Fuga en una comisaría de Lomas de Zamora: cinco detenidos limaron la reja de una celda y escaparon

Ocurrió este domingo por la noche en la Comisaría N°4 de Llavallol. Redujeron a dos policías para huir: tres de ellos fueron recapturados en la zona durante la madrugada

La Seccional 4ta de Llavallol, en la calle Euskal Echea
La Seccional 4ta de Llavallol, en la calle Euskal Echea

Este domingo último por la noche, en plena cuarentena obligatoria por el coronavirus y en una atmósfera de motines en cárceles, ocho detenidos rompieron una reja, tomaron cautivas a dos policías y huyeron de una comisaría bonaerense del partido de Lomas de Zamora. Cinco de ellos aún continúan prófugos.

La fuga comenzó anoche cerca de las 21 horas cuando los detenidos alojados de la Seccional N°4 de Llavallol, ubicada en la calle Euskal Echea al 200, escaparon de la celda, cortaron la luz, golpearon a dos efectivas que estaban de guardia y huyeron a toda velocidad por la puerta principal de la dependencia, según adelantó Télam.

El episodio se gestó en uno de los dos calabozos que tiene la comisaría, donde había hasta ayer 12 hombres detenidos. Ocho de ellos, según se desprende de los primeros datos de la investigación, habrían estado planeando la fuga hace al menos una semana y esperaron hasta este domingo a la noche para llevarla a cabo, cuando sólo estaban dentro de la seccional el comisario, el subcomisario y dos policías abocadas al sector de las celdas.

Para garantizar la salida, los ocho integrantes del calabozo "A" primero limaron con paciencia la reja y rompieron una malla metálica que forma parte del ingreso a la misma. Al salir, un detenido de apellido Migueles, acusado de delitos graves y sospechado de planear la fuga, se dirigió hacia el tablero eléctrico de la comisaría y bajó las térmicas.

En medio del corte, el resto de los detenidos redujo a las dos policías que se dirigieron a inspeccionar el sector de celdas y las golpearon. Buscaban sus armas reglamentarias. Sin embargo, ellas no ingresan a ese sector armadas. Ante esa situación, los detenidos enfilaron hacia el sector principal de la comisaría y huyeron corriendo por la puerta principal. El comisario y el subcomisario, que habían subido a los techos tras el corte de luz, los vieron fugarse desde ahí.

En las horas siguientes, tres de los presos que escaparon fueron recapturados en el marco de un operativo cerrojo. Uno de ellos habría cometido dos robos entre la fuga y la nueva captura; uno en una estación de servicio de la zona y otro en un domicilio. En estos momentos, efectivos de otras comisarías se encuentran abocados a la búsqueda de los otros cinco hombres que protagonizaron la fuga.

Los tres serán indagados mañana por la UFI N°8 del Departamento Judicial Lomas de Zamora que investiga la fuga.

En la celda, en tanto, los investigadores hallaron restos de sierras y puntas de acero que los detenidos habrían utilizado para desgastar los barrotes y a tres de los cuatro presos alojados allí que no participaron de la fuga, maniatados. Tanto a ellos tres como al cuarto -que a pesar de no estar atado no se escapó- se les tomó declaración testimonial y muy probablemente sean separados de los otros detenidos en caso de ser recapturados. Por el momento no hay policías imputados.

Es la segunda fuga de una comisaría bonaerense en un mes. Seis presos se escaparon a fines de marzo de la Comisaría 5° en el barrio La Cañada de Quilmes. Limaron una reja de un conducto de ventilación y llegaron a la calle tras treparse a una terraza y saltar. Cuatro de ellos fueron recapturados poco después. La huida fue reportada por los propios policías de la seccional tras hacer un recuento de rutinas en las celdas.

Seguí leyendo:

Tras el violento motín, las autoridades confirmaron dos presos contagiados de coronavirus en el penal de Devoto

Avance clave en la investigación para esclarecer la muerte de un preso en el violento motín de Florencio Varela


MAS NOTICIAS