Detuvieron a dos hombres por el robo de un auto con un nene adentro

El hecho ocurrió el jueves en Almirante Brown. Los sopechosos ya habían estado presos y fueron identificados por cámaras de seguridad. La Policía los aprehendió en Monte Chingolo y Florencio Varela, respectivamente. También recuperaron el vehículo

Robaron el auto con su hijo adentro

Tres horas después de que Claudia Lorena Crespo los reconociera en algunas fotos exhibidas por los investigadores, la Policía Bonaerense –por orden de la Justicia de Lomas de Zamora– detuvo en una secuencia simultánea a los dos acusados de haberse llevado el coche de la mujer con su hijo adentro. El hecho ocurrió ayer en la localidad bonaerense de Almirante Brown y este viernes, 24 horas más tarde, los dos presuntos autores fueron atrapados en Monte Chingolo y en Florencio Varela. Uno de ellos estaba en pleno proceso de tintura de su pelo para no ser identificado.

“Allanamos en urgencia en menos de tres horas en Monte Chingolo y luego hicimos el segundo allanamiento en Florencio Varela. Justo se estaba cambiando el color del cabello”, contó una fuente que participó del operativo a Infobae.

Según relataron a este medio, los investigadores dieron rápido con los presuntos autores del robo porque la víctima conocía a uno de ellos del barrio. Y además se dio una situación que en la Justicia de Lomas de Zamora consideraron “curiosa”: muchos vecinos que vieron el video del robo en las redes y en los medios llamaron a la Policía y a la Fiscalía 6 para decir quiénes son, ya que se trataría de ladrones conocidos en el barrio.

“Dimos con los dos delincuentes que ayer ejecutaron este acto tan perverso. Todos tenían antecedentes”, remarcó el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, en una conferencia de prensa en la Jefatura Departamental de Almiraten Brown, a donde trasladaron a los detenidos, y detalló que uno de los aprehendidos estuvo preso por un secuestro extorsivo. “Entre los dos estuvieron diez veces presos”, resaltó.

El ministro de Seguridad Sergio Berni contó que los detenidos estuvieron presos "entre los dos diez veces"
El ministro de Seguridad Sergio Berni contó que los detenidos estuvieron presos "entre los dos diez veces"

“Le dije a Rubén que estuvimos trabajando para esclarecerlo y hemos cumplido con nuestra obligación de hacer un acto de justicia. Cualquier padre o madre hubiera reaccionado de la misma manera al ver la locura. Yo soy el abanderado del desarme, de no oponer resistencia, pero también soy padre y sé que hubiera reaccionado igual o capaz que peor. Más allá de este mal trago, llevarle a la familia la tranquilidad. Hemos podido dar rápido con los delincuentes”, agregó Berni.

El Ministro fue muy crítico con el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y con la Justicia pero hizo la excepción con los investigadores de este caso. “Si bien el vehículo estaba localizado no quisimos hacer movimientos para no alertar a los delincuentes. Fue una investigación muy rápida. Se necesita una profunda reforma del SPB y una profunda agilidad. Fíjese cómo en este caso la fiscal y el juez de Garantías tuvieron la decisión de actuar rápido y pudimos resolver este hecho”, comentó.

El hecho ocurrió pasadas las 16 sobre la calle Jujuy al 900 en el barrio San José. Crespo iba a trabajar a una peluquería pero en el camino dejaría a su hijo con su abuela. El nene, de seis años, estaba sentado en el asiento de atrás cuando su mamá cerraba el portón de la cochera de la casa y aparecieron los ladrones. En cuestión de segundos los delincuentes se subieron al auto y lo pusieron en marcha atrás sin percatarse de la presencia del nene.

La madre notó eso e intentó explicárselo. A pesar de que estaban armados, la mujer abrió una de las puertas para tratar de frenar a los ladrones y pedirles que le entregaran a su hijo, sin éxito. El que conducía aceleró, la atropelló con la puerta y huyó. La mujer, aun con una fractura en el brazo, trató de correr detrás del auto para recuperar a su hijo hasta que poco tiempo después vio cómo el nene caminaba hacia ella con la boca llena de sangre después de que los ladrones lo arrojaran a la calle.

infobae-image

Todo quedó registrado en una cámara de seguridad de la casa de las víctimas. La filmación captó el sonido ambiente. “Está mi nene, está mi nene”, les gritó a los ladrones. “Sacalo, sacalo”, le contestó uno de ellos, con el rostro descubierto igual que su compañero.

Esas imágenes fueron determinantes para que los investigadores, bajo las órdenes de la fiscal Mabel Lois y el juez Gabriel Vitale los mismos que días atrás dieron con los presuntos autores del crimen del repartidor Fernando Marino en Adrogué– dieran con ellos menos de 24 horas después. También recuperaron el Volkswagen Fox robado a la víctima. El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, ampliará la información sobre estas detenciones en una conferencia de prensa que brindará en la Estación de Policía Departamental Almirante Brown, ubicada en la calle Roca al 900 de Burzaco.

“Yo lo llamaba y él me gritaba ‘mamá, mamá’, desde adentro. Sentí que me moría porque ellos no paraban, grité con todas las fuerzas para que salieran mis vecinos. Solo me acuerdo que corría por el medio de la calle llamándolo. Lo tiraron en la otra cuadra. Lo vi cuando venía con su boca sangrando”, contó la mujer.

“Sólo iba a trabajar. Iba a dejar al nene con mi mamá para poder trabajar. Estaba cerrando el portón y los vi y lo primero que quise fue sacar a mi nene de adentro del auto. Es mi único nene. Casi lo pierdo antes de que nazca. No puedo tener otro más. Sentí que se llevaban todo. No me importaba el auto, sólo mi hijo”, relató. “Y ver que se iban y no lo dejaban, me desesperé. No me importó que tuvieran armas. No me importaba nada, sólo mi hijo”, agregó la víctima, que tras ser arrastrada por el vehículo, sufrió una fractura en el brazo izquierdo.



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos