Quién es Melina, la presidenta de una misteriosa empresa detenida por una entradera en Recoleta

El allanamiento por el asalto a un informático reveló el curioso perfil comercial de la mujer de 32 años que fue encontrada en su casa. Los otros robos en la zona

ffahsbender@infobae.com
Las detenciones de Melina C. y Leonardo F. a cargo de la Policía porteña.


A mediados de este mes, la Policía de la Ciudad allanó dos objetivos para esclarecer el violento robo que sufrió un informático de 59 años en su departamento en el sexto piso de un edificio de la avenida Santa Fe al 1800, barrio de Recoleta. Los allanamientos, a cargo del Juzgado N°57 de la doctora María Fabiana Galetti, ocurrieron en domicilios en las calles Melián y Tronador. Buscaban dos sospechosos, la pareja que supuestamente le robó al hombre, una violenta entradera a punta de pistola.

Tenían sus nombres, tras rastrearlos a través de redes sociales: Leonardo S., de 35 años, y Melina C., de 33.

Ambos cayeron. En la casa de Leonardo encontraron dinero y computadoras, así como una pistola falsa, una réplica a balines de una 9 milímetros. En el domicilio de Melina encontraron la misma arma, otra réplica a balines, así como dólares, nueve celulares, notebooks, pesos en efectivo. A Leonardo lo capturaron mientras corría. Melina, sin embargo, no corrió.

Sus perfiles resultaron ser interesantes. Leonardo tiene un alta en la AFIP, algo raro para un ladrón, con una inscripción en los rubros propios de un mecánico. El perfil de Melina, sin embargo, era algo más elaborado, propio de una empresaria, con dos empresas a su nombre.

Melina con parte del material incautado.
Melina con parte del material incautado.

Entre noviembre de 2015 y octubre de 2016, según un relevo realizado por este medio, Melina -sin registros en la AFIP, sin siquiera ser monotributista o habiendo tenido un trabajo en blanco en su vida- integró los directorios de dos empresas dedicadas al rubro de relojería y joyería y transportes internacionales según el Boletín Oficial, encabezadas por hombres extranjeros. En una, con supuestas oficinas y domicilio en la calle Lavalle, Melina renunció a su cargo de directora suplente en agosto de 2016, un tramite ante escribano. La empresa, en teoría, continúa hasta hoy, aparentemente sin empleados.

Dos meses antes, curiosamente, Melina se convirtió en presidenta de otra firma, dedicada en los papeles al negocio aduanero, logística y construcción, con domicilio fiscal en la calle Paraná. Tampoco figuran pagos de aportes en los registros consultados: un hombre vinculado a sus cuentas es un empresario dedicado según él mismo al negocio del campo que estuvo preso en 2007 en una cárcel federal.

La empresa también tiene un rojo considerable, según el BCRA: una deuda de larga data con un banco argentino de casi tres millones de pesos. El directorio, según el BO, no refleja cambios. Melina sigue ahí.

Por lo pronto, el relevo de Infobae a estas empresas y a sus nombres vinculados no revela involucramientos en causas penales. Sin embargo, sus perfiles son al menos llamativos. ¿Melina es una simple prestanombres? ¿O acaso tiene algo que ver? Insólitamente, un mes atrás, Melina comentaba en un video de Youtube sobre cuánto quería a sus cuatro gatos: Lulú, Coco, Sofía y Tom.

Parte del material incautado.
Parte del material incautado.

La inseguridad se hace sentir en Recoleta, uno de los barrios más elegantes de Buenos Aires. Vecinos y comerciantes denuncian hurtos a sus locales en plena noche, con persianas levantadas y vidrios rotos, robos de cajas y comida.

El jueves 2 de este mes, personal del Servicio de Controles Preventivos de la Comisaría 3° de la Policía de la Ciudad entró en un departamento ubicado en el tercer piso de un edificio en la zona de Cabrera y Billinghurst, barrio de Recoleta. La víctima era un hombre de 46 años reconocido en el negocio del teatro y televisión, así como el circuito del vino, con 20 años de experiencia como productor, jefe de escenario, asistente de dirección y actor en diversas obras y series. Tres hombres y una mujer le estaban robando. Ni siquiera era de madrugada.

Seguí leyendo:

Un remisero enfermo de Loma Hermosa y un alcohólico, los prestanombres usados para lavar la fortuna de Lázaro Báez

Salió a trabajar y le robaron el auto con su hijo adentro: dos cuadras después arrojaron al nene a la calle

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos