Inseguridad: dos mujeres fueron asesinadas en dos brutales episodios de violencia en Córdoba y La Plata

A Silvia Apaza, de 31 años, la mataron ayer dos motochorros en la ciudad de Córdoba, y María Lamella, de 38, fue baleada horas más tarde en City Bell

María Lamella y Silvia Apaza, asesinadas este miércoles en La Plata y Córdoba
María Lamella y Silvia Apaza, asesinadas este miércoles en La Plata y Córdoba

Dos mujeres fueron asesinadas este miércoles en dos violentos episodios que conmocionaron a la ciudades de Córdoba y La Plata.

En la localidad bonaerense de City Bell, una mujer de 38 años fue asesinada de un balazo y su hijo de 16 años resultó herido tras una discusión por el supuesto robo de una moto.

El hecho ocurrió este miércoles, a las 18.30, en las calles 29 y 449 de esa ciudad, en el límite con la localidad de Villa Elisa, cuando cuatro personas que circulaban en Chevrolet Celta color gris tomaron esa calle en busca de una moto que supuestamente les había sido robada.

En ese momento, los hombres se toparon a María Ángeles Lamella, que estaba junto a su hijo de 16 años en la calle, a quienes interpelaron por el presunto robo. Aunque el origen y el contenido de esa discusión aún está en investigación, según publicó el Diario Hoy, se cree que los hombres habrían increpado al menor por el robo. En medio del altercado, sin embargo, uno de los hombres le disparó a ambos, tras lo cual todos escaparon a toda velocidad del lugar.

La mujer cayó al suelo gravemente herida en el cuello y falleció ahí mismo a los pocos minutos, según precisaron fuentes policiales. El adolescente, en tanto, fue trasladado al hospital San Roque de Gonnet, donde se constató que tenía una herida de arma de fuego en una de sus piernas y se encuentra estable.

Maria Lamella fue asesinada tras una discusión en la localidad de City Bell
Maria Lamella fue asesinada tras una discusión en la localidad de City Bell

Un hombre identificado como Cristian Rodríguez y otro apodado como “Ruso” fueron detenidos por el hecho y quedaron a disposición de la UFI Nº 8 de La Plata, a cargo del fiscal Martín Almirón. Con este asesinato, según informó el diario El Día, ya son 33 los asesinatos en esa ciudad en lo que va del año, 12 de ellos durante la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus.

En la provincia de Córdoba, en tanto, una mujer de 31 años fue asesinada de un tiro en la cabeza el miércoles a la madrugada por dos motochorros que la asaltaron cuando iba caminando hacia una parada de colectivos.

La víctima, identificada como Silvia Apaza, salió de su casa ubicada en la calle Ballesteros al 5400 del barrio Congreso de la capital cordobesa y fue sorprendida por dos delincuentes a bordo de una moto que sin mediar palabra le dispararon directo a la cabeza para arrebatarle su bolso. De acuerdo al testimonio de un vecino que fue testigo del hecho, la mujer -que era madre de una nena de tres años y un bebé de uno- recibió el balazo “a quemarropa” a metros de la parada del colectivo de la línea 30.

El comisario mayor Gonzalo Cumplido, subdirector de Seguridad de la Provincia, aseguró que los delincuentes dispararon directamente y a su sien izquierda. La causa por “homicidio en ocasión de robo” quedó en manos del fiscal Tomás Casas, a cargo de la Fiscalía Nº2, pero aún no hay detenidos por el hecho.

Silvia Apaza tenía 31 años y era madre de dos hijos de 1 y 3 años
Silvia Apaza tenía 31 años y era madre de dos hijos de 1 y 3 años

Este miércoles por la noche, en tanto, vecinos del barrio Congreso y amigos y familiares de la víctima, que al momento del crimen se dirigía a su trabajo en el área de limpieza del Instituto Modelo de Cardiología, realizaron una marcha para pedir Justicia y reclamaron a las autoridades mayor presencia policial en la zona. “Los ‘motochorros’ son más letales que el Covid-19”, decía uno de los carteles en relación a la pandemia y a las cinco muertes que se registraron en la provincia en lo que va del año en manos de delincuentes en moto.

Ricardo Calisaya, esposo de la víctima, encabezó la manifestación. “No sé si le han querido sacar la cartera", sostuvo. "Matan por nada”. El hombre contó que su esposa había salido de su casa para ir en colectivo hasta su trabajo como hizo toda la semana, porque el auto Renault Clio que se había comprado hacía apenas dos meses estaba descompuesto y lo habían llevado a arreglar. También contó que hace un año le habían querido robar en la misma cuadra y que ella “no se resistía”.

“No queda otra que seguir para adelante porque tengo dos bebés. Trato de no caer porque tengo que ser muy fuerte por mis hijos, tengo que luchar por ella”, manifestó el hombre y aseguró que los episodios de inseguridad son cada vez más habituales en la zona.

El 25 de mayo pasado, también dos motochorros asesinaron a la adolescente Loriana Tissera, de 14 años, para robarle el teléfono celular mientras jugaba con su hermano de 9 años en la puerta de la casa de su abuela en el barrio Villa Azalais de la ciudad de Córdoba. La joven advirtió que dos hombres a bordo de una moto azul se dirigían hacia ella y cuando intentó correr hacia la puerta de la casa recibió un disparo en la cabeza de uno de los delincuentes, que le sacaron el teléfono y huyeron. Por el hecho hubo cuatro detenidos, dos acusados del homicidio y los otros dos por encubrimiento.

SEGUÍ LEYENDO:

El antecedente del menor detenido por el crimen del gendarme: ya había baleado a otra víctima

Comenzó el juicio por el niño que apareció ahorcado en un puente de Tucumán: su madre pidió “verdad y justicia”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos