Machuca de 35 años, el único detenido por el robo
Ruben Machuca de 35 años, el único detenido por el robo

Este medio se comunicó con la familia del detenido y dijeron que “estaban en estado de shock” por lo ocurrido y que “esperaban novedades para saber qué era lo que había pasado porque nunca habían vivido una situación de este tipo”.

“Salí de la radio y un tipo grandote me empujó y me caí sobre el hombro. Ahí empezamos forcejar y me sacó el reloj. La policía lo vio en el momento y a las pocas cuadras lo agarraron. Lo malo es que si no me apuraba a hacer la denuncia lo liberan”, contó el conductor al canal de noticias A24 en la puerta del hospital.

Y siguió: “Tengo una luxación de hombro que duele muchísimo, creí que me iban a operar. Pero por suerte estoy bien. Gracias por sacarme al aire así la familia se queda tranquila de que está todo bien. Lamentablemente estoy acostumbrado. Uno ya dice ‘la saqué barata’”.

El conductor de Basta Baby, ciclo que se emite por A24, indicó: “Yo iba caminando por Arenales y cuando crucé la calle me vieron el reloj y se me tiraron en encima. Para mí fue al voleo. Ellos ven a alguien con algo y se mandan. Me lo hacen a mí o una persona de ochenta años. Voy a seguir laburando. No voy a parar. Es más fuerte que yo. Esta noche ya vuelvo al programa”.

No es la primera vez que Etchecopar vive un episodio de inseguridad. Cabe recordar que en marzo de 2012 fue víctima de un violento asalto en su casa de San Isidro, cuando se encontraba con su familia. La Justicia dictaminó que el periodista actuó en “legítima defensa” durante el tiroteo en que cayó abatido uno de los ladrones. Además del propio Baby, resultó herido su hijo, Federico. Esa noche también estaba su hija, por esos días embarazada.

Seguí leyendo